Los peinados para bodas de 2019 serán sencillos y casi minimalistas. ¿El objetivo? Ceder todo el protagonismo al vestido de novia y a otros elementos del otufit de la mujer protagonista del gran día, como los zapatos de novia o las joyas. De este modo, y al igual que en los últimos años, la tendencia viene marcada por los looks naturales y "relajados", con volúmenes poco exagerados, que harán que el día B te sientas cómoda y, sobre todo, tú misma.

Si todavía no te has decantado por ninguna de las múltiples opciones y quieres lucir un peinado a la moda∫, no te puedes perder las últimas tendencias nupciales de la mano de tres expertas del sector. Toma nota de todos estos consejos... ¡y triunfa en tu gran cita!

La clave está en la naturalidad

"Respecto a 2018, este año disminuye el volumen en el peinado para conseguir una estética todavía más natural", nos cuenta la gerente y estilista Silvia Candame. Por su parte, Estibaliz Souto, directora creativa del estudio con su mismo nombre, señala que, "dentro de esta línea natural se llevarán, por ejemplo, los peinados para pelo suelto con bellas ondas y los recogidos bajos que dejan unos informales mechones sueltos".

Respecto a los accesorios, y más allá de las coronas de flores, estarán más en boga que nunca los lazos, "así como los tocados florales con pedrería y las tiaras", afirma Tamar, make up artist y estilista de cabello de StylePrivé.

Estilo en función de tu corte de pelo

A pesar de que las novias con el pelo corto están más limitadas a la hora de elegir su peinado, "la clave es la textura del cabello", nos dice Estibaliz. En cuanto al corte, Silvia comenta que, "lo más trendy son las melenas informales a la altura del lóbulo de la oreja". Y Tamar añade que, en estos casos, "son habituales los flequillos ladeados que ofrecen un toque sexy, al tiempo que algunas novias los acompañan de un velo francés (de rejilla) que puede ser blanco o bien beige, rosa empolvado…".

El corte bob clásico, que llega un poco por debajo del mentón, "se adorna en el caso de las novias con coronas florales, una diadema fina o una tiara. Ha de ser un elemento que no adquiera mucho protagonismo visualmente, pues lo importante es que se luzcan las líneas del corte", nos explica Tamar.

Las posibilidades se multiplican en el caso de las melenas largas, siendo peinados estrellas las coletas, las cascadas de trenzas y los moños poco recogidos de efecto deshecho. Lo dicho, peinados naturales y frescos en todos los casos.

Recogidos (clásicos) que nunca fallan

Silvia opina que, "siguen marcando tendencia las coletas bajas y los moños estilo bailarina, así como los moños bajos realizados después de un ligero brushing con algún cabello suelto sobre el óvalo del rostro. Este fue sin duda el éxito de Meghan Markle el día de su boda". A lo que Estibaliz añade, "cualquier recogido que lleve trenza es una apuesta segura ahora y siempre".

El icónico y glamuroso moño italiano que lució Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes también va a ser bastante solicitado según Tamar. Quien también comenta que, "cada vez me encuentro más con propuestas muy creativas en las que la novia deja más su impronta personal. Por ejemplo, en tocados que adaptan joyas familiares o bien rescatan plumas o flores especiales para ellas".

Así son los semirecogidos de moda

Los semirecogidos serán informales y en ellos adquirirán protagonismo las ondas rotas o los bellos trenzados. De hecho, algunas de las propuestas incluso rozarán el aspecto de cabello suelto, por lo que interesará que las melenas se vean cuidadas y brillantes, con mucho movimiento. También se estilarán este año los desdenfadados semirecogidos laterales... ¡que quedarán perfectos con los vestidos de novia 2019 que apuesten por un escote asimétrico!

¿Y si voy a llevar velo?

Cualquier peinado puede llevarse con velo, desde una sencilla coleta hasta un medio recogido o un precioso moño. Sin embargo, y más allá del largo del velo y de cómo será (tejido, con ondas, etc.), es importante tener en cuenta dónde se pondrá. Por ello, Estibaliz recomienda a todas las novias que tengan en cuenta estos sencillos consejos: "si el velo se va a situar en la parte alta de la cabeza es mejor decantarse por recogidos bajos o bien por dejar la melena suelta para no crear volúmenes no deseados en la zona superior. Asimismo, si el velo se coloca en medio de la cabeza lo ideal es que el peinado quede por debajo de su enganche. Y si va a optar por llevar un tocado de novia, lo ideal es sujetarlo justo encima del mismo".

A la última y muy favorecida

Ten en cuenta que deberás elegir el peinado que más te favorezca y que mejor se adapte a tu estilo personal y al del enlace, así como al tipo de escote de tu vestido. "Por ello, si tienes el cuello largo te sentará especialmente bien dejar la melena larga suelta. ¿Tu cuello es corto? En este caso te favorecerán los recogidos medios o altos", nos comenta Silvia. A lo que Estibaliz agrega: "un traje de novia de cuello cerrado quedará perfecto en mujeres de cuello largo, mientras que un vestido de novia con escote en V o de forma abierta ayudará a alargar el cuello visualmente".

Por su parte, Tamar opina que, "a las novias con cuello largo les funcionan bien los peinados ladeados, mientras que, en caso de tener el cuello corto, los recogidos 2019 que más les favorecerán son los que quedan sobre la coronilla, despejando la nuca".

Piensa que, al igual que el vestido y el ramo de novia, serán claves para definir un outfit nupcial especial el maquillaje y el peinado. En este último caso, selecciona aquel con el que te sientas cómoda, que más te favorezca y que aguante sin problema de principio a fin de la celebración. Es decir, tanto de camino hasta el altar como a la hora de desmelenarte en la fiesta bailando las canciones para bodas más animadas.