Pareja LGTBIQ+ con barba y sin cortes después de afeitarse el día de la boda
Alex Diaz Films

Normalmente, los preparativos de un novio el día de la boda son más sencillos que los de una novia. Y es que, lejos de las largas sesiones de peluquería y maquillaje, su puesta a punto es mucho más rápida. Una puesta a punto que, en la mayoría de los casos, implica afeitarse. Pero, ¿qué pasa si los nervios te juegan una mala pasada y te cortas afeitándote el día de la boda? Estos prácticos tips te servirán de gran ayuda.

Consejos previos antes de afeitarse para prevenir cortes

Novioa afeitándose el día de la boda
El Hilo Rojo

En primer lugar, es importante tener en cuenta algo que parece obvio: aféitate antes de vestirte para no estropear ese elegante traje de novio que has elegido para pasar por el altar. Es preferible no arriesgarse y afeitarse justo después de tomar una ducha con agua caliente –cuando los poros están más dilatados o abiertos– o, incluso, la noche antes. Esta última opción es más que recomendable si tienes la piel sensible y tu boda se celebra en otoño o invierno, pues el frío de la mañana irrita la dermis y no estarás dando a la piel el tiempo necesario para regenerarse adecuadamente. Optar por afeitarte la noche anterior también tiene importantes beneficios, pues dispondrás de todo el tiempo del mundo y podrás hacerlo con calma y con total tranquilidad.

Evita riesgos innecesarios al afeitarte el día de la boda

Novio en la barbería el día de la boda
Coca y Carmona

El día de la boda debes ser previsor. Así que, a la hora de afeitarte, no dejes espacio para la improvisación. En una fecha tan señalada, no experimentes con nuevos productos o técnicas de afeitar. Y si has decidido cambiar, asegúrate con anterioridad que no haya ningún problema, como posibles alergias o irritaciones.

Medidas de seguridad durante el afeitado

Kit afeitado boda
Pamela Rivas

Para evitar cortes durante el afeitado, tanto la cara como la maquinilla deben humedecerse previamente con agua caliente. Asimismo, deberás utilizar un jabón o espuma especial para no dañar la piel. ¿Sabías que, si los aplicas con la tradicional brocha, estás al mismo tiempo exfoliando la piel y que, al eliminar las células muertas, el afeitado será más preciso? Si te has decantado por una maquinilla o una navaja de afeitar, rasura en primer lugar hacia arriba, luego hacia abajo y, por último, a los lados. Hazlo despacio, sin prisa, con suavidad y tranquilidad. Al acabar, lávate la cara con agua fría para cerrar los poros y sécate con suaves toques con una toalla.

En el caso de las maquinillas eléctricas, el afeitado se hace en seco y es clave no presionarlas fuerte contra la piel del rostro y el cuello. En cualquier caso, es muy importante aplicar una crema o bálsamo al acabar, lo que proporcionará un toque de frescura y dejará la piel mucho más suave. Y para evitar posibles irritaciones, deja correr agua caliente, pues el vapor abre los poros.

Elijas el método que elijas, no te olvides de este consejo muy útil: estira bien la piel de la cara antes de cada pasada con una mano. De esta manera... ¡te resultará mucho más sencillo afeitarte!

¿Y si a pesar de todo te cortas afeitándote?

Barbero afeitando al novio el día de la boda
La Barbería de Gorbano

Aunque hayas tomado muchas precauciones, puede ocurrir que, finalmente, te cortes al afeitarte. Llegado el caso, actúa rápidamente y mantén la calma. Tiene fácil remedio, como te contamos detalladamente a continuación.

  • Lava el área del corte con abundante agua fría. Esto ayuda a cerrar los poros y a detener el sangrado. Pero, si a pesar de todo este continúa, aplica una suave presión sobre la herida con una toalla o un paño limpio. Uno o varios cubitos de hielo también resultarán especialmente efectivos. Y no solo para detener el sangrado del corte del afeitado, sino también para evitar la posterior hinchazón de la zona.
  • Seca la zona con cuidado. Al eliminar la humedad de la zona, ayudarás a que la sangre coagule con mayor facilidad.
  • Aplica un producto facial graso. Una vez que la herida del corte de afeitado haya dejado de sangrar, es importante aplicar sobre la zona un producto graso, como pueden ser un bálsamo de labios o un aceite facial. Esto ayudará a que la costra que aparezca sea lo menos visible posible. Déjalo secar hasta que vaya desapareciendo (unos 30 minutos, aproximadamente). ¿Más opciones? Un gel de aloe vera también será una excelente elección, al igual que los lápices stick, específicos para este fin. Sin olvidarse de la piedra de alumbre, un compuesto muy frecuente en los desodorantes naturales. Cualquiera de estos productos es perfecto para curar pequeños cortes causados al afeitarse.
  • Un corrector puede hacer milagros. Si después de todo el proceso aún se ven restos del corte, no lo dudes y aplícate un poco de corrector para imperfecciones, difuminándolo suavemente con el dedo. ¡Lo disimulará a la perfección!

Novio en el sillón del barbero el día de la boda
La Llum Fotógrafos

Como ves, si te cortas afeitándote el día de la boda podrás ponerle fácil remedio. Eso sí: asegúrate de tener todo lo que necesitas para que el afeitado resulta más seguro y placentero –un completo kit de afeitado boda– y, llegado el caso, para solucionar un pequeño corte. Y no te olvides de crear un ambiente relajado ni de dejar los nervios a raya para que el proceso del afeitado vaya como la seda. ¡Nada puede enturbiar vuestra mágica celebración!