Si te vas a casar el próximo año, seguro que llevas meses mirando vestidos de novia y otros complementos básicos para acertar en tu look nupcial, como los ramos de novia originales con los que sorprender a tus invitados, los zapatos de novia y, por supuesto, los peinados para bodas. Una buena combinación entre los cuatro será la clave para que el día del enlace aparezcas radiante y espectacular, respetando siempre tu propio estilo. 

Un aire clásico y romántico

Entre los peinados para bodas 2017 hay una opción que, por muchos años que pasen, nunca deja de estar de moda: los recogidos bajos. Las razones de este éxito se basan sobre todo en que combinan con todos los estilos de novia, de vestidos y de bodas. Son perfectos para conseguir un aire clásico y romántico, pero también logran variantes modernas, desenfadadas, juveniles o bohemias. ¡Todo depende del recogido que elijas! Lo que queda claro es que la versatilidad es su fuerte.

Tu personalidad, lo primero

Si estás pensando en hacerte un recogido bajo para tu boda, empieza decidiendo qué estilo deseas conseguir. No es lo mismo decantarse por un recogido con trenzas que por un moño de bailarina –ideal para caras anchas–, un recogido desestructurado o un recogido lateral. Y no solo hay que tener en cuenta cual resulta más favorecedor según la forma de tu rostro (ahí tu peluquero es tu gran consejero). La clave está en elegir un recogido que encaje con tu personalidad y que armonice al máximo con el diseño del vestido elegido. Y es que, aunque los recogidos bajos se adaptan a todo tipo de trajes, con los vestidos de novia de espalda escotada lucirán en todo su esplendor, aunque también quedan perfectos con otros diseños menos impactantes, como los vestidos de novia cortos.

Mechones entrelazados y definidos

Para enlaces clásicos los recogidos más adecuados serán aquellos en los que todo el pelo queda perfectamente sujeto, con los mechones definidos y entrelazados. Al ser más sobrios y formales son uno de los mejores peinados para lucir durante la ceremonia con el velo puesto, y también para acompañarlos con algún tocado, preferiblemente en la parte superior del recogido.

Recogidos updo

Las que prefiráis bodas minimalistas y elijáis vestidos de novia sencillos tenéis vuestra gran apuesta en los recogidos "updo" –en los que el cabello se enrolla sobre sí mismo a la altura de la nuca–, perfectos para lucir con una tiara o una pequeña diadema floral. En cambio, si estás pensando en una ceremonia al aire libre, de estilo campestre o boho chic, decántate por un recogido más informal que juegue con mechones más pequeños y deje las puntas sueltas, a modo de efecto despeinado. Una flor o un pequeño broche serán los complementos perfectos.

Moños bajos

Los moños bajos, centrados o laterales resultarán muy románticos en todo tipo de enlaces, mientras que los recogidos con trenzas son ideales tanto en bodas muy formales como en las más desenfadadas. Lo que está claro es que largas, cortas, anchas o estrechas, las trenzas para bodas marcan tendencia la nueva temporada y ocupan un lugar destacado en los recogidos 2017.

Glamurosos, sofisticados, sencillos, elaborados, elegantes, desenfadados... Existe un tipo de recogido bajo para cada novia. ¡También para ti! Para ayudarte a decidir hemos preparado una selección con 50 opciones muy inspiradoras. ¡Seguro que encuentras el que buscas para tu boda! Y si no te decides por ninguno, no desesperes. Quizá tu peinado ideal está en nuestra recopilación de moños altos o en cualquiera de las propuestas de recogidos con flequillo

¿Buscas más ideas inspiradoras para tu boda? No dejes de ver los trajes de novio para tu pareja o los zapatos de novia cómodos para ti. ¡Vuestro look nupcial será perfecto!