Capturando Instantes Fotografía

De entre todas vuestras ideas originales para bodas, una de las más importantes tiene que ver con la selección de platos que integrarán el menú del banquete. Haced un hueco entre los preparativos –como elegir los detalles de boda– y aprovechad las charlas con los invitados cuando os confirmen su asistencia tras enviarles las invitaciones de boda para investigar sobre sus gustos y particularidades. Con esa información y la que os detallamos a continuación, vuestro banquete será excepcional.

Productos y platos de temporada

Si para el menú elegís productos estacionales, os aseguráis que estén frescos y que su precio sea más reducido que si optáis por alimentos de fuera de temporada. Siempre que podáis, incorporadlos al menú en las mayores proporciones posibles. Además, tened en cuenta el clima predominante para la fecha prevista del día B: está claro que la sopa caliente no casa bien con los 30º, ni los helados con los abrigos de fiesta.

Recetas tradicionales e innovadoras

La sabiduría reside en conjugar a la perfección las dos corrientes y mantenerse en un saludable y prudente punto medio. Podéis homenajear vuestras tierras de origen, el lugar de residencia o, incluso, al del enlace si os casáis en otro lugar. Se trata de adaptar las recetas clásicas a las nuevas técnicas de cocina, pero sin desvirtuarlas del todo.

Can Puig

¡Probadlo todo!

No comáis por los ojos, para eso está la boca. Haced una prueba del menú para escoger las opciones más apetitosas, no las más bonitas. Ya se sabe que la gastronomía es un arte, y cada vez dan más ganas de fotografiar los platos. Pero lo más importante es que se deleiten las papilas gustativas, no las pupilas oculares. Lo bueno es que ese día no tendréis que arreglaros con el vestido de novia de corte sirena, bien apretado en la cintura, ni con la camisa blanca del traje... Así que... ¡a degustar!

Sabores variados y ligeros

En lugar de componer el menú con toques de chile picante o lima ácida, optad por sabores equilibrados que no creen disparidad de opiniones. Además, la idea es que después del banquete los invitados sigan estando listos para bailar y pasárselo bien, por lo que sus digestiones deben ser ligeras. Si queréis incorporar opciones más controvertidas, aprovechad el aperitivo previo al banquete –mientras os hacéis la sesión de fotos con vuestras ideas de decoración para bodas de fondo–. Así quien quiera las podrá probar libremente, pero no formarán parte del menú principal.

Pazo de Andeade

Menú popular

Como avanzábamos, los invitados deben informaros de sus gustos y de sus particularidades dietéticas para tenerlas en cuenta. Esto último es lo más importante, ya que conocer sus intolerancias alimentarias –a la lactosa o al gluten, por ejemplo–, sus alergias –a los frutos secos, a los crustáceos, a ciertos tipos de fruta…– y sus enfermedades –como la diabetes– os resultará de gran ayuda a la hora de dar forma al menú de vuestro gran día y también a los ingredientes que integrarán las ideas para candy bar–.

Así que aprovechad y hablad con ellos cuando os cuenten cuáles son sus tiendas de vestidos de fiesta favoritas o de qué color han elegido los zapatos. Además de posibilitar menús sabrosos para todos, la información que os den os servirá para que la mayoría de vuestros familiares y amigos queden satisfechos con los platos degustados.

Vuestros invitados saldrán más que sonrientes en las fotos del enlace: luciendo peinados para bodas muy favorecedores, exhibiendo sus mejores alhajas, enfundados en los trajes de chaqueta más finos y en los vestidos de fiesta más elegantes. Pero la causa de su sonrisa será el recuerdo en el estómago de un banquete delicioso. ¡Y de asistir al sello de vuestro amor, por supuesto!