Click and Pum
Click and Pum

Mirad bien la fecha de las invitaciones de boda. ¿Vuestro día B está al caer, inmerso en pleno otoño? Seguro que habéis elegido un traje de novio bien abrigado y un vestido de novia de manga larga o bien algún chal, bolero o abrigo para no pasar nada de frío en un día tan especial. Pero, ¿habéis tenido en cuenta todas las particularidades que ofrece la estación? Pues atentos, que no son pocas.

Época de apogeo y cambio

No está de más que, de primeras, tengáis en cuenta que otoño es sinónimo de auge y de evolución. La raíz latina de la palabra autumnus es augeo, que significa plenitud del año; y la raíz etrusca es autu, que quiere decir cambio. Por tanto, no es casualidad. Estáis dando un paso adelante y cambiando vuestra vida en la etapa más plena del calendario. ¡Enhorabuena!

Supertocadas
Supertocadas

Las temperaturas bajan

El viento tibio va refrescando el calor del verano y las telas de los trajes de fiesta se robustecen. No es época de abrigo, pero sí de chales de fiesta, sobre todo si la boda se celebra por la tarde-noche. Haced previsión del clima en función también del lugar donde tenéis previsto casaros y estad atentos a la meteorología antes de elegir atuendo, porque en las temporadas intermedias es fácil que haya días de frío o calor y que estos se sucedan sin más. Y como con mucha anticipación es difícil predecir el día que va a hacer, una buen recurso puede ser consultar la climatología del año anterior en la misma fecha. ¿Llovió? ¿Hizo un calor de infarto? Obviamente no será un dato exacto, pero sí bastante aproximado.

Elección de entornos

Tomando como referencia la temperatura estimada, elegid el lugar de celebración y dividid en exterior e interior los espacios donde acondicionéis el banquete, la fiesta y las diferentes actividades, como la barra libre, las ideas para photocall o la zona chill out si la tenéis. Pero procurad siempre que haya un plan B por si el clima se tuerce, ya que la climatología en esta época del año es bastante variable. Así que, si tenéis pensado casaros al aire libre, no estará de más que acondicionéis espacios con carpas y pérgolas.

Wedding Plan
Wedding Plan

Productos de temporada

Para un menú respetuoso con el entorno, de producción eco y máxima calidad, elegid alimentos de temporada. Otoño es época de castañas, de calabazas, de boniatos, de mandarinas, de membrillo, de uvas, de setas… Hablad con los encargados del banquete nupcial para que en la prueba previa os incluyan varias opciones que los integren y elegid las que más os gusten.

Detalles decorativos

Las flores propias de estos meses os serán de gran ayuda a la hora de vestir el escenario de vuestro "sí, quiero" o del espacio de celebración. Lo mismo pasará con las calabazas. Colocadlas delimitando el camino hacia el altar, elegidlas de diferentes tamaños y colores y, tras vaciarlas, colocad velas en su interior, utilizadlas para decorar el rincón que albergue las ideas para el candy bar... Y recordad que también podéis aprovechar las tonalidades que la naturaleza nos brinda estos meses para ambientar el enlace: marrones, naranjas, rojos, ocres... Tenedlas en cuenta para todas las decisiones de estilo que toméis.

Martina Cakes
Martina Cakes

Marco ideal para fotografías

¿Os hacéis una idea de lo bonitas que quedarán las fotos de la sesión de recién casados con un terreno repleto de hojas caídas y amarillentas? Intentad buscar un lugar que ofrezca ese entorno casi mágico. Si no hay suerte, no desfallezcáis: la luz de esta estación es perfecta para potenciar vuestras innatas virtudes físicas. Hablad con el fotógrafo para aprovechar las mejores horas de luz. ¡En el crepúsculo del día quedaréis estupendos!

Con todos estos detalles podréis hacer un enlace de temática otoñal sin casi pretenderlo, articulando las ideas originales para bodas entorno a la magia de la estación. Por ejemplo, regalando detalles de boda a los invitados relacionados con lo natural: follaje, productos de temporada… Será un enlace fantástico.