Aunque todo el mundo sabe que el verde es el color de la esperanza, lo cierto es que mucho más, pues también es relajante, primaveral y alegre. Todo ello lo hace perfecto para vestir las ideas originales para bodas que tengáis en mente para vuestro "sí, quiero". Y es que en sus distintas tonalidades, el verde encajará en enlaces de cualquier estilo, siempre aplicándolo con criterio y equilibrio. Así, resultará una excelente elección en el diseño de vuestras invitaciones de boda –y en el resto de la papelería nupcial–, en cualquier pequeño detalle de vuestro vestido y traje de novio, a la hora de vestir el espacio de celebración o como parte del banquete. ¿Queréis saber más sobre el color que conquistará vuestros corazones?

¡Papelería nupcial romántica y colorida!

La papelería nupcial es un elemento imprescindible de cualquier boda, empezando por la invitación. La tarjeta que vuestros seres queridos recibirán meses antes del "sí, quiero" será una forma de mostrarles vuestro cariño y un pequeño adelanto de todo lo que les espera. Por tanto, si queréis que el verde adquiera un protagonismo especial en vuestro día B, no dudéis en vestir esas preciosas invitaciones de boda vintage de este color. Una vez tengáis claro el diseño de las invitaciones, utilizadlo también en el resto de la papelería: el programa de boda, las minutas, el seating plan...

Un toque de color al look nupcial

¿Qué os parece la idea de añadir un toque de color a vuestro outfit nupcial? La mujer protagonista del gran día lo conseguirá con un precioso ramo de novia natural, pero también recurriendo a esta tonalidad en los pendientes, los zapatos de novia de color o al tocado que sujete su moño alto, por ejemplo. Asimismo, y frente al clásico total white, puede decantarse por un lazo o cinturón verde para complementar su precioso vestido de novia de corte sirena, de corte princesa o recto. ¿O te apetece más apostar por un velo de esta tonalidad? En cualquier caso, la idea de agregar un toque de verde al outfit aportará personalidad y un toque único al resultado final. ¡Una novia de ensueño!

Por su parte, el novio puede decantarse por la última tendencia en moda nupcial masculina: un bonito traje de novio original. Aunque también puede optar por este color en los accesorios que complementen su look, como en la corbata o pajarita, en el pañuelo, en el chaleco o, incluso, en sus bonitos gemelos. 

Y, ¿por qué no? Aprovechad que queréis convertir el verde en el color protagonista del enlace para que las damas de honor, los best man y los pajecitos luzcan un detalle del color en sus vestidos y trajes de fiesta. Además... ¡estáis de suerte! El verde es un color que sienta bien a todo el mundo y que combina con un amplio abanico de colores. Por ello, vuestros familiares y amigos no tendrán problema en utilizarlo en su look. Al contrario, ¡estarán encantados de hacerlo!

Un cóctel de bienvenida cítrico, refrescante y natural

Seguro que estáis deseando cuidar a vuestros invitados con un sinfín de detalles. ¿Y qué os parece la idea de empezar con un cóctel de bienvenida refrescante y sabroso? Ideal, sobre todo en enlaces celebrados al aire libre y en los meses más cálidos del año, recibir a los invitados con un mojito sin alcohol, un cóctel de lima o una bebida refrescante de manzana aportará ese toque verde que deseáis y les encantará.

Verde en cada detalle de la decoración

El verde dará un juego increíble a las ideas de decoración para bodas que envolverán vuestro mágico telón y, combinado con toques blancos, llenará de romanticismo, brillo y originalidad el escenario nupcial. Y aunque se le suele relacionar con los enlaces de estilo rústico, campestre o de esencia tropical, lo cierto es que aportará color y brillo a cualquier "sí, quiero".

Aprovechad el sinfín de hojas naturales que encontraréis de un verde precioso para decorar detalles de la ceremonia, como las sillas, el pasillo hacia el altar o, incluso, este. También les podréis sacar partido a través de la decoración colgante, creando tiras de hojas y flores que vestirán el escenario de forma impecable. En cuanto al banquete, apostad por centros de mesa confeccionados con hojas, flores verdes o frutas de este color. Por supuesto, tanto la mantelería, como la vajilla o la cristalería podrán ser verdes. Eso sí, no os excedáis con el uso del color. Es decir, intentad escoger un único elemento con el que vestir vuestras mesas de verde y cread un equilibrio cromático combinando esta tonalidad con tonos empolvados, dorados, plateados o blancos.

Sabor y dulzura acompañados de color

No podía faltar: el menú nupcial y la tarta –o bien las ideas para candy bar que tengáis en mente– también podrán contener algo de verde. Sacad partido a las frutas y verduras de ese color, así como a otras exquisiteces, como el sushi de aguacate o la tarta de té matcha. Además de deliciosa, su color verde empolvado conquistará tanto el paladar como los ojos de todos los invitados. No obstante, si preferís un sabor más convencional, aprovechaos de la versatilidad del fondant, pues puede adquirir un sinfín de colores gracias al colorante alimenticio. ¡El resultado siempre será un 10! Tanto en aspecto como en sabor. 

¿Todavía dudáis de que el verde sea el adecuado para vuestro día B? Su belleza, naturalidad y versatilidad lo convierten en uno de los favoritos de la mayoría de parejas, quienes incluso lo utilizan a la hora de complementar su clásico vestido de novia y traje. ¡Hasta los invitados se animarán a lucir preciosos vestidos de fiesta en este color! Sin duda es una apuesta segura hacia el éxito, sobre todo si tenéis una idea clara de qué tonalidades de verde deseáis y con qué otros colores queréis combinarlo. Recordad: los nude, el blanco, el dorado, el plateado y otros tonos naturales, como el amarillo, serán aliados perfectos.