Con Pico Fino - Showcooking

Del mismo modo que las invitaciones de boda serán un básico a la hora de pedir la asistencia de vuestros seres queridos al "sí, quiero" o que te resultará imprescindible la elección de unos zapatos de novia cómodos, las distintas ideas de decoración jugarán un papel muy importante a la hora de vestir las mesas de vuestro banquete. Horas previas al baile nupcial –momento en el que, por primera vez como marido y mujer, bailaréis al son de las mejores canciones para bodas– las mesas del banquete se convertirán en las grandes protagonistas, pues en ellas permaneceréis durante la comida o la cena, así como en el momento del corte de la tarta y en la sobremesa.

Por tal motivo, deberéis pensar en cuidar al máximo su imagen, pues de ello dependerá –en gran medida– la impresión que los invitados se puedan llevar del enlace. Para no fallar deberéis empezar por el principio: conociendo qué elementos resultarán imprescindibles para vestir vuestras mesas. Con los diez básicos que os mostramos a continuación tendréis el éxito asegurado. ¡Tomad nota!

1. Mantelería

Decoración Chill Out

La mantelería, la vajilla, la cristalería y la cubertería son básicos imprescindibles en cualquier mesa. Precisamente por ello, la decoración en estos indispensables deberá brillar por sí misma.

La mantelería será la base sobre la que construiréis el resto de la decoración de vuestras magníficas mesas, por lo que tendréis que tener especial cuidado en elegir algo acertado, adaptado por completo a vuestros gustos y en sintonía plena con los colores y el estilo de vuestra boda. El clásico mantel blanco siempre será un acierto, pues la base neutra permite jugar por completo y de forma más sencilla con el resto de elementos. No obstante, la tendencia actual está marcada por mantelerías de color. Nude, tonalidades piedra, azul scuba o dusk o verde menta, por ejemplo, se han convertido en los colores predilectos en las mesas nupciales de cualquier boda, destacando especialmente en las shabbyvintage o románticas.

Por otro lado, los manteles estampados, con fondos blancos y motivos florales a color, se han convertido en el último grito y resultan ideales tanto para los novios más clásicos como para los más atrevidos. Mientras que los individuales, de esparto o mimbre, principalmente en tonalidades marrones, son en la actualidad el perfecto aliado en bodas de estilo rural.

2. Vajilla

Finca Miralcampo

La vajilla es otro imprescindible en cualquier mesa, por lo que su decoración deberá encajar a la perfección con el resto de los elementos que la integran.

Aunque la clásica vajilla de porcelana blanca nunca pasará de moda, un juego de delicados colores y dibujos se ha impuesto en la actualidad. De hecho, este aspecto más atrevido y lleno de vida encaja a la perfección con una mantelería en blanco puro, tonalidades crudas o nude. Aunque el estilo shabby es el que más se caracteriza por el uso en su decoración de una porcelana trabajada, lo cierto es que este tipo de vajilla encajará sin problema en cualquier estilo de boda. Como también lo harán esas ideas divertidas para bodas que esperáis gusten a todos los asistentes.

3. Cristalería

Galeventos

Aunque las clásicas copas de cristal transparente son sinónimo de elegancia y buen gusto, hoy en día la moda dicta copas con mucho color y relieve. El lila, el verde, el azul, el rosa o, incluso, el amarillo se han coronado como las tonalidades favoritas de muchos novios, sobre todo en bodas de estilo shabby. Los vasos de tonalidades vivas y originales formas y relieves también tienen cada vez más presencia en banquetes nupciales, especialmente en ceremonias de estilo más desenfadado, como las rústicas.

4. Meseros

The Big Day

Los meseros cumplen con una función muy útil en los momentos previos al banquete, pues son los encargados de indicar a los invitados en qué mesa deben sentarse, convirtiéndose en un elemento sencillo pero práctico.

Aunque lo tradicional no pasa de moda y los números siguen siendo la forma más sencilla de ordenarlas, en la actualidad la mejor apuesta para unas mesas de banquete completamente únicas recae en nombrarlas de forma original. Utilizad los nombres de vuestros lugares favoritos, aquellos que habéis visitado o soñáis con visitar, vuestros libros o canciones preferidos, las películas o series que os recuerdan a vosotros y a vuestra historia... Todas estas opciones, entre muchas otras, os servirán para conformar unas mesas muy personales.

5. Centros de mesa

El centro de mesa es, por excelencia, el principal elemento decorativo de las mesas nupciales, por lo que debéis prestar especial atención a su elección.

Si anteriormente el centro de flores era la opción más demandada por los novios, en la actualidad objetos de todo tipo pueden dar forma a unos centros de mesa absolutamente únicos: botellas de cristal, tarritos con encaje, plantas... Si soñáis con una boda llena de romanticismo o sois unos novios muy shabby o vintage, las velas, las flores –que pueden ir a juego con tu ramo de novia silvestre– y objetos de metal envejecido o en tonalidades nude serán vuestros mejores aliados. El cristal y las formas geométricas en jarrones u otros elementos decorativos, así como los colores vivos, serán indispensables para conseguir un resultado de plena actualidad y un acierto 100% seguro.

6. Servilleteros

El Botijo

Aunque pueden pasar desapercibidos, los servilleteros son detalles que, cuidados, darán un toque de elegancia única a vuestras mesas nupciales. Personalizados con el nombre de vuestros invitados, elaborados por vosotros mismos, adaptados a vuestro estilo nupcial con tul y pequeñas flores para bodas románticas, o con cuerda, paniculata y tonalidades nude para bodas más rústicas, conseguiréis que el resultado de vuestras mesas sea impecable. Al igual que lo estará el novio, esperándote radiante junto al altar enfundado en un magnífico traje de novio original.

7. Minutas

El Xaloc

Las minutas de la boda ilustran el menú. Por ello, deberéis cuidar con mimo su aspecto, pues se convertirán en el foco de todas las miradas cuando vuestros invitados quieran conocer los platos que se servirán durante el banquete.

En este caso, las minutas podrán presentarse como deseéis, aunque siempre teniendo en cuenta ciertos detalles del color, el papel, la forma o la tipografía, pues deberán encajar con el resto de la papelería del enlace, así como con el color de vuestras ideas de decoración para bodas. Si pensáis en ello, conseguiréis unas minutas de boda impecables y absolutamente personales.

8. Nombre de los invitados

Llamazaresfoto

Si queréis asignar un asiento a cada invitado será indispensable que dejéis su nombre en cada sitio, lo que les indicará donde deben sentarse. En la actualidad estos cartelitos han sucumbido a la importancia de la decoración, por lo que cada vez son más detallados. Lo ideal es que pongáis los nombres de vuestros familiares y amigos de forma que quede natural, pero elegante. Cartelitos en los vasos enganchados con pequeñas y divertidas pincitas; sobre el plato, plasmados en un papel elaborado a mano; incluyendo a su lado un mensaje o dedicatoria especial… Lo importante es que pongáis todo el cariño en la elaboración de estos detalles, como también lo habéis hecho en las invitaciones de boda caseras.

9. Detalles para los invitados

Vuestros invitados son personas muy importantes en vuestras vidas, por lo que se merecen el mejor trato y todos los mimos posibles durante la boda. Además, agradecerán y tendrán en cuenta cada detalle que les dediquéis. Una bonita forma de darles la bienvenida al banquete, así como las gracias por su asistencia, es dejándoles un detallito individual y personalizado en sus asientos. Sin duda, estos pequeños gestos marcarán la diferencia en vuestro gran día, y los invitados se irán con el mejor sabor de boca.

10. Juegos de mesa

Si queréis que vuestros invitados lo pasen en grande a todas horas, interactuad con ellos durante el banquete, dejando las instrucciones de diferentes juegos en sus mesas. La idea consiste en que, durante la comida, vayáis animándoles y preparándoles para la fiesta final. Otra opción es la de colocar cámaras instantáneas en cada mesa, convirtiendo la hora del banquete en una excusa más para divertiros mientras os hacéis fotografías inolvidables. Por supuesto, tampoco deberéis olvidaros de los niños, así que dejadles colores, cuadernos o juguetes con los que puedan entretenerse durante las horas del banquete y la fiesta.

Sin lugar a dudas... ¡Lo pasaréis en grande! Y es que cuidar cada pequeño detalle del enlace os permitirá triunfar tanto como esperáis en vuestro gran día. Del mismo modo que habéis puesto todo vuestro cariño y esmero en la elección del perfecto vestido de novia, que resalta a la perfección tus curvas, y en un traje de novio acorde con el estilo del enlace, deberéis hacerlo con el resto de elementos que darán forma a uno de los mejores días que podáis imaginar: el de vuestra boda.