AF Moments
AF Moments

A la hora de elegir el color del vestido de novia no hay muchas opciones, pese a que las nuevas tendencias nupciales se animan a introducirlo en pinceladas suaves en la mayoría de los casos –con tonalidades champagne, rosa empolvado o marfil, por ejemplo– o más intensas con looks incluso en total black. Lo mismo ocurre con el traje de novio aunque, más allá del azul, el gris o el negro, algunos decidan romper lo establecido con gamas más llamativas. ¿Tenéis claros los colores que queréis para la decoración de vuestra boda? ¿Qué os parece la idea de apostar por las tonalidades propias de la estación, como ocres, rojos anaranjados, marrones, dorados o verdes? Seguro que cualquiera de estos tonos cálidos quedará la mar de bien entre las muchas ideas originales para boda que habéis planeado con tanto mimo. Tomad buena nota porque... ¡son infalibles!

Ocres, mostazas y amarillos tostados

Yanioma Catering
Yanioma Catering

Si por algo se define el otoño es por la caída de las hojas caducas y por el cambio de color del follaje, que pasa de un verde encendido a un tono ocre, es decir, a un mostaza o amarillo tostado. Por eso, si habéis entregado invitaciones de boda caseras para un enlace inspirado en la naturaleza o de estilo boho chic, o bien sois de esas parejas que han incorporado ideas divertidas para bodas de carácter eco-friendly –con el uso de bicicletas como medio de transporte o el empleo de papel reciclado en toda la papelería nupcial–, sin duda este debería ser vuestro color base.

Aplicaciones

Mantelería & Menaje
Mantelería & Menaje

Podéis utilizar este color en vuestras invitaciones de boda 2019, así como en la decoración que acompañe a esas deliciosas ideas para el candy bar o al seating plan. También podéis añadirlo de forma natural en los centros de mesa del banquete, en las mantelerías o, incluso, en vuestra tarta de boda. ¡Marcad la diferencia en vuestra gran cita nupcial!

Naranjas, rojizos y marsalas

Alba Escrivà
Alba Escrivà

Si hay un color típicamente otoñal es el naranja. El naranja y muchos de los colores cercanos en el círculo cromático, como es el caso del rojo anaranjado, del dorado o, incluso, del marsala. Unas tonalidades que, por sí solas, recrearán a la perfección la esencia de estos meses del año. Unos tonos más o menos intensos en función del elegido, que llenarán de vida el día B y que armonizarán sin problema tanto con blancos y grises como con verdes, marrones, ocres...

Aplicaciones

Mireia Guilella
Mireia Guilella

El naranja es un color presente en la naturaleza, por lo que no tendréis ningún problema a la hora de aplicarlo en cualquiera de los escenarios del "sí, quiero". Composiciones florales, elementos suspendidos, caminos de mesa, cintas en el coche de boda, lazos en las sillas... ¿Qué tal incluirlo incluso en el banquete nupcial? Cremas de calabaza, recetas con zanahorias, zumos de naranja... ¡Las posibilidades son prácticamente infinitas!

Marrones y dorados

Jial & Co. Photography
Jial & Co. Photography

Dorados y marrones no pueden faltar en un enlace 100% otoñal. Perfectos también en bodas de esencia vintage, son dos tonos elegantes y muy ligados a la naturaleza. Así, los encontraréis indistintamente en las cortezas de los árboles –ideales como porta alianzas o como un elemento más del centro de mesa–, en las hojas de los árboles –pueden ser un excelente recurso para crear la ambientación necesaria en esas ideas para el photocall, por ejemplo– y en la madera –el material que dará forma a las mesas del banquete o a los diferentes muebles con los que vestiréis los espacios nupciales–. Además, ambos colores son muy versátiles y encajan a la perfección con otras tonalidades.

Aplicaciones

TenClick
TenClick

Guirnadas, banderines, lámparas, candelabros, mantelerías, cubiertos, platos, copas... Los elementos marrones y dorados pueden ser una constante en vuestro gran día. También pueden ser dos colores mayoritarios a la hora de vestir las sillas de la ceremonia o la celebración, en el packaging de esos magníficos regalos para invitados de boda y a la de decorar la tarta nupcial, entre muchos supuestos.

Verde bosque, eucalipto y oliva

Héctor Cardeñosa
Héctor Cardeñosa

El verdor propio de los meses de otoño es de lo más variado. Así, podéis ambientar vuestras ideas de decoración para bodas recurriendo tanto al verde bosque como al eucalipto y el oliva. Una elección que, en buena medida dependerá de vuestros gustos personales, pero también de dónde tengáis previsto celebrar el enlace: si en un interior o bien en el exterior, ya sea un jardín, un campo, un bosque... Diferentes tonalidades que, en cualquier caso, armonizarán a la perfección con blanco, naranja, rojo, marrón o dorado, por ejemplo.

Aplicaciones

Misty Forest Weddings
Misty Forest Weddings

Las distintas tonalidades de verde os darán mucho juego a la hora de vestir los diferentes escenarios. Empezando por las flores del ramo de novia silvestre y continuando por los variados arreglos florales con los que decorar cualquier pequeño rincón, ya sea el camino hacia el altar, el de bienvenida al banquete o el del libro de firmas, por ejemplo. Sin olvidarse de muchas otras opciones, como el seating plan, la vajilla o la mantelería. ¡El verde puede incluso llenar de intensidad el traje de novio original!

Fotoclip
Fotoclip

Está claro que cualquiera de los colores propios de los meses de otoño serán una magnífica elección a la hora de decorar vuestro día B. Pero también los podréis utilizar en diferentes elementos nupciales, que pueden ir desde las invitaciones de boda que enviaréis a todos vuestros familiares y amigos hasta los adornos del peinado de novia. ¡Sucumbid a los encantos de estas tonalidades!