Luna & Luna

Algunas de las personas a las que enviasteis las invitaciones de boda se convertirán en las más importantes durante la celebración de vuestro esperado día. Y, por ello, no está de más que –por vuestra parte– tengan también ese protagonismo como se merecen. Podéis mimarles con detalles de boda personales, regalar pequeños ramos de novia a vuestras madres y abuelas... Todo es poco. Son solo pequeños guiños a esas personas importantes para vosotros. 

Fotografía & Vídeo Raúl Aguilera

1. Los padres de la novia

La novia es la protagonista pero sus padres tendrán una presencia especial. Ten en cuenta que la entrada de la novia se hace en compañía del padre: ese primer amor que nunca será reemplazado por otro, ese cariño especial que tiene por ti. Todos los padres saben que algún día su niña se marchará de casa para empezar su propio camino, pero pocos están preparados para cuando llega el momento de la verdad.

Es importante dejarlos participar de los preparativos, para que no sientan que no cuentas con ellos, pero tampoco te pases: el día de tu boda no cargues a tu madre, esa aliada para siempre, con un montón de responsabilidades. Ella también tiene derecho a disfrutar. Y no olvides hacerles un buen regalo de agradecimiento.

La madre de la novia no tiene tanto protagonismo en la ceremonia como la madrina pero, aun así, haz que se sienta especial. Una idea estupenda para sorprenderla es incluir en vuestra música para bodas civiles uno de sus temas favoritos. Se emocionará.

Pedro Zamorano

2. Los padres del novio

Sus sentimientos son exactamente los mismos que los de los padres de la novia, así que intentad cuidarlos a todos de la misma manera, que nadie se sienta mejor ni peor que los demás. También es importante compartir momentos con ellos y  hacerles participar en los preparativos de la boda. ¿Has pensado en  las maravillosas habilidades que tiene tu futura suegra en materia de peluquería? Quizá te pueda ayudar a elegir ese recogido con flequillo que tanto te favorece o ayudarte a buscar esos zapatos de novia comodos que estás buscando.

3. Los abuelos

Tanto si sois nietos únicos como si tienen diez más, vuestros abuelos están viviendo uno de los momentos más emocionantes de sus vidas, y es importante que sientan que tienen un lugar privilegiado en vuestra boda. No dejéis de prestarles un poquito de atención, e incluso dejarles participar en alguna tarea sencilla de los preparativos.

Recordad que no hay nada más especial para unos abuelos que ver a sus nietos en uno de los días más felices de sus vidas. Reservad un espacio especial para ellos el día de la boda, y si a tu abuela le hace ilusión que lleves su vestido de novia vintage, ¿por qué no darle esa alegría y llevarlo un ratito durante la cena o el baile? La harás la mujer más feliz.

La Cámara de Pepe

4. Los hermanos

Para los hermanos también es un día súperespecial: os quieren y no pueden estar más felices de pasar este día con vosotros. Contad con ellos para elegir vuestra mejor playlist, os echarán una mano con las canciones románticas para bodas que les encantan (y os darán miles de ideas) y aprovechad para tener un detalle especial con ellos.

Para la hermana de la novia es tradicional regalarle el ramo de novia, pero también puedes dedicarle una canción en el vídeo de boda. Será tu mejor confidente y sentirá tu boda como parte de ella así que si juntas ya decidisteis que ese vestido de novia de corte princesa iba a ser TU vestido, qué mejor que ella para compartir todo lo relativo a tu gran día. Es el mejor regalo que le puedes hacer.

5. Los hijos (si los hay)

Los niños son extremadamente sensibles, y hay que ser muy cuidadoso con la organización de una boda a la que van a acudir los hijos de anteriores matrimonios. Ese día se hará patente que una nueva persona va a quedarse en sus vidas definitivamente, y es importantísimo que no se sientan desplazados. A los niños les encanta que les hagan responsables de alguna tarea, porque les hace sentirse importantes y el centro de atención.

Jose Lorente

¿Qué os parece? Mimad a todos los que tanto os han querido siempre. Y mientras llega el momento, quizá ellos te pueden echar una mano buscando el vestido de novia de tus sueños o ese maravilloso ramo de novia de flores silvestres. ¡Ya falta menos!