Guille del CastilloGuille del Castillo

En el anuncio de vuestro enlace, al darles en mano la invitación de boda o al pedirles ayuda con los preparativos, los padres sienten una duplicidad de emociones. Sobre todo los padres de la mujer protagonista del gran día, que no pueden evitar imaginar cómo será el momento en el que, cogidos del brazo, ambos caminen con paso firme hacia el altar. Evidentemente se alegran por vosotros y por el importante paso que estáis a punto de dar, pero no pueden evitar sentirse conmovidos y emocionados. Y no habrá mejor detalle de boda para responder a su cariño, a su amor y a todos sus desvelos a lo largo de los años que dedicarles unas palabras en vuestra mágica cita nupcial. Pueden ser por escrito, en forma de carta, o bien unas palabras delante del resto de vuestros seres queridos. Vosotros decidís qué y cómo. Lo único seguro es que os emocionaréis. ¡Sin duda!

Por daros la cena y bañaros

Aunque tradicionalmente eran las madres las que se encargaban del cuidado de los niños, esto ha cambiado de manera radical en las últimas décadas. Así que es más que probable que tengáis muchos (y buenos) recuerdos de todas las atenciones que vuestro progenitor os ha dedicado desde vuestra infancia y hasta la actualidad. Seguro que recordaréis con cariño alguna de las muchas tareas domésticas de las que se ocupaba vuestro padre en casa. Puede que os bañara, que os diera la cena, que eligiera la ropa o que os vistiera. Pero también que os llevara al parque regularmente, que se encargara de la merienda, que os descubriera aficiones y habilidades de lo más variadas… Unos momentos inolvidables que conserváis con gran cariño en vuestras memorias.

Toni Angel FotògrafsToni Angel Fotògrafs

Por todos los cuentos antes de dormir

Seguro que a lo largo de vuestra infancia fueron muchas las noches en que vuestro padre os leyó cuentos o se inventó mil historias que escuchábais ansiosos y emocionados por conocer el final. Acunados por las fantasías de sus relatos, por fin llegaba la hora de apagar las luces y dormir. No es de extrañar, entonces, que en vuestra imaginación se sucedan las ideas divertidas para bodas más alocadas e imaginativas. ¡Es gracias a ellos!

Por las notas, por las cartas

¿Alguna nota suya que no hayáis sido capaces de tirar durante las mudanzas y traslados? ¿Una carta especial guardada en una caja llena de significado? Recuperadla y leedla en vuestra dedicatoria el día B. Y mientras lo hacéis, mejor tener un pañuelo a mano por si a algunos de los dos o al resto de los presentes se os escapa alguna lágrima de emoción...

Juan Ángel TCJuan Ángel TC

Por los juegos y la diversión

Los juegos de mesa, los trabalenguas, aprender a silbar, a tirar piedras al lago, a montar en bicicleta, a tirarse de cabeza en la piscina… Los juegos con papá eran emocionantes porque él sabía mejor que nadie cómo recabar vuestro interés y haceros sentir emociones diferentes. Así que quizá lo necesitéis para dar forma a vuestras ideas para photocall o a distintas animaciones infantiles del gran día. Pedidle consejo. Se sentirá encantado y orgulloso de ayudaros en todo lo que pueda.

Por estar ahí en el primer desamor

Por lo general, los padres no suelen estar tanto como las madres en diferentes aspectos del día a día, pero sí lo están en aquellos momentos importantes o decisivos de vuestra vida. Por eso estuvo ahí cuando os rompieron el corazón por primera vez, aunque fuera con una mínima frase o abrazo que tuvo mucho eco dentro de vosotros. ¡Y ahora se emociona con las canciones para el vídeo de la boda porque todavía recuerda lo inocentes que erais hace unos años!

La Monería EstudioLa Monería Estudio

Por las lecciones aprendidas

Aunque a veces haya sido duro para él tener que castigaros o prohibiros cosas, eso os ha convertido en las personas que sois. Maduras, responsables, educadas y con idea del valor de las cosas. Así que agradecedles cada berrinche de vuestra infancia y adolescencia porque gracias a ellos (en parte) se forjaron vuestra personalidad y vuestros valores.

Por su orgullo incondicional

Da igual a qué os dediquéis, ellos están orgullosos. Siempre presumen delante de cualquiera, incluso cuando pensáis que no, que quieren más de vosotros. Los padres tienen tendencia a querer lo mejor para vosotros, pero a conformarse con lo que sea siempre que seáis felices. Recordadlo.

Lorenzo GuerreroLorenzo Guerrero

Por ayudaros sin pedir nada a cambio

Por esa discreción que les caracteriza, suelen prestar ayuda sin grandes alardes, sin recordarlo continuamente o sin rendir cuentas de nada, aun con todo el sacrificio que les ha costado labrarse el futuro. Puede que incluso hayan contribuido con algunas partidas, como las ideas de decoración para bodas, por lo que es bueno dedicarles unas palabras el día B.

Porque él siempre será el "Primer Hombre"

Para la prometida, da igual que el Hombre con mayúscula sea ese que lleva un traje de novio 2019 y la espera en el altar. El Primer Hombre siempre será su padre. Que os quiere más y mejor que nadie y os lo ha dicho varias veces de palabra, pero muchas más con los ojos y sobre todo con cariñosos y sentidos abrazos. Recordad esta frase anónima que aporta gran sabiduría: "no soy una princesa porque tengo un príncipe, sino porque mi padre es un rey".

Yeray ArenasYeray Arenas

Aunque no es lo habitual, podéis entregarles a los padres el ramo de novia o bien hacer una lista personal de cosas que queréis agradecerles y tomar el micrófono el día del enlace. Otra fantástica alternativa es dedicarles un par de canciones de boda. Las opciones son numerosas y prácticamente infinitas, así que vosotros tenéis la última palabra. Lo importante es tenerlos bien presentes. ¡Se lo merecen todo!