Niko EstudioNiko Estudio

Siempre hay detalles que elegir de cara a la organización de un enlace: los detalles de boda para regalar a todos los asistentes, el formato, estilo y texto de las invitaciones de boda, o cuáles serán las maravillosas canciones para bodas que haréis sonar en la celebración. Sin embargo, en un enlace civil podéis ir mucho más allá, sobre todo en caso de que se trate de una ceremonia sin validez jurídica. Para que vuestro gran día sepa a vosotros mismos, seguid estas pistas. ¡Os encantarán!

1. El guion y el oficiante

Vázquez y Gómez EstudiosVázquez y Gómez Estudios

Una de las maravillas de las bodas civiles sin validez jurídica es que puede oficiar la ceremonia alguien muy querido por vosotros. Podéis pedirlo a un familiar o un amigo. En cualquier caso, debe ser buen orador, y si es posible, que conozca vuestra historia de amor y sepa hacer partícipes de ella, con humor y delicadeza, al resto de invitados.

Es conveniente que redactéis el guion conjuntamente con el oficiante, para no tener imprevistos indeseados. Aunque si os fiáis de esa persona y de su buen gusto, podéis dejaros sorprender. El guion podrá contener cualquiera de las ideas divertidas para bodas que se os ocurran: lecturas, música para bodas civiles interpretada en directo…

2. Porta alianzas a juego con el ambiente

Una buena opción para innovar en las ideas de decoración para bodas es llevar un porta alianzas diferente. Podéis hacerlo combinar con el lugar de la ceremonia: si es en la playa, llenad una concha de arena y encajad los anillos en ella o, si es en la montaña, decantaros por una cajita rústica o por una base de madera.

Además, dependiendo de la estación, pueden utilizarse diferentes materiales. Por ejemplo, cristal para un invierno incipiente, tallos trenzados en primavera…

3. Unos votos de película

Imágenes de mi bodaImágenes de mi boda

Si sois dicharacheros y os apetece participar activamente en el guion de vuestra boda, ¿qué tal asimilar vuestros votos a los del final de una película romántica? No es tan difícil: solo tenéis que darle un toque divertido al discurso lacrimógeno, y eso se consigue fácilmente entremezclando anécdotas graciosas o "defectillos" de la pareja que resulten adorables. Os mostramos algunos ejemplos:

"Yo, Tomás, te quiero a ti, Anna, porque desde el momento en que te lancé un periódico a la cabeza y te giraste enfadada, supe que quería que tu cara fuera la primera que viera cada mañana y la última, antes de acostarme, todos los días de mi vida".

También puede adaptarlo el oficiante:

"Anna, ¿tomas como esposo a Tomás, a pesar de que usa demasiada gomina y es fan incondicional de dos cosas: de la música pasada de moda y de ti?".

Si os decantáis por esta opción, usad frases del guion como ideas para photocall. ¡Seguro que los asistentes no perderán la oportunidad de fotografiarse junto a vuestras declaraciones históricas!

4. Ceremonias simbólicas

Jordi Fernández PhotographyJordi Fernández Photography

Las ceremonias simbólicas sirven para representar una idea que asociéis al matrimonio, y suelen ser muy emocionantes.

La ceremonia de la luz o la vela se centra en la idea de los novios como unidades completas que crean algo superior juntos. Para ello, cada uno de vosotros debe prender una vela para luego encender conjuntamente una más grande. Algo similar ocurre en la ceremonia de la arena, donde los novios vierten en un recipiente arena de diferentes tonalidades que, al juntarse, crea atractivos juegos de colores que simbolizan la nueva vida que vais a compartir a partir de ese momento.

En la ceremonia de la rosa se da prevalencia al primer regalo precioso que os hacéis como novios: el intercambio de una rosa que tú puedes coger incluso de tu ramo de novia natural. Por último, la ceremonia de las semillas evoca el amor que el día B plantáis. Mientras se leen textos sobre los cuidados a las plantas, recordáis que deberéis regar esa unión para que dé fruto.

5. Nada de arroz a la salida

Miguel CañavateMiguel Cañavate

¿Y si en vez de lanzar arroz cambiáis este detalle y elegís otro a juego con algún elemento de la boda? Si el enlace es en verano pueden lanzaros pompas de jabón, por ejemplo. En otoño, unas flores secas. En invierno, pequeños pompones de lana. En primavera, florecitas y pétalos

Y en cualquier estación, serpentinas y confeti para darle un punto más divertido a este gran momento del gran día.

No tengáis miedo de innovar y de inventaros la boda de vuestros sueños: tened todas las ideas originales para bodas que os apetezca. Seguro que la próxima afortunada, la que se lleve el ramo de novia, ¡lo tiene muy difícil para superaros!