José Espinosa

No mires más. Después de visitar numerosas tiendas y de probarte innumerables vestidos de novia, lo tienes claro. Has encontrado el modelo de tus sueños y estás deseando que llegue la primera prueba para ponértelo de nuevo y verte tan radiante como siempre habías imaginado. Pero aún te queda mucho trabajo pendiente, como escoger entre la amplia oferta en zapatos de novia hasta dar con el par perfecto, ir a la peluquería para hacer pruebas de peinados para bodas y elegir uno solo de entre la infinita variedad de ramos de novia originales. Sin embargo, no es lo único que te queda por hacer. Lo más importante y prioritario es que recuerdes que ya tienes tu vestido, lo maravillosa que te viste al vértelo puesto por primera vez, y que dejes de mirar más diseños en catálogos, revistas especializadas o internet. Lo único que conseguirás será confundirte y tener dudas. ¿Preparada para el siguiente paso? Descubre en estas 6 claves todo lo que debes tener en cuenta a partir de ahora.

1. Bajar o subir mucho de peso

Aunque cuando se acerque la boda podrán hacerte pequeños retoques en el vestido, es importante que, una vez adquirido, mantengas la misma talla. Evita pues pasarte comiendo si quieres que te entre, y no te obsesiones con el deporte ni la dieta si no quieres que te quede grande. Lo ideal es tratar de mantener el peso y así te sentará como un guante el día B. Esto resulta especialmente relevante si te has decantado por un modelo entallado, como los vestidos de novia de corte sirena, o de escote prounciado, como los vestidos de novia con escote en V, los vestidos de novia con palabra de honor o los vestidos de novia con escote corazón.

2. Explicarle a todo el mundo cómo es o enseñar fotos

Uno de los grandes secretos de cualquier boda es el vestido de la novia. Sabemos que tendrás que contenerte para no comentarlo, pero trata de no desvelar mucha información y mantén el misterio para darle más emoción, si cabe, al día de tu boda. También puedes jugar al despiste: ¿me habré probado vestidos de novia vintage? ¿Me habré decantado por vestidos de novia cortos?

3. Olvidarte de completar tu look

Aunque el vestido es la pieza central de tu look nupcial, no debes olvidar que los detalles y complementos son los que marcan la diferencia al final. Cinturones, velos, boleros, ropa interior, joyas y como no, zapatos –ya sean zapatos novia de color, por ejemplo, o bien zapatos de novia planos–, resultan imprescindibles para conseguir la estética deseada. Pero como siempre te decimos, no vayas muy recargada ni compres nada que destaque mucho porque seguro que el vestido por sí solo ya es impresionante. No olvides la máxima: "menos es más".

4. Compararte con otras novias

Puede que mientras esperas que llegue tu gran día acudas a otras bodas. ¡Evita compararte con otras novias! Cada una tiene su estilo, su personalidad y su forma de llevar el vestido, así que no te compares con el resto porque cada novia es única y especial. Por ello hay vestidos de novia para altas, diseños que disimulan el pecho grande...

5. No hacer una última prueba

Aunque creas que estás exactamente igual que la última vez que te probaste el vestido, nunca está de más hacer una última prueba pocos días antes de la boda para confirmar que todo sigue igual o para retocar pequeñas cosas que te puedan molestar o creas que se pueden mejorar. Eso sí, hablamos de mínimos cambios pero nunca nada que suponga confección elaborada o añadir nuevos elementos porque a estas alturas ya no se podrán hacer.

Inma del Valle fotografía

6. No guardarlo correctamente o probártelo muchas veces

Cuando te entreguen el vestido es importante que lo guardes en una funda y que lo cuelgues de una percha en un lugar alto que pueda estar aireado y sin riesgo de mancharse. Asimismo, y aunque sabemos que es muy tentador, evita probártelo muchas veces o enseñárselo a mucha gente, pues podría romperse o dañarse de alguna manera.

Seguir estos sencillos consejos te resultará de gran ayuda a la hora de lucir espléndida el día de tu boda. ¿Todavía no tienes claro cómo quieres que sea tu vestido de novia? Consulta lo más nuevo del sector en nuestro catálogo de vestidos de novia 2019. No te pierdas tampoco lo último en peinados para bodas 2019 –ya sean con el pelo suelto, recogidos con flequillo, moños o trenzas– ni en ramos de novia 2019. Estarás a la última y marcarás tendencia.