Si estáis pensando en el tipo de platos que os gustaría ofrecer en el banquete o bien en opciones de regalos de boda gourmet para los invitados, no dejéis de considerar la gastronomía típicamente española. Sobre todo aquellas recetas tradicionales de vuestro municipio o región, elaboradas con productos de km 0, que, fieles a su esencia, se renuevan para darles un toque muy actual. Y es que al igual que en todas las ideas originales para bodas se dará este mix entre tradición e innovación, el menú de la comida o cena nupcial no puede ser menos. Además, recurriendo a productos locales, frescos y de temporada –incluso para confeccionar el ramo de novia que lucirá la protagonista del gran día– estaréis fomentando un tipo de boda eco... ¡simplemente exquisita!

Productos de km 0

¿Los conocéis? Son aquellos cuya producción y consumo están a menos de 100 km de distancia. Las ventajas de optar por productos españoles de proximidad son variadas. Así, permiten aprovechar al máximo sus nutrientes, por lo que resultan especialmente saludables. Por no hablar de que su sabor es riquísimo, ya que no necesitan una larga conservación al reducir o eliminar el uso de químicos y el transporte. Dos aspectos que favorecen al medio ambiente. Así que cuando habléis con los banqueteros o servicios de catering, no olvidéis preguntar su política al respecto.

Recetas de tradición española

Con estos alimentos de primerísima calidad se elaborarán platos deliciosos, como no puede ser de otra manera. Y, entre ellos, tenéis la posibilidad de optar por recetas tradicionales reinventadas del lugar en el que os vayáis a dar el "sí, quiero" o de los sitios de origen de ambos. De hecho, es una costumbre muy arraigada en el panorama nupcial, donde los vestidos de novia vintage, por ejemplo, se actualizan con siluetas y detalles contemporáneos. O donde las ideas de decoración para bodas funden tradición e innovación. Así que no lo dudéis. España es muy rica en gastronomía y cada comunidad autónoma cuenta con sus platos estrella. Desde la paella valenciana hasta las frituras o el gazpacho andaluces, pasando por las cocas catalanas o el pulpo gallego. Sin olvidarse de aquellos must nacionales, como las inmortales tortillas de patatas, los flanes o el arroz con leche. ¡Ni del jamón!

Momentos de la celebración

Para aclararos cuáles son vuestras opciones, os mostramos las propuestas más habituales de los proveedores nupciales con claro sabor español. Y para que os resulte más sencillo, están ordenadas según los diferentes momentos de celebración del banquete de boda. ¡Se os hará la boca agua!

Aperitivo

Para ir abriendo el apetito y lograr que las invitadas se deshagan de sus chales de fiesta, podéis servir combinaciones de quesos, embutidos y encurtidos. También triunfarán las clásicas patatas bravas, sobre todo si las presentáis en divertidos cucuruchos individuales, así como los embutidos y un buen jamón serrano. Contratar un cortador profesional será un acierto seguro. ¡No lo dudéis!

¿Más propuestas? ¿Que os parece la idea de decantaros por barras en las que se sirvan deliciosas tortillas de patatas, morcillas de Burgos, pulpo a la gallega o vasitos de salmorejo, gazpacho o ventresca con escalibada? Y si aún queréis más opciones no descartéis las croquetas –de jamón, pollo, bacalao, setas, chipirón, chorizo ibérico, callos, lacón o calamar entre otras opciones– ni las cazuelitas con marmitako de bonito. ¡Pura delicia! Todo ello acompañado de un buen vermut hará las delicias de los comensales, quienes quedarán asimismo encantados si entre los diferentes regalos para invitados de boda incluís una botella del mismo.

Primeros y segundos platos

Las posibilidades en lo que a primeros platos se refiere son muchas y muy variadas. Así, podéis optar entre recetas más ligeras, como unas alcachofas confitadas o una ensalada de perdiz, o bien por otras más contundentes, como la fideuá o los arroces. Es el caso de la paella de arroz negro valenciana, del arroz al caldero murciano, de la paella de espardeñas con erizo

En cuanto a los segundos, no os faltarán tampoco las opciones. Pueden ser platos de pescado y marisco, como la lubina con salsa de ostras, el lomo de bacalao en salsa de piquillos o la merluza a la vasca. Entre las carnes triunfa el entrecot asado con castañas –ideal en enlaces de otoño en los que apetezca cubrirse con un abrigo de fiesta–, el rabo de toro con foie, el secreto ibérico a la brasa, el cordero lechal o la carrillera de ternera, entre muchas otras opciones.

Postres

Además de las clásicas natillas, tan populares a lo largo y ancho del país, podéis incluir un flan de limón o una ensalada de naranja, que son muy adecuadas para los territorios del sureste por su excelente cultivo de cítricos. También resultarán muy indicadas una mousse de crema catalana o una mousse de arroz con leche. Recetas de toda la vida que encantarán por igual a todos vuestros familiares y amigos.

Bebida

Imposible olvidarse de los vinos y de los cavas, sobre todo teniendo zonas como La Rioja en nuestra península. Los tipos de vino son variados: tintos, blancos, rosados, espumosos, secos y afrutados. Y todos ellos deberán combinarse con el tipo de platos que se sirvan en cada momento. El banquetero o el servicio de catering contratado os aconsejará sin problema la mejor opción en cada caso.

Seguro que después de un delicioso banquete elaborado con productos españoles, quienes recibieron vuestras invitaciones de boda tendrán muchas ganas de bailar todas las canciones para bodas. Así dejarán más espacio para la recena que, por supuesto, también tendrá un claro sabor nacional.