Click and Pum

¿Te has sorprendido fantaseando con el peinado de boda que mejor podría favorecer a tu mascota mientras te hacían las pruebas de peluquería? ¿O cómo adaptar las flores del ramo de novia a su atuendo? ¿O si reproducir el traje de novio en su talla? Pues estás de suerte, porque hoy es el día Internacional de Vestir a tu Mascota, que se celebra desde 2009 gracias a la celebrity estadounidense Collen Paige, y solventamos todas tus dudas sobre el look de tu mascota en el día B.

¿Qué opciones hay?

Manuel Orts

¿Qué traje puedo ponerle?

Según su sexo, hay disponibles diferentes ideas divertidas para bodas. Para las mascotas macho, una buena opción es reproducir algún elemento del traje del novio o de los best men: desde mini chaquetas que le cubran el tronco por completo, hasta pequeños cuellos de camisa rodeados por pajaritas o corbatas que hagan las veces de collar.

En caso de que sea hembra, viste a tu mascota con adaptaciones de los vestidos de novia baratos que puedes encargar a un modisto: un body con encaje parecido o directamente una falda de tul que evoque tu vestido de novia de corte princesa.

¿Y algún complemento bonito?

Si no eres fan de los estilismos integrales, siempre puedes elegir algo más discreto y simbólico. ¿Qué tal una corona de flores alrededor del cuello? Puedes incorporar a tu mascota las flores del ramo de novia natural, o bien de aquellas que conformen las ideas de decoración para bodas con que hayas cubierto el lugar de celebración, y además, esta posibilidad es unisex. También puedes decantarte por un pequeño velo para las mascotas hembra, que queda muy divertido.

Umami Fotografía

¿Qué hacer sin vestimenta?

En caso de que tu mascota se niegue a portar abalorios o que directamente prefieras no colocárselos, por su comodidad o por tus propios gustos estéticos, dale una vuelta de tuerca a sus accesorios habituales: adapta su collar colocándole unos brillantitos o hazlo conjuntar con la gama cromática de la boda, o bien elabora una correa con el material de la tela que recubre el tallo del ramo de novia silvestre.

¿Cómo elegir su look?

ParejoPhotos

¿Cómo es su carácter?

Lo primero que hay que tener en cuenta para vestirlos, e incluso para decidir si llevarlos a la boda, es su temperamento. Con una mascota tranquila y sociable con un grado razonable de adiestramiento, adelante. Sin embargo, en caso de que sea más revoltosa o que no esté acostumbrada a rodearse de tantas personas, quizá es mejor no hacerla pasar por ese trance y no someterte a la presión de vigilarla.

En cualquier caso, si quieres que os acompañe, ten en cuenta su carácter igualmente para decidir el atuendo. Cuanto más movido o agitado sea el animal, menos ropita deberías ponerle encima.

¿Dónde es la boda?

Considera la ubicación de la ceremonia para controlar la libertad de movimientos de tu mascota, y en consecuencia, vestirla.

Si se trata de una boda religiosa, habrá que consultar con el párroco si está permitida su presencia. Lo ideal para ellas es una celebración en una finca al aire libre, para que puedan estar a sus anchas, aunque es posible que necesites a un encargado que la tutele.

¿Estará cómoda durante la ceremonia?

Además de los detalles de su temperamento y atuendo, asegúrate de habilitar a tu mascota un lugar para ella: un cojín, un canasto… Lo que ella prefiera para encontrarse mejor durante el rato que dure la ceremonia.

Qui and Co - Fotografía creativa

Tu mascota irá más elegante que los propios asistentes en sus vestidos de fiesta. Estará preparada para desfilar con las canciones para bodas que suenen en el lugar de la ceremonia, llevando los anillos si así lo has previsto o dándote, una vez más, el cariño de todos los días.