Leafhopper Weddings

Al enviar las invitaciones de boda rogando confirmación haréis una estimación del número de asistentes y es entonces cuando tendréis que depurar muchas partidas, como la de los detalles de boda que les entregaréis como recuerdo. Pero la más importante es desarrollar las ideas originales de boda alrededor de las mesas del banquete y, para ello, es necesario conocer todos los básicos que integrarán. ¿Listos?

Seating plan y sitting

Fotostudi

¿Conocéis la diferencia entre estos dos conceptos? Al llegar, vuestros invitados verán un panel, cartel o similar en el que habréis organizado las mesas y en el que figurarán los nombres de los invitados, repartidos entre todas ellas. Es lo que se conoce como seating plan. A su vez, el sitting –también llamado marca sitios y de elección opcional– les indicará el asiento que deben ocupar en la mesa en cuestión. ¿Cómo? Mediante cartelitos con su nombre sobre el plato o junto a los cubiertos, por ejemplo.

Minutas

Rosseblanc

Siguiendo con la papelería nupcial, deberéis preparar las minutas que detallen los distintos platos y bebidas que compondrán el banquete. Lo ideal, aparte de que también incluyan vuestros nombres y la fecha del enlace, es que tanto la tipografía, como el diseño y su estilo vayan acordes con el de las invitaciones de boda 2019 elegidas para mantener una unidad estética. Y recordad que podéis poner una minuta por comensal o, si las mesas son pequeñas, colocar una en el centro para todos los presentes. Por lo general, la minuta o mesero se colocará encima del plato, al lado de la servilleta o de pie frente a las copas.

Centros de mesa

AgNO3 Photo

Las ideas de decoración para la boda del lugar de celebración deben ir en consonancia con los adornos elegidos para los centros de mesa. Tarros de cristal, bases de madera, cajas antiguas, cestos, velas, candelabros, elementos geométricos, peceras... Las posibilidades son numerosas, por lo que podréis escoger la opción que mejor encaje con el estilo de vuestro "sí, quiero". En cualquier caso, hay un básico que no podrá faltar en estos centros: las flores, sean de la variedad que sean.

Mantelería

Adrián Concustell

Blanca, de tonalidades diversas, lisa, estampada o con diferentes texturas. ¡Todo vale a la hora de elegir la mejor mantelería para vuestra boda! Hay dos aspectos, sin embargo, que deberéis tener bien presentes: que el diseño elegido debe armonizar con el estilo del enlace y que es importante no recargar en exceso la decoración de las mesas. Asimismo, y desde hace un tiempo, en las celebraciones de esencia campestre o boho chic se ha popularizado la opción de prescindir por completo de la mantelería o bien de reemplazarla por un mantel individual. Vosotros decidís.

Vajilla

El Mono Con Sombrero

De un blanco impoluto, con el filo dorado, estampada, circular, con formas geométricas... De nuevo, la elección de la vajilla más indicada para cada enlace dependerá del estilo del mismo y del resultado que se desee obtener. A la hora de escoger la más indicada en vuestro caso, recordad que es importante mantener el equilibrio con el resto de elementos para evitar que el conjunto resulte demasiado pesado a nivel visual. Y un dato práctico que merece la pena tener en cuenta: ¡el plato del pan siempre va a la izquierda!

Cristalería

Albert Bardina Fotografia

Frente a los platos se colocarán las copas de agua, de vino, y justo al fondo, la copa de cava para brindar. Desde hace un tiempo, muchas parejas prefieren que la cristalería de su gran cita tenga el mismo espíritu informal que el resto de elementos nupciales –como el vestido de novia sencillo, por ejemplo–, por lo que se decantan por piezas "dispares" entre sí, pudiendo combinar vasos y copas de distintos modelos, tamaños e, incluso, colores.

Cubertería

Artimanya

Por último, en los banquetes tradicionales la cubertería se suele componer de dos tenedores y dos cuchillos (uno por plato), así como de una cuchara sopera dependiendo del menú y de un tenedor o cuchara de postre, que serán distintos a los que vayáis utilizar para dar buena cuenta de las ideas para candy bar. Sin embargo, el número final de cubiertos estará directamente vinculado al tipo de platos que se servirán a lo largo del banquete. ¡Tenedlo muy en cuenta!

Una vez vestidas las mesas del banquete, recordad que a lo largo del mismo podréis entregar el ramo de novia a la elegida –en caso de que la protagonista del gran día prefiera no lanzarlo a las invitadas– y brindar al ritmo de las canciones de boda más emotivas. ¡Bon appétit!