Rosa Garrido

Los peinados para bodas son un tema importante que trae de cabeza a muchas novias. Si no quieres equivocarte puedes inspirarte en los peinados para bodas 2019: encontrarás todas las propuestas que marcarán estilo este año. Pero recuerda que tu peinado, tu vestido y tú sois un tándem inseparable. Así que también es importante pensar en cómo son los vestidos de novia elegidos. Y en la fisonomía de la novia. ¡Hasta en el color de los ramos de novia! Para lucir un peinado espectacular el día más importante de tu vida deberías hacerte una serie de preguntas. Estas son las más destacadas.

1. Antes de elegir mi peinado: ¿debo estudiar mi cabello?

Es esencial que un profesional estudie tu melena. Si tienes el pelo liso y fino quizá sea difícil manejarlo: para darle volumen los ahuecados te favorecerán y te será más sencillo lucirlo suelto o semirrecogido. En cambio, con un pelo grueso es mejor un recogido firme para que te dure todo el día. ¿Tienes el pelo rizado? Apuesta por recogidos despeinados, medios recogidos o moños para pelo rizado. Si lo tienes largo tienes muchas opciones: recogidos bajos, melena al viento... Con el pelo corto no te olvides de extensiones y postizos. Y si quieres inspirarte, no dejes de mirar los peinados pelo suelto, 100% naturales, ni las trenzas para bodas.

3Hvisual

2. ¿Suelto o recogido?

"No hay una norma especial: el peinado ideal es aquel con el que la novia se sienta ella misma, cómoda y preciosa", nos explica Verónica Calderón, estilista de novias de Verónica Calderón - Peinado y Maquillaje. "Cuando las novias vienen a mi atelier siempre les recuerdo lo importante que es reflejar su propia personalidad". Es importante destacar que el pelo suelto es una de las opciones más favorecedoras, pues respeta el look de la novia sin modificar su imagen en exceso y es un peinado fácil de mantener. Pero si esto no te convence, el clásico moño –incluidos los moños para melenas rizadas o los moños altos–, puede ser perfecto para ti. Tienes infinitas opciones: alto, bajo, tipo bailarina…, pero también otras más modernas: "los moños bajos o moño off duty, algo así como una versión mejorada del moño que te haces para estar por casa, también son tendencia", apunta Verónica Calderón.

3. ¿Mi peinado ha de estar en sintonía con mi vestido?

Sí, por supuesto. Más allá de querer sorprender, si transmites una imagen de armonía seguro que triunfarás. Ha de haber un equilibrio entre el peinado, el maquillaje, el vestido y los complementos. Toma nota: para bodas campestres o boho chic resultan perfectos los peinados casuales –como las trenzas destroy– y los trajes sencillos, como los vestidos de novia vintage. En cambio, para bodas urbanas o más clásicas es mejor apostar por un recogido updo o una cola baja. ¡Tu estilista te puede aconsejar!

4. ¿Es necesaria una prueba de peinado?

Sí, es una excelente oportunidad para saber qué estilo de peinado te sienta mejor y verte en conjunto con el vestido, los pendientes y los complementos que vayas a llevar. "La prueba da seguridad y, al mismo tiempo, permite comprobar la química con el profesional que te peina", apunta Verónica Calderón. "El día de la prueba yo realizo varios estilos de peinado y de maquillaje para que la novia no se quede con ninguna duda. Y hago las modificaciones y correcciones que me indique hasta que esté completamente satisfecha con el resultado y sepa que es el peinado que quiere llevar el gran día".

Life'n'Love Stories

5. ¿En qué consiste?

La prueba consiste en crear con tu peinado la imagen que deseas proyectar en la boda. El día de la prueba –que suele durar entre 3 y 4 horas–, no es obligatorio ir con una idea concreta, ya que se te harán varios peinados hasta dar con el que es perfecto para ti: peinados informales, distintas coletas, recogidos con flequillo... "Si la novia viene con alguna idea preconcebida solo le pedimos que se abra a otras posibilidades y se las mostramos", nos cuenta Verónica Calderón.

6. ¿Cuándo tengo que hacerme la prueba de peinado?

Algunos expertos recomiendan hacer la primera prueba de peinado dos o tres meses antes de la boda. "Yo aconsejo que las novias vengan con unos tres meses de antelación y, a ser posible, con el vestido de novia", explica Verónica Calderón. Sin embargo, otros profesionales opinan que lo ideal es entre un mes y veinte días antes de la boda e intentar hacerla coincidir con la penúltima prueba del vestido. Así que lo mejor es que os dejéis aconsejar por vuestra estilista.

7. ¿He de comentarle a mi peluquera como es mi vestido?

Sí, por supuesto. Y es mejor que en una de las pruebas de peinado incluso lo vea puesto para estudiar sobre todo la forma del escote y la de la espalda, en el caso de los diseños que la dejan parcial o totalmente al descubierto.

Artesano de la Luz

8. Maquilladora y peluquera, ¿una sola o dos por separado?

La ventaja de que sea una sola persona la que te ofrezca el pack completo de estilismo nupcial te puede ayudar a encontrar el equilibrio ideal entre maquillaje, peinado, vestido y complementos. Recuerda que un look solo es perfecto si transmite la esencia de la novia y, para eso, es fundamental que el profesional te conozca bien. Si decides contratar a dos especialistas diferentes, se recomienda que trabajen en equipo.

9. ¿Cuándo y cómo tengo que empezar a preparar el cabello?

Entre tres y seis meses antes de la boda es buena idea recortar las puntas y empezar a practicar tratamientos de hidratación y nutrición para facilitar el cierre de las cutículas. ¡Así tu cabello lucirá sano, sedoso y brillante! Aunque hayas apostado por peinados para bodas pelo corto.

10. El día de la boda, ¿voy a la peluquería o que me peinen en casa?

Que el profesional  venga a tu domicilio te evitará tiempo de traslado, demoras y nervios. Es un servicio que resultará algo más caro, pero vale la pena el esfuerzo para que te sientas como una princesa. ¡Y más relajada!

Y no te olvides… Debe haber armonía entre el vestido, el peinado y los complementos, pero también con el lugar y tipo de ceremonia y celebración, la hora del día y la época del año. No obstante, lo más importante de todo es que tu personalidad destaque a primera vista. Para conseguirlo ¡repasa los recogidos 2019 y las nuevas tendencias en peinados naturales. Todo debe llevar tu sello. ¡Hasta los zapatos de novia!