Antiguamente, al finalizar el banquete y comenzar el baile, cada invitado debía pagarse las copas que quisiera. Para que pudieran disfrutar al máximo sin tener que poner dinero de su bolsillo, nació el concepto de barra libre en las bodas.

Existen distintos tipos de servicios de barra libre, y aunque algunos empiezan a estar algo pasados de moda, hay quien sigue decantándose por ellos.

Por botella: os cobrarán por cada botella de alcohol que se consuma. En algunos casos los refrescos corren a cargo del restaurante y en otros tendréis que pagarlos a parte también.

  • Punto positivo: si es una boda íntima, con pocos invitados, o tal vez mucha gente mayor que no bebe demasiado y muchos niños puede salir bastante a cuenta.
  • Punto negativo: en según qué celebraciones con mucha juventud con ganas de pasarlo bien o si el baile va a prolongarse durante varias horas, puede llegar a saliros muy caro.

 

 

Tiques de consumición: funciona como en muchas discotecas. Es decir, los novios reparten a sus invitados unos vales con los cuales tienen derecho a un número de copas determinado por cada adulto y de refrescos para los más pequeños.

  • Punto positivo: nadie beberá de más a menos que acumulen vales de otras personas. Todo queda pagado con antelación por lo que no hay sorpresas finales.
  • Punto negativo: si alguien quiere beber más no podrá, puede quedar mal de cara a algunos invitados. Hay que estar muy pendiente de que todo el mundo tenga sus vales y ellos deben poner cuidado en no perderlos.

Por horas, es decir, por el tiempo que la barra libre estará disponible para vuestros invitados. Calculad el número de horas que creáis conveniente respecto al baile que tengáis contratado.

  • Punto positivo: el precio será el que es y no habrá sustos, todo el mundo beberá lo que desee durante ese rato y no tendréis que preocuparos por nada. Muchos restaurantes lo ofrecen dentro del paquete para novios como regalo, eso sí, con un mínimo de horas a las que podéis añadir alguna más.
  • Punto negativo: suele ser más caro, y los invitados en algunos casos beben de más de la cuenta.

 

Foto 1: Dboda

Foto 2: Cocó Decó