Mónica Sánchez Fotografía

Una elección acertada de todos y cada uno de los detalles nupciales, así como de las decorativas ideas originales para bodas, os ayudará a conseguir una celebración inolvidable. Lo primero en lo que deberéis pensar es en el lugar donde os daréis el "sí, quiero". Una vez escogido el escenario, os resultará mucho más sencillo acertar en la decoración e, incluso, en otros básicos como la temática de las invitaciones de boda, el romántico look nupcial que ambos apostéis por lucir o las distintas canciones para bodas que sonarán en vuestro gran día.

En la actualidad, la apuesta más fuerte recae en la celebración de ceremonias alternativas y en lugares mágicos, como bosques, jardines, campos o azoteas de edificios. No obstante, los tradicionales enlaces religiosos –celebrados en imponentes iglesias o en acogedoras capillas– siguen teniendo una gran acogida entre las parejas casaderas. Si es vuestro caso y soñáis con una preciosa ceremonia eclesiástica, seguro que os interesa conocer las distintas ideas de decoración para bodas religiosas que hoy os queremos mostrar. ¡Tomad nota!

Aspectos previos que conviene tener en cuenta

Fotobox Fotografía & Wedding Stories

Casarse en una iglesia tiene cosas muy positivas, pues la ceremonia en estos lugares suele ser impresionante. La solemnidad del lugar, los grandes ventanales y las tonalidades marrones y doradas en contraste con colores mucho más vivos e intensos serán un punto a favor en la decoración de vuestra boda, pues ya tendréis más de la mitad del trabajo hecho. Ahora bien, como se trata de un lugar privado y ya decorado, también os supondrá unas limitaciones que tendréis que tener en cuenta.

En primer lugar, será fundamental que preguntéis al párroco si tenéis libertad para elegir la decoración de vuestro gran día, pues en ocasiones la iglesia se impondrá en este aspecto. Esto también os puede pasar con las canciones; existe música para bodas religiosas y quizá os veis limitados a escoger entre algunos temas del repertorio. Aseguraos bien de todo.

Además, son muchas las parejas que quieren casarse por la iglesia, y esto hace que, en ocasiones, pueda coincidir la celebración de más de una boda en el mismo lugar y en el mismo día. No tiene por qué sucederos, pero siempre será mejor que penséis en todo. De ser así, y en caso de que se os permita decorar la iglesia, tendréis que poneros de acuerdo con la otra pareja para elegir y pagar la decoración a medias. Pensad en positivo y en el ahorro que esto os supondrá.

Por otro lado, comentábamos como los colores de la iglesia pueden ayudaros en la decoración de vuestro enlace. No obstante, eso también os limitará a la hora de escoger los elementos decorativos que deseáis. Por lo general, querréis que la decoración de vuestra boda esté basada exclusivamente en vuestros gustos. Pero si os casáis en una iglesia, tendréis que ser cuidadosos con los elementos y los colores que elegís. Vuestra decoración tendrá que adaptarse a la de la propia iglesia, pues de esta forma aseguraréis la armonía del escenario.

Las flores, una apuesta segura

Mireia Guilella

Si queréis acertar y conseguir una decoración de 10, una apuesta segura son las flores. Al igual que los ramos de novia 2018, las flores para decorar la iglesia pueden tener diferentes presentaciones, tipos, tamaños y colores. Y lo cierto es que os darán más margen que cualquier otro elemento a la hora de jugar con la decoración de la iglesia.

A continuación os mostramos algunos consejos para que vuestro espacio nupcial luzca más bonito que nunca el gran día. Tomad buena nota.

1. La entrada de la iglesia: ¡jugad con el estilo de vuestra boda!

Le Mariage Créatif

Vuestra decoración tendrá que estar presente desde antes de llegar a la puerta de la iglesia hasta el mismo altar.

Como desde el exterior no se percibe la decoración de la iglesia, en este caso podréis jugar un poco más con los colores y el estilo de vuestras flores. Si queréis una boda muy clásica y por todo lo alto, seguramente habréis pensado en poner una alfombra de color. Marcad el camino con pétalos de flores y delimitadlo con arbustos. Podréis dejarlos en el suelo o, en caso de desear una boda muy formal, colocarlos en las tradicionales macetas de estilo barroco os ayudará a conseguir el resultado que buscáis.

Y si creíais que por querer casaros en una iglesia teníais que elegir una decoración clásica, estabais equivocados. Es cierto que su interior siempre llamará a un estilo decorativo más tradicional, pero vestir el exterior del recinto os dará la posibilidad de combinar estilos. Si huis de alfombras rojas y grandes macetas, flores coloridas en cestas de mimbre, cajas de madera o jaulas rodeando la puerta de entrada a la iglesia darán un toque diferente y romántico al lugar de vuestro "sí, quiero". Otra posibilidad que podéis tener en cuenta es la de poner macetitas con flores frescas en el camino hasta la puerta. Aunque no será una decoración muy llamativa, esta opción dejará la entrada de la iglesia preciosa.

2. La puerta de la iglesia: a pocos pasos del altar

Le Mariage Créatif

Si no queréis decorar el camino hasta la puerta de la iglesia y únicamente deseáis adornar esta, colocad pies de metal con bouquets de flores o flores en cascada de distintos colores y tamaños. ¡Quedará genial!

Y si preferís otras opciones... ¡las tenéis! Los arcos de hojas y flores bordeando el exterior de la puerta o destacando detalles como sus ventanas –en caso de tenerlas– darán un acabo vistoso y muy original. Por cierto, como los ramos con joyas incrustadas o los vestidos de novia sencillos y boho chic, ¡los arcos también son tendencia! De hecho, los podréis ver en bodas de otros estilos o, incluso, en enlaces al aire libre. ¡Distinción y absoluto romanticismo!

Finalmente, y si lo que queréis es dar la bienvenida a vuestros invitados como se merecen, os presentamos esta opción. ¿Qué os parece colocar un detalle original para la boda antes, incluso, del "sí, quiero"? Hacedlo decorando la puerta de la iglesia con macetas y las clásicas bolsitas para que vuestros seres queridos os lancen pétalos de flores o arroz tras convertiros en marido y mujer. Les encantará esta idea. 

3. Los asientos: todo es poco para los invitados

David Bernalte

Ya dentro de la iglesia, la decoración puede variar en función de vuestros gustos y los rincones donde queráis incluirla. Lo más común suele ser decorar los asientos.

En la actualidad existen mil opciones con las que podréis decorar las sillas o bancos de la iglesia con flores y hojas. Podéis colgarlas de un extremo formando pequeños ramilletes de flores silvestres, optar por una sola flor de gran tamaño o colocarlas en pequeños jarrones de vidrio, por ejemplo. Lo importante es que tengáis en cuenta la cantidad de flores y/o hojas que ponéis. Y para sujetarlas nada mejor que unos lazos de tela, cuerda o arpillera.

4. El pasillo: el altar nunca estuvo tan cerca

Carlos Pavón Fotografía

¡El pasillo hasta el altar también se puede decorar! Podéis llenarlo de pétalos de flores, pues quedará muy romántico y nada recargado. Además, siempre tendréis la opción de combinar estos con hojas, flores o velas, por ejemplo. Si por el contrario deseáis algo más vistoso, podéis repartir pequeñas macetas con vuestras flores favoritas por el pasillo. Eso sí, de forma que queden bien pegadas a los laterales para que no entorpezcan el camino ni el de vuestros invitados.

5. El altar: el lugar del "sí, quiero"

Instántanea & Tomaprimera

A la hora de decorar el altar también tendréis que tener en cuenta el estilo de celebración que deseéis. Si queréis una decoración floral discreta y nada recargada, podréis colocar flores o plantas en las esquinas del propio altar. Esto hará que esa parte de la iglesia quede colorida pero nunca en exceso. Podéis optar por flores sueltas o en maceta, con caída o en bouquet... Repartid bien vuestra decoración y conseguiréis un resultado vistoso y equilibrado.

Como veis, la decoración de vuestra iglesia con flores y hojas de un verde vivo siempre será un acierto. Simplemente deberéis tener en cuenta básicos como el estilo de celebración que deseáis llevar a cabo y la decoración propia de la iglesia en la que os deis el "sí, quiero". Una vez tengáis claros estos dos condicionantes, ya solo deberéis escoger qué flores serán vuestro ideal.

Tomaos el tiempo que necesitéis, del mismo modo que lo habréis hecho a la hora de escoger el vestido de novia o el traje. Pensad que vuestros seres más queridos, aquellos que recibieron felices vuestras invitaciones de boda, deberán llevarse la mejor de las impresiones. ¡Todo esfuerzo habrá valido la pena!