Rita Experience

Casarse en una iglesia tiene cosas muy positivas, pues la ceremonia en estos lugares suele ser impresionante.

Los tonos dorados, en contraste con colores vivos y los grandes ventanales que las caracterizan, serán un punto a favor en la decoración de vuestra boda, ya que tendréis más de la mitad del trabajo hecho.

Ahora bien, al ser un lugar privado y el mismo hecho de estar decorado de por sí, también os supondrá unas limitaciones que tendréis que tener presentes.

En primer lugar, es fundamental que preguntéis al párroco si tenéis libertad para elegir la decoración, pues en ocasiones la iglesia se impondrá en este aspecto.

Además, son muchas las parejas que quieren casarse por la iglesia, y esto hace que en ocasiones coincida la celebración de más de una boda en el mismo lugar y el mismo día. No tiene por qué sucederos… Pero siempre será mejor que penséis en todo.

De ser así, y en caso de que se os permita decorar la iglesia, tendréis que poneros de acuerdo con la otra pareja para elegir y pagar la decoración a medias. Pensad en positivo, y en el ahorro que esto os supondrá.

La Cámara Roja

Por otro lado, comentábamos como los colores de la iglesia pueden ayudaros en la decoración de vuestra boda… Pero esta “ayuda” os limitará a la hora de escoger los elementos decorativos que deseáis.

Por lo general, como novios querréis en vuestra boda una decoración basada exclusivamente en vuestros gustos… Pero si os casáis en una iglesia, veréis que esto cambia. Tendréis que ser cuidadosos con los elementos y colores que elegís.

Vuestra decoración tendrá que adaptarse a la de la propia iglesia, ya que una mala combinación podrá resultar un desastre.

Si queréis acertar y conseguir una decoración de 10, una apuesta segura son las flores. De diferentes tipos, tamaños y colores. Lo cierto es que os darán más margen que cualquier otro elemento para jugar con la decoración de vuestra iglesia. 

A continuación os mostramos algunos consejos para que la iglesia luzca más bonita que nunca en vuestro día. Y las flores serán las responsables. ¡Tomad nota!

De camino a la iglesia...

El Tajo Garden Center

Vuestra decoración tendrá que estar presente desde los primeros metros antes de llegar a la puerta de la iglesia, hasta el mismo altar.

Como desde el exterior no se percibe la decoración de la iglesia, en este caso podréis variar y jugar un poco más con los colores y el estilo de vuestras flores.

Si queréis una boda muy clásica y por todo lo alto, seguramente habréis pensado en poner una alfombra de color hasta la entrada de la iglesia. Marcad el camino con las flores y combinadlo, si deseáis, con arbustos. Podréis dejarlos en el suelo o, en caso de querer una boda muy formal, macetas barrocas que eleven vuestras plantas será una gran idea.

Floriforma Floristería

Si creíais que por querer casaros en una iglesia teníais que elegir una decoración clásica, estabais equivocados.

Es cierto que su interior siempre llamará a un estilo decorativo más barroco, pero el poder decorar el exterior del recinto os dará la posibilidad de combinar estilos.

Si rehuís de alfombras rojas y grandes macetas... Flores súper coloridas en jaulas cestas y cajas o mesitas hechas de madera, rodeando la puerta de la iglesia, darán un toque diferente y romántico en el lugar de vuestro "sí, quiero".

El Sueño de Elma

Otra opción a tener en cuenta, si lo que deseáis es una decoración discreta en la entrada de vuestra boda, será poner macetitas con flores "estilo bouquet" en el camino hasta la puerta, o en la misma puerta. 

Aunque no será una decoración súper llamativa, estas macetas con flores dejarán la entrada de vuestra iglesia preciosa.

Puerta

Érase una vez - Bodas con encanto

Si no queréis decorar el camino hasta la puerta de la iglesia, y únicamente buscáis adornar ésta alrededor, poned pies de metal con un bouquet de flores o flores en cascada.

De distintos colores, tamaños, o incluso hojas verdes en caída simulando ser arbustos, serán una buena opción para decorar la entrada de vuestros invitados.

1. Un Patio con flores | 2. Urban Plant

Si queréis ahorraros el pie de metal o preferís otras opciones, una buena idea será una decoración colgada de la propia puerta.

Los arcos de hojas y flores bordeando el exterior de la puerta o destacando detalles como sus ventanas (en caso de tenerlas), será un elemento vistoso y muy original.

Esta opción es tendencia, pues la podréis ver en bodas de otros estilos o incluso en exteriores, donde el mismo altar está compuesto por un arco.

¡Con esta idea la puerta de vuestra iglesia quedará preciosa y diferente!

Asientos

1. Bodas Deluxe | 2. El sueño de Elma | 3. Cumpli2 Events and Wedding Planner | 4. Jorge Sesé

Ya dentro de la iglesia, la decoración puede variar en función de vuestros gustos y los rincones donde queráis incluirla. 

Lo más común será decorar los asientos.

En la actualidad, existen mil opciones con las que podréis decorar las sillas con flores y hojas.

Colgadas de un extremo mediante lazos, jarrones de vidrio o cualquier otro material, o enredando todo o parte del banco.

También deberéis tener en cuenta la cantidad de flores y/o hojas que colocáis. Podéis decorar con un ramillete pequeño de flores con flores silvestres, con una sola flor o una enredadera gigante, por ejemplo.

De camino al altar...

Linnet Events

¡El pasillo hasta el altar también puede estar decorado!

Podéis llenarlo de pétalos, pues quedará súper romántico y nada recargado.

Otra opción será combinar estos pétalos con hojas, flores o incluso velas o cualquier otro elemento.

En este caso, sí tendréis que tener especial cuidado con no sobrecargar la decoración, pues pensad que vuestros invitados, ¡y vosotros también! caminaréis por ese pasillo... La decoración podría estropearse o incluso alguien podría tropezar.

"Árboles" creados a partir de pies de metal con flores y hojas a lo alto, o pompones de flores colgando de ellos, también serán opciones que decorarán muchísimo vuestro pasillo. ¡Eso sí! Seguid pensando en no incluir demasiados, pues también podrían llegar a estorbar.

Altar

Para el altar, también encontraréis mil formas de decorarlo con flores. De nuevo, todo dependerá de vuestro estilo de boda y gustos.

Si queréis una decoración con flores, pero discreta, o simplemente no queréis llenar vuestro altar de flores y plantas, una buena opción es colocar macetitas o plantas en las esquinas del altar. 

Esto hará que esta parte de la iglesia quede decorada y colorida, pero no en exceso, pues no es lo que buscáis.

Kuilua

Otra opción será decorar esa esquina de la que hablábamos, junto el propio altar, o simplemente decorar el altar y dejar el suelo despejado.

En este caso, podréis decantaros por mil opciones.

NM Fotografía

Flores sueltas o en maceta, con caída o en bouquet... 

Si no queréis una decoración sobrecargada, lo ideal es que mediante estas formas, decoréis poniendo las flores en distintos puntos de la zona del altar y/o el propio altar... Repartirla bien y conseguiréis una decoración vistosa y equilibrada.

Paradís Internacional

Por el contrario, muchos novios deciden crear un efecto bosque en el interior de su iglesia, mediante "árboles" de hojas y pies de metal, macetas con flores, enredaderas... Una combinación que, si se trabaja como es debido, conseguirá, sin duda, dar el efecto deseado.

Os resultará ideal si sois unos novios con gustos barrocos, que buscáis impresionar a vuestros invitados con una decoración recargada y "por todo lo alto".

Cristina Cortés

La decoración de vuestra iglesia con flores y hojas de un verde vivo siempre serán un acierto, como veis.

Lo ideal, si queréis acertar de pleno, será que siempre tengáis en cuenta estos tips y factores como el color de las flores, su tamaño o, incluso, el tipo de flor.

Si no queréis una boda muy recargada, será mejor que elijáis ramos pequeños, flores de colores suaves, silvestres o macetas. Si por el contrario queréis que vuestra decoración destaque por encima de todo, tendréis vía libre. Bouquets, enredaderas, flores de mil formas, colores y estilos... ¡Todo valdrá!

También será importante la iluminación o los colores de la iglesia. Si ésta está muy decorada de por sí, o es oscura, elegid flores en tonos pastel, por ejemplo. Si el dorado destaca en vuestra iglesia, flores de colores le darán un toque distinto y chulísimo.

¡Por último! Y no por ello menos importante... Vigilad, pues puede que entre vuestros invitados haya algún alérgico al polen. En este caso, será mejor una decoración discreta, flores pequeñas y en poca cantidad. Vuestros invitados serán lo primero, siempre.

Como véis, dar personalidad a vuestra iglesia es posible. ¡Decid sí a las flores!