La Masia Moments
La Masia Moments

Elegir el lugar donde celebrar el enlace es el primer paso de una larga lista de tareas, como dar con el vestido de novia soñado o anotar las confirmaciones de los seres queridos a los que habéis enviado las invitaciones de boda. Pero no son las únicas, pues también hay que decidir cómo organizar las mesas del banquete o cómo sentar a los asistentes durante la ceremonia, donde los veréis por primera vez ataviados con sus preciosos trajes y vestidos de fiesta. Con esta pequeña guía resolvemos las dudas que tengáis respecto a este segundo punto, pues no siempre es fácil que familiares y amigos encuentren su ubicación perfecta durante el "sí, quiero".

Estudiad bien el espacio

Nerea Botella Photography
Nerea Botella Photography

Lo ideal es que acudáis cuantas veces sean necesarias al lugar donde celebraréis la ceremonia para estudiar todas sus posibilidades. Incluso si el vuestro será un enlace al son de música para bodas religiosas –ya sea en una catedral, basílica, iglesia o ermita– o en una sala del ayuntamiento, entrad si tenéis ocasión para descubrir cómo están situadas las sillas o bancos y si hay posibilidad de añadir o quitar asientos. Así sabréis también cuántas personas pueden ocupar las primeras filas y calcular si habrá gente que se quedará de pie.

Elena CH Photo & Vídeo
Elena CH Photo & Vídeo

Si vais a celebrar la ceremonia en un jardín, un bosque o una playa, preguntad a los responsables del lugar cuántas sillas caben, las distintas distribuciones posibles y, si es posible, que os enseñen fotos de alguna ceremonia previa. Así os podréis hacer mejor una idea de sus posibilidades y empezar a pensar cómo colocar a vuestros invitados. E, incluso, podréis coger ideas de decoración para bodas in situ.

¿Dónde situar a los familiares directos?

El Ojo Encantado
El Ojo Encantado

El protocolo dicta que los primeros bancos se reservan a la familia directa. Así pues, lo normal es que padres, hermanos, sobrinos y abuelos (e hijos si los tenéis) ocupen los asientos más próximos a los de los contrayentes. Cuanto más cerca se está de los novios mayor importancia se tiene en la ceremonia. ¿Qué ocurre entonces con la "familia elegida"? Los amigos suelen sentarse detrás, salvo las damas de honor y los best men que, en muchos casos, se quedan a ambos lados de la pareja para estar cerca de ellos y colocar las veces que sea necesario la cola de ese vestido de novia de corte princesa magnífico o para sujetar el colorido ramo de novia silvestre si hiciera falta.

David Morales
David Morales

No obstante, las normas están para saltárselas, así que podéis romperlas si lo consideráis oportuno. Esto os resultará más sencillo en caso de que el vuestro vaya a ser un enlace acompañado de música para bodas civiles, en el que el protocolo es mucho más relajado. Si es vuestro caso, además de pensar en cómo organizar a los invitados en la ceremonia, decidid si preferís ser fieles a la tradición y sentaros de espaldas a ellos o bien colocaros de forma que les resulte mucho más sencillo ver las emociones reflejadas en vuestros rostros. Es decir, de cara o de lado.

Invitados con necesidades especiales

Juan Cordero
Juan Cordero

Si entre vuestros familiares y amigos hay gente con necesidades especiales, debéis pensar en ellos. En el caso de que acudan personas en sillas de ruedas, tenéis que aseguraros de que hay suficiente espacio para que se desplacen por los pasillos y reservarles un lugar en un lateral. También deberéis prever que los accesos estén adaptados con rampas.  

¿Qué hacer si alguno de los invitados es invidente? Podéis encargar a alguna de vuestras damas de honor que esté atenta a su llegada y lo acompañe a su lugar. Y en caso de discapacidad auditiva, seguro que vuestro ser querido agradece estar en algún lugar de primera fila desde el que pueda observar bien cada detalle: desde el ramo de novia con calas hasta los zapatos de la protagonista del gran día. Y así también tendrá la opción de leer vuestros labios y los del maestro de ceremonias.

¿Qué hacer con los niños?

Carlos Jordán
Carlos Jordán

Lo normal es que estos jóvenes invitados se dejen oír en algún momento. Pero si no queréis que unos se animen a otros y empiecen a cometer alguna que otra travesura, lo mejor es que permanezcan junto a sus padres o algún familiar muy cercano. ¿Qué hacer en el caso de las damitas de honor o de los pajes? Una vez cumplidada su misión pueden volver junto a los suyos o bien quedarse cerca de los contrayentes. En este caso, se recomienda que haya algún adulto que los supervise y controle y, dependiendo de su edad, los ayude si lo precisan.

Fotógrafo Artístico
Fotógrafo Artístico

Todo el mundo querrá tener una buena perspectiva para no perder detalle del original traje de novio, de la llegada de la gran protagonista del día –preciosa con su informal peinado de novia– ni de vuestros gestos cómplices y miradas de amor en el altar. Pero seguro que se conformarán con el asiento que les toque porque entienden que no todo el mundo puede estar en primera fila. Así que relajaos... ¡y disfrutad!