Fotoalpunto
Fotoalpunto

Los preparativos nupciales están llenos de magia, sobre todo la primera vez que te miras al espejo durante la búsqueda del traje de novio perfecto o cuando comprobéis los últimos retoques a vuestros respectivos outfits nupciales, como a ese maravilloso vestido de novia que te probarás luciendo el peinado de boda elegido. Pero cuando os encontréis en el altar, frente al oficiante, y a punto de pronunciar las palabras clave, el medidor de la emoción se disparará. Por eso os hemos preparado unos consejos que harán que vuestro "sí, quiero" sea lo más pleno, feliz y tranquilo posible. ¡Descubridlos!

1. Preparad los votos con antelación

Pablo Belice
Pablo Belice

Puede que el oficiante os haya facilitado unos votos predeterminados o que vosotros mismos hayáis decidido redactarlos porque os guste escribir, porque tengáis muy claro que es el momento perfecto para decir a vuestra pareja todo lo que significa para vosotros o porque hay una cita literaria o una frase de película con un especial significado en vuestra historia de amor y queráis reproducir. Y es que, de la misma manera que se elige el repertorio de canciones románticas para bodas, los votos matrimoniales pueden personalizarse.

En cualquier caso, leedlos en voz alta con antelación varias veces. Practicad delante de otras personas o, incluso, grabaros en vídeo para ver cómo lo hacéis. El quid de la cuestión es que vayáis a la ceremonia con la seguridad suficiente de que leeréis o recitaréis bien. Así eliminaréis muchos nervios.

2. Haced un ensayo previo de la ceremonia

Andrea Design
Andrea Design

Además del momento ceremonial de los votos puede que también tengáis el de las arras, si el vuestro será un enlace en el que, de fondo, suene música para bodas religiosas. Si es así, os recomendamos que ensayéis también cada una de las fases del ritual para haceros una idea de cómo irá todo el día B. De este modo tendréis sensación de tranquilidad y "control", porque conoceréis el desarrollo del rito y sabréis bien qué viene a continuación.

3. Relajaos el día antes

Hayáis contado o no con la ayuda externa de un wedding planner durante la organización del enlace, a estas alturas ya lo tenéis todo a punto. Desde el vestido de novia de corte sirena inmaculado y listo para lucir en todo su esplendor hasta los distintos complementos preparados, como los zapatos de novia de color, pasando por los diferentes obsequios para todos vuestros seres queridos, como los prácticos regalos para invitados de boda, entre otros.

Ha llegado pues el momento de relajarse y de disfrutar de las últimas horas como solteros/as. Un baño de espuma, aromaterapia, un masaje, meditación, una buena película, un paseo viendo el atardecer juntos… Preparad una velada agradable que os permita disfrutar y tomar plena conciencia del paso tan importante que estáis a punto de dar en vuestras vidas.

4. Respirad hondo

Manuel Garrido
Manuel Garrido

Cuando avancéis hacia el altar, cuando lleguéis allí y, sobre todo, antes de daros el "sí, quiero", respirad profundamente. Una respiración pausada es la clave de una correcta dicción. ¡Y de mantener los nervios bajo control! Además, es lo que se suele hacer para tomar energía, resolución, determinación; cuando se está a punto de hacer algo crucial. Así que ya sabéis: respirad de forma pausada y hondo. Tan simple como eso.

5. Concentraos en la mirada de vuestra pareja

Ignacio Sombra
Ignacio Sombra

Si sois tímidos y no os gusta convertiros en el centro de atención, pensad por un momento que estáis solos, que en la ceremonia no hay nadie más que vosotros dos. Concentraos en la mirada serena, feliz y emocionada de vuestra pareja y olvidaos de todo lo demás. Es cuanto necesitáis para ser capaces de expresarles vuestro amor, de decirle las mágicas palabras. ¿No sois tímidos, pero queréis llenar el momento de intensidad? La conexión entre los dos será máxima si pronunciáis el "sí, quiero", mirándoos fijamente a los ojos. Imposible olvidar un instante tan especial y único en la vida.

6. Dad rienda suelta a vuestras emociones

Mithos Fotógrafos
Mithos Fotógrafos

¿Una sonrisa radiante de felicidad? ¿Alguna lagrimilla? ¿Trabas al hablar por el nudo de emoción en la garganta? Pues, ¡bienvenidos sean! ¿Qué hay más bonito que eso? Recordad siempre que quienes os acompañan son vuestros seres más queridos, quienes estarán encantados de ver cuánto significa ese momento para vosotros. Así que no os reprimáis y dejad que fluyan las emociones. Es vuestro gran día, uno de los más felices en vuestras vidas, así que todo estará bien.

Como veis, estos 6 tips tienen como objetivo que estéis lo más concentrados y relajados posible en el momento del "sí, quiero" para que lo podáis disfrutar al máximo y, más allá de en las imágenes que capturará el videógrafo profesional, quede para siempre grabado en vuestras memorias y en vuestros corazones. Y preparaos. Porque tras la solemnidad de estos instantes llega la diversión. Sobre todo cuando empiecen a sonar las canciones de boda y la pista de baile se llene de todos aquellos a quienes habéis enviado vuestras invitaciones de boda. ¡Qué seáis muy felices!