En otras ocasiones ya os hemos dado trucos para organizar una boda barata, y consejos para una boda económica, pero sabemos que cualquier idea para ahorrar dinero a la hora de organizar vuestra boda es siempre bien recibida, por eso hoy hemos recopilado nuevas ideas que esperamos que os sean muy útiles.

Buscad "soluciones caseras" en nuestra sección Ideas y en la Comunidad

Están llenos de tutoriales con ideas geniales para que decoréis vuestra boda sin arruinaros en el intento. Eso sí, necesitaréis invertir tiempo: podéis hacer guirnaldas con retales de tela, pompones de seda para decorar el techo, centros de mesa con tarritos vacios de mermelada y flores silvestres, numerar las mesas con libros antiguos, etc.

Convertid vuestra boda en un día de playa

Citad a vuestros invitados en una calita escondida, celebrad allí la ceremonia y tened preparada una mesa con un sabroso pica-pica: tortillas de patatas, croquetas, nuggets de pollo, aceitunas, patatas fritas, guacamole con nachos, etc. La comida puede ser casera, comprada en un supermercado o encargada en un bar de vuestra confianza. Pedidle a alguien que se encargue de llevarla y colocarla en la mesa. Y no os olvides de preparar otra mesa con bebidas. Para mantenerlas frías nada mejor que las socorridas neveras de playa o barreños de zinc llenos de hielo. Pedid a todos vuestros invitados que vengan en traje de baño y pareo. Vosotros podéis regalarles toallas de playa y no os olvidéis de colocar algunas sombrillas y de llevar música. Será una boda divertida e inolvidable.

Si no os gusta la playa organizad una boda picnic

En esta ocasión buscad un rinconcito en un bosque que os guste o un merendero. Disponed mantas en el suelo y si no hay muchos árboles colocad algunas sombrillas. Si queréis darle un toque original comprad cestas de mimbre y colocad ahí la comida. Por supuesto no os olvidéis de la bebida ni de la música.

¿Por qué no celebráis el banquete en un restaurante normal?

Invitad solo a los más allegados y reservad mesa para todos en un restaurante que os guste (pero que no sea de bodas). Elegid un menú de grupo (los hay desde 25 euros) y si no tienen tarta pedid permiso para llevarla vosotros. Obviamente no estaréis solos en el restaurante, y las mesas os las montarán en forma de U, tampoco estarán adornadas con flores ni habrá barra libre ni baile. Pero podéis hablar con el restaurante para que os ponga algún centro de mesa, o pedirles permiso para llevarlos vosotros. Después de comer podéis llevar a vuestros invitados a una discoteca e invitarles a una ronda de combinados o chupitos.