Imágenes de mi boda

Reducir gastos en la organización de la boda es posible. Todo es cuestión de aprovechar recursos, recortar en cosas prescindibles y mirar bien los precios. Así, a la hora de elegir el vestido de novia recuerda que hay opciones muy interesantes entre los modelos de temporadas pasadas. Sin olvidaros de una práctica tendencia que desahoga notablemente el presupuesto de los novios: el alquiler de trajes nupciales. Estos son solo algunos ejemplos, aunque hay muchos más, como hacer las invitaciones de boda vosotros mismos o apostar por unos detalles de boda DIY (do it yourself). ¿No se os ocurre por dónde empezar? Os dejamos algunas ideas de cómo hacerlo.

1. Los invitados que de verdad queréis

Tratad de no invitar a gente por compromiso. Pensad en el coste extra que supone cada persona de más con la que no contaríais si dependiera de vosotros. ¿No creéis que una boda íntima con vuestros familiares y amigos más cercanos sería lo más?

2. Temporada baja

Si no tenéis preferencia por casaros en una fecha u otra, optad por celebrar la boda en temporada baja puede suponer un gran ahorro. No solo en el banquete, sino que podéis encontrar vestidos de novia baratos si buscáis el atuendo de vuestros sueños entre los vestidos de novia de temporadas anteriores, y grandes descuentos en otros servicios como, por ejemplo, fotografía y música.

3. Usad flores y productos de temporada

Los alimentos y flores de la estación son más económicos que el resto porque abundan más. Así que olvidaos de productos exóticos o de importación si tenéis un presupuesto ajustado.

Imágenes de mi boda

4. Casaos entre semana

Si además escogéis un día laborable para daros el "sí, quiero", el precio disminuirá aún más. Una buena opción son los viernes por la tarde-noche. Aunque también podéis aprovechar un festivo local en vuestro pueblo o ciudad, ya que muchos de los invitados tendrán el día libre.

5. Comprad la decoración en rebajas

Para comprar objetos de decoración más baratos podéis acudir a lugares que estén de liquidación o que hagan ofertas especiales después de algunas fiestas, como Navidad o el día de San Valentín. Pensad bien en qué ideas de decoración para bodas queréis. Seguro que si le dedicáis tiempo y paciencia, encontráis complementos u otros elementos que lucirán como perfectas ideas para candy bar en vuestra mesa dulce. Como mínimo os inspiraréis y podréis empezar a definir algunas ideas divertidas para bodas.

6. Complementad las flores con otros elementos

Velas, carteles, telas… Existen infinidad de alternativas más económicas que las flores que podéis combinar con arreglos florales u otro tipo de vegetación.

Llamazaresfoto

7. Reutilizad la decoración

Aquello que decora la ceremonia puede ser usado también para decorar el banquete o la fiesta posterior. 

8. Menú más ajustado

Podéis optar por saltaros el aperitivo y pasar directamente a la cena o comida si esta es contundente. Otra opción es organizar un aperitivo y que el banquete posterior consista solo en un segundo plato y postre. También podéis decantaros por un banquete tipo cóctel: reduciréis notablemente el precio por comensal. O, si os decidís por algo más informal, celebrad la comida o la cena en una casa rural, en el jardín de algún familiar o, incluso, en un merendero.

9. Menú sencillo

También podéis optar por un menú completo con comida sencilla y sabrosa, sin necesidad de recurrir a platos sofisticados que suelen tener un coste más elevado. Gustará a todo el mundo y supondrá un gran ahorro en el banquete, que es el principal desembolso de la boda.

Mediambar audiovisuals

10. Optad por mesas más grandes

Si organizáis mesas de más personas podréis ahorrar en menaje, centros de mesa y flores. Una manera sencilla de economizar en la decoración del banquete.

11. Reducid la barra libre

Si la limitáis a cerveza, vino y algún cóctel 'especial' de la boda, eliminando el resto de bebidas, también disminuirá bastante el importe final.

12. Brindad con las bebidas del banquete o la fiesta

No hace falta abrir botellas de cava o champagne especialmente para el brindis. Si queréis ahorrar un poco, hacedlo con aquello que estéis bebiendo en ese momento.

Imágenes de mi boda

13. Regalos por familia o pareja

Si queréis ahorrar en los regalos para los invitados de boda, podéis hacer obsequios por unidad familiar o pareja. Optad por algo más vistoso o práctico para que puedan darle uso y se lleven una buena impresión.

14. Todo junto

También podéis ahorraros la tarjeta de agradecimiento y el envío de la misma si incluís una pequeña nota en señal de gratitud en el detalle de boda.

Por último, no olvidéis mirar bien el precio de los ramos de novia ni las infinitas versiones ajustadas que puede hacer posible un buen profesional del arte floral, y no descartéis buscar el traje de novio entre las colecciones anteriores. ¡Notaréis la diferencia!