Víctor Vidal

Está claro que decisiones como elegir el vestido de novia, la temática de la boda o la gestión de proveedores no es algo que a los peques les llene de ilusión, pero sí hay muchas cosas en las que pueden participar activamente: llevadles a elegir las flores del ramo de novia, aprovechad una tarde de compras con ellos cuando vayáis a escoger el vestido o el traje de novio y tened en cuenta su opinión… Hay muchas y muy divertidas tareas en las que los peques podrán participar. ¡No os las perdáis!

1. En la ceremonia y con la decoración

Os pueden ayudar con la decoración de las mesas, eligiendo y diseñando nombres originales para cada mesa. Si estáis más limitados en este punto, podéis optar por dejarles escoger el nombre o colores de su mesa (generalmente es donde están todos los peques sentados juntos). ¡Les encantará!

No olvidéis sentarles en un sitio privilegiado durante la ceremonia. ¡Es importante que no se sientan desplazados! Podéis encontrar muchas ideas para bodas civiles sobre cómo sentar a vuestros pequeños cerca de vosotros; os sentirán más cerca y así evitaréis que puedan llamar vuestra atención en un momento tan importante.

Gabriela y Marín

2. Con los dulces

Los pequeños tienen una imaginación desbordante así que, si estáis buscando ideas divertidas para bodas, echad mano de sus propuestas. Y, aunque algunas serán demasiado arriesgadas o puede que no vayan con lo que tenéis en mente, lo que está claro es que serán la mejor fuente de inspiración que podáis tener.

¿Y qué nos decís de las chuches? Si alguien sabe de dulces son ellos. Así que, si estáis buscando ideas para el candy bar, no dudéis en preguntar a los pequeños: son los auténticos expertos del dulce.

3. Con los detalles para tus invitados

Si todos los detalles que encontráis os parecen regalos de boda baratos y queréis dar algo con más personalidad y corazón, os aconsejamos que os llevéis a los pequeños con vosotros en la búsqueda. Puede que, al principio, no tengan una idea muy clara de lo que tienen que buscar, pero recordad que son los reyes en hacer regalos especiales con todo amor; ¡así que sus consejos valdrán oro!

True Romance

4. Con vuestras invitaciones de boda

Una vez que hayáis decidido la temática de la boda, y si queréis unas invitaciones de boda caseras, es una ocasión de oro para que los pequeños os echen una mano. Podéis elegir juntos las ilustraciones, los colores o incluso el texto para las invitaciones de boda; éstas serán la primera impresión que los invitados recibirán de vuestro gran día y a los pequeños les hará ilusión aportar su creatividad en algo tan importante. Cuantas más ideas, ¡mejor que mejor!

5. Con la llegada de la novia

Todas las novias sueñan con una entrada magnífica para lucir el maravilloso vestido de novia de corte princesa con el que han soñado durante meses... y que los peques de la casa anuncien la llegada en la ceremonia se convertirá de lo más bonito vivido en la boda. Preparad un pequeño cartel con el tradicional mensaje de "Aquí viene la novia" o "Ya llega la mujer de tu vida" y la sonrisa del/a pequeño/a será la mejor antesala para esa mágica entrada.

CJ Photoedición

No cabe duda, gracias a estos pequeños ayudantes conseguiréis vestir vuestro "sí, quiero" con un sinfín de ideas originales para bodas... ¡e incluso podrán elegir alguna de las canciones para bodas que suenen durante la fiesta postboda! Alucinarán al escuchar esa melodía que, con tanto cariño, escogieron especialmente para vosotros. ¡Juntos viviréis instantes inolvidables!