Carmen Velasco
Carmen Velasco

Cada vez más novias apuestan por introducir llamativas notas de color en su "sí quiero". Así, y más allá del total white, las mujeres protagonistas del gran día se decantan principalmente por vestidos de novia con pinceladas en tonos nude, champagne o rosados. Una propuesta cromática que va más allá en los zapatos de novia y que encuentra su máxima explosión en el ramo de novia.

Del mismo modo, encontrarás una amplia paleta de color en lo que a labiales se refiere, tonalidades pensadas para reflejar la personalidad de la mujer protagonista del gran día y para llenar de intensidad y vida cada beso y cada sonrisa. Así que si eres de las que huye del maquillaje súper natural y de las que desea marcar la diferencia en su paso por el altar, no lo dudes. Decántate por una de estas llamativas opciones cromáticas y... ¡triunfa!

Al rojo vivo

El rojo tiene una inmensa variedad de tonos disponibles, perfectos para lucir sobre todo en enlaces de día. Además, pueden llevarlo por igual desde las novias más clásicas hasta las informales millennial. Apostar por este color es tener el éxito prácticamente asegurado, aunque conviene matizarlo con una sombra de ojos y un rubor de mejillas lo más natural posible. Con este maquillaje, toda la seducción estará asegurada. ¿Te atreves a combinarlo con las flores de tu ramo de novia natural? ¿O prefieres apostar por lucir este tono en unos fantásticos zapatos de novia de color?

Fotografía Difusa
Fotografía Difusa

¿Chocolate? ¡Sí, siempre!

Este marrón oscuro lo puedes encontrar en dos vertientes: mate y gloss. El chocolate siempre confiere a la novia un aspecto más maduro, distinguido y sereno. Si tu boda, además, es en estaciones frías, como otoño o invierno, este tono resultará perfecto al ser más apagado. También es ideal en enlaces de día y de noche, y tanto si se van a celebrar en un interior como en el exterior. Por sus reminiscencias naturales, de tierra o de tronco de árbol, resulta perfecto para bodas de esencia campestre, boho chic y románticas.

Tonos cherry 

Las tonalidades cereza son una variedad del rojo menos encendida y con matices azulados, aunque no por ello resultan menos intensas, centralizando igualmente las miradas. Perfectas en un "sí, quiero" de noche y en interior, convencen por igual tanto a novias elegantes como a las más informales y desenfadadas. Además, al tratarse de un tono oscuro, crea un interesante efecto blanqueador en los dientes.

Las bodas de la Diapo
Las bodas de la Diapo

Medalla de bronce

En bodas de tarde y en fiestas que se prolonguen hasta el amanecer, un pintalabios de este color quedará estupendo. El matiz irisado del tono bronce, brillante, da un punto de elegancia más refinada, y enmarca las facciones naturales de la novia. Según los accesorios con que lo combines, podrás potenciar incluso más ese aire de lujo –como con gargantillas y trabajados pendientes– o bien contrarrestar su fuerza –con joyas más sencillas–. En cualquier caso, la magia está asegurada. ¿Te imaginas cómo quedará con un ramo de novia vintage?

Fucsia enérgico

Los tonos flúor son variados y muy vistosos, y quizá excesivos para bodas a no ser que se trate de un enlace temático muy concreto. Pero si te gusta jugar con estas tonalidades, atrévete con su versión más discreta: un rosa fucsia matizado con el color natural de tus labios. Recuerda que, para que el maquillaje se vea perfecto, cuanto más encendido sea el tono de labios menos deberás intensificar la zona del párpado y la de los pómulos. Por eso, si optas por un fucsia con acabado en gloss, deja el resto del rostro fresco y luminoso, y opta por un peinado informal para hallar el punto medio.

Olaya Brión Maquilladora
Olaya Brión Maquilladora

Naranja mate

El naranja es luminoso y posee mucha fuerza. En la gama más pura, y hasta llegar a un color casi rojizo, tipo teja, es ideal si quieres aportar un aire juvenil al look nupcial y combina estupendamente con coronas de flores en bodas diurnas en exteriores. Da igual si habéis pensado daros el "sí , quiero" en una playa, en un bosque o en un bello jardín, o si lo tuyo es más un estilo vintage o lleno de glamur. ¡Parecerás una ninfa!

Burdeos y berenjenas

Cada vez hay más novias que optan por pintarse los labios el día B en una tonalidad oscura, de color berenjena, casi llegando al color marsala o al burdeos. Muy intensos, estos tonos son perfectos para centralizar las miradas y encajarán en todo tipo de enlaces, con independencia de la hora del día en que se celebren. Especialmente indicados para bodas de interior, apuestan por ellos tanto mujeres elegantes y de gustos clásicos como aquellas más modernas. Combínalos con rubores suaves y con sombras con brillos. El resultado será sensacional.

Chelo Escobar Make Up & Hair
Chelo Escobar Make Up & Hair

Después de atreverte a mostrar tu personalidad con cualquiera de estos colores, recuerda la importancia de combinarlo adecuadamente con el resto del outfit para que el resultado sea equilibrado y acertado. También puede ser un excelente detalle de boda, ¿lo habías pensado? Con sus increíbles vestidos de fiesta y cualquiera de estos labiales, tus invitadas lucirán (casi) tan guapas como tú.