La estética vintage inunda las bodas, desde los vestidos de novia de encaje y guipur hasta las invitaciones de boda con blondas de papel y sobres kraft. ¡Nada ni nadie se resiste a su indudable encanto! Su aire a medio camino entre lo retro y lo chic está más de moda que nunca también en los ramos de novia. ¿Te encanta este estilo? ¡Toma buena nota de nuestros consejos!

Ramos de novia tipo buqué

Entre los infinitos tipos de ramos de novia que existen, hay uno que reúne todas las características de los ramos de novia vintage: los buqués. Delicados, redondos y muy femeninos, encajan a la perfección con la estética delicada y etérea de las novias amantes de lo antiguo, por lo que son sus preferidos a la hora de combinar con los vestidos de novia vintage que tanto se llevan. Entre las flores que mejor combinan con este estilo están las peonías, muy delicadas y ultrachic, perfectas por sus pétalos exquisitos y sus tonos empolvados. Inclúyelas en tu buqué de novia vintage... ¡y acertarás seguro!

Tonalidades que marcan la diferencia

Las tonalidades empolvadas se emplean también en otras flores igualmente clásicas que nunca pasan de moda, como las rosas, sobre todo las variantes más pequeñas, y las hortensias, que también son perfectas para elaborar un bonito ramo de novia vintage. La clave es elegir flores en colores chalky, que recuerdan a las tizas –con esa sensación mate y sedosa a simple vista– y añadir algún detalle especial más allá de las hojas verdes, que en este tipo de ramos no tienen especial protagonismo, pues lo dejan todo a la gama de colores pastel de las flores. Bastan unas hojas de eucalipto para dar el contrapunto de follaje que el ramo necesita. Al igual que ocurre en los ramos de novia naturales.

Asimismo, los ramos de novia vintage tienen muy presente el toque de azul. Muchas flores naturales se comercializan en este tono (y, de paso, te permiten cumplir la popular tradición sin esfuerzo), aunque la tendencia es usar flores preservadas, que recuerdan a las tradicionales flores secas que tanto usaban nuestras abuelas para decorar la casa. Combinadas con tonos nude o, incluso, con algún amarillo, quedan perfectas en ramos de novia sencillos y muy campestres.

Sin embargo, los tonos por excelencia de los ramos de novia vintage más solicitados son los pastel. Violetas muy pálidos, rosas antiguos, blancos rotos y azules liláceos combinan a la perfección en ramos que utilizan una sola flor en todas esas tonalidades o bien en los que saben sacar lo mejor de distintas flores de colores. La clave está en jugar con el tamaño de estas y con su disposición, siempre en tallos cortos anudados de mil formas que permitan sostener el ramo cómodamente en la mano durante la ceremonia y a lo largo de la sesión fotográfica.

Ramos de novia vintage: decoraciones cargadas de sentimiento

Es maravilloso cuando una novia recupera alguna cinta de encaje de su abuela para anudar el ramo, aunque puedes adquirirla sin problema en cualquier mercería o, incluso, pedir en tu tienda de vestidos de novia algún trozo del guipur aplicado en tu vestido, si es que lo tiene. Si se te da bien el crochet, puedes animarte a hacer una banda de ganchillo para tu ramo. Y darle un toque vintage colocando una joya familiar al anudar los tallos, como un camafeo o un broche. También puedes usar un collar de perlas o una pulsera, y enrollarlo alrededor. Si quieres algo más sofisticado y glamuroso, ten en cuenta las plumas: dan un toque espectacularmente dramático y teatral a cualquier ramo vintage. Las plumas blancas y de colores neutros aportarán un toque romántico, mientras que las de tonalidades intensas le darán un toque sofisticado.

¿Cómo completar estos ramos?

Si te gusta el aire vintage pero no puedes dejar de enamorarte de los ramos de novia silvestres, una buena idea para combinar ambos estilos es utilizar espigas en tu ramo. Quedan bien con flores estilizadas como la lavanda, la falsa pimienta, los liliums o las calas. Los tallos son algo más largos que en el resto de ramos de novia de estilo vintage, pero puedes anudarlos igualmente con encaje o cintas para conseguir el mismo resultado. La clave está en elegir flores blancas o en la gama de los nude, y en aligerarlas visualmente con paniculata o gypsophila.

Y al igual que los ramos de novia 2020, también las colecciones de vestidos de novia 2020 lo tienen claro: lo vintage está de moda. Si es tu estilo, no te olvides de ver las invitaciones de boda vintage para unificar el hilo temático del gran día, de echar un vistazo a las ideas originales para bodas, donde encontrarás un montón de inspiración para personalizar el enlace, ni de pasar revista a los detalles de boda perfectos para todos los invitados. ¡La armonía será total!