X&M
Por X&M

¿Desde que recibiste la invitación de boda estás "en busca y captura" del vestido de fiesta ideal, pero todavía no has dado con él? La primavera y el verano son dos estaciones repletas de alegría, luz y color, y los diseños que te proponemos se han impregnado de toda esa energía. Son 50 propuestas para invitadas en las tonalidades que marcan tendencia hoy en día. Hablamos de vibrantes rojos, de luminosos amarillos, de intensos verdes, de clásicos nude y de dos tipos de azules, un potente eléctrico y otro sofisticado y más oscuro, que Pantone ha bautizado como Eclipse. Tampoco perdemos de vista el que el prestigioso Pantone Color Institute ha calificado como Color del Año 2019: el romántico Living Coral. ¿Deseando conocer todas tus opciones? ¡Las repasamos una a una!

Rojo, un clásico infalible

La gama del rojo tiene un amplio abanico de matices y entre los vestidos de fiesta 2019 para la temporada primavera-verano se llevarán los más encendidos, hasta con un toque anaranjado. Proporcionan un look tan vistoso que, incluso, se suelen combinar con otras tonalidades en el cuerpo o la falda, para rebajar su intensidad. Blanco y negro suelen ser las más empleadas.

Además, el rojo favorece a todo tipo de mujeres sin importar su color de pelo o el bronceado de su piel. ¿Boda civil o religiosa, de día o de noche? Sin duda, siempre será una buena elección. Y toma nota de otra tendencia que verás en los vestidos rojos de fiesta y en el resto de paletas cromáticas: los outfits más rompedores apuestan por acompañar faldas largas con una insinuante abertura vertical o por combinar pantalones ceñidos con una sobrefalda que podrás retirar cuando deseas, como a la hora de bailar esas animadas canciones románticas para bodas.

Amarillo, jovial y desenfadado

Posiblemente tu armario ya tenga alguna prenda amarilla, pues es un must que estamos viendo a lo largo de este año en la alfombra roja, en el street style y, por supuesto, en las creaciones para fiesta más "frescas" y de carácter alegre. Los diseños son de lo más variados: en versiones monocolor, combinando dos tonalidades o adornados con estampados (la mayoría florales).

Esta tonalidad sentará muy bien a las mujeres de piel bronceada y a las de pelo moreno, castaño y pelirrojo. Sin embargo, no resulta tan favorecedor si tienes el cabello rubio. Aparte, en patrones como los monos de fiesta para boda generalmente este brillante amarillo resulta más adecuado para un enlace informal o de día, así como en celebraciones al aire libre.

Eclipsa con un azul profundo

Eclipse es el nombre que Pantone le ha dado a un azul profundo que recuerda al cielo de medianoche, que es a la vez sobrio y misterioso. ¿Es solo adecuado para bodas vespertinas? No, en absoluto. Aunque sí resulta más adecuado. Contémplalo como el nuevo negro, el comodín que nunca falla, pero con un carácter algo menos serio. Si le quieres dar un plus de sofisticación y magia, apuesta por las creaciones con brillo. ¡Son una delicia! Y para restarle ese carácter formal, decántate por modelos que combinan más colores, como el rosa empolvado, o que, incluso, aplican un toque en rojo.

Al tratarse de una gama oscura favorece especialmente a las mujeres de tez clara y pelo oscuro, creando un precioso contraste, aunque sienta bien a todas. Y resultará adecuado tanto para enlaces celebrados en el interior como al aire libre.

Discreta gama de colores nude

Lograrán un look muy discreto y sereno. No obstante, recuerda que este tipo de colores marcan más tu silueta, por lo que deberás asegurarte de escoger un modelo que la realce. En cuanto a quién quedará mejor, sin duda a las mujeres con la piel bronceada con independencia del color de su pelo. Y aunque resulta más recomendable cuando los novios se dan el "sí, quiero" de día, si juegas con el maquillaje y lo extremas un poco, también quedarás perfecta en un enlace nocturno.

Una de las ventajas de las tonalidades neutras como las nude es que combinan perfectamente con el resto de colores. Así que puedes aplicar una pincelada de color en el chal de fiesta, en los zapatos o en el bolso tipo clutch.

Armonía en verdes apagados

No hace muchas temporadas, un vibrante y encendido Verde Greenery copó todas las tiendas de moda. No obstante, para este 2019 se llevan las paletas más claras y tranquilas, como el verde oliva o musgo, que proporcionan un outfit fresco, relajado y elegantísimo. Por cierto, una combinación infalible esta temporada es la que mezcla estos verdes con un precioso y delicado rosa empolvado. ¡No puede estar más a la moda!

El color verde en estos tonos suaves es ideal para mujeres de tez clara y cabello rubio, ya que les aporta luminosidad. ¿En qué tipo de enlaces resulta indicado lucir un vestido verde de fiesta en esta paleta? En cualquiera y muy especialmente si la ceremonia y/o el convite se va a celebrar al aire libre, ya que evoca a la naturaleza.

Atractivo en un precioso coral

Living Coral es el aclamado Color de Año según el Pantone Color Institute. ¿Cómo definirlo? Es casi un rosa salmón, pero con más cantidad de naranja, lo que aporta una buena dosis de calidez, luz y alegría. Si un potente rojo te resulta demasiado abrumador, en este tono inspirado en la naturaleza marina que anima cualquier outfit encontrarás la alternativa perfecta, sobre todo porque también favorece a cualquier mujer. Además, es ideal para estilismos de día y de noche. ¿Se puede pedir más?

Azul eléctrico: ¡sé el foco de todas las miradas!

La vitalidad de este azul lo hace ideal si eres una invitada atrevida a la que no le importe convertirse en protagonista. De hecho, el azul eléctrico no es un nuevo must en los estilismos de fiesta, sino que lleva años imponiéndose y está totalmente consolidado. ¿Eres morenas, rubia, castaña o pelirroja? ¿Tienes la piel clara o más bien dorada? No importa. A buen seguro que te sentará fenomenal un vestido azul de fiesta en este vibrante matiz. Eso sí, suele ser más indicado para enlaces de tarde o noche.

Con esta completa guía ya puedes orientar a la verdadera estrella del día B en su búsqueda de unos zapatos de novia de color. Y también al prometido, si no tiene claro con qué tonalidades completar su look nupcial. Por ejemplo, un traje de novio azul irá bien con un prendido en verdes apagados e, incluso, en un cálido coral. ¡Llenad de vida y color la mágica jornada!