Qui and Co - Fotografía creativa
Qui and Co - Fotografía creativa

El camino hacia el altar es uno de los momentos más importantes en la vida de cualquier novia. Por fin se descubre su secreto mejor guardado: su vestido de novia. Y cada uno de sus pasos es seguido por todos sus seres queridos, mientras avanza con paso firme –al son de las mejores canciones para bodas– del brazo de su padrino o de la persona que haya elegido para que la acompañe en un instante tan importante de su vida. ¿Qué piensa la mujer protagonista del gran día en ese momento, mientras sujeta con fuerza su ramo de novia? Muchas cosas. Emoción, nervios, alegría... Descubre a continuación los pensamientos más habituales de las novias en su camino hacia el altar.

El cariño hacia sus padres

Instántanea y Tomaprimera
Instántanea y Tomaprimera

Muchas novias sienten una emoción especial al llegar al lugar de la ceremonia y hacer su entrada triunfal del brazo de su padre. En ese instante se dan cuenta del pilar tan importante que es en sus vidas y lo realmente afortunadas que son de tenerlos. Igualmente, a medida que se van acercando al altar, ven el cariño reflejado en los ojos de su madre, espectacular con su vestido largo de fiesta, que las observa con una sonrisa radiante. Ellos lo han dado todo por ellas y sienten lo mucho que los quieren. Si es tu caso, disfruta del momento y hazles saber, con una sonrisa especial o un simpático guiño, que estás pensando en ellos.

¿Cómo será el futuro una vez casada?

Kuttco Fotografía
Kuttco Fotografía

La majestuosidad de la iglesia o del lugar de la ceremonia, las flores, los invitados con sus trajes de fiesta, la música romántica para bodas… Es como traspasar el umbral que te conducirá a una vida nueva y, sin duda, es impresionante. Todo a tu alrededor te hace sentir muy importante, y eso te da fuerza para afrontar con ilusión todo lo que está por venir.

¿Qué pensarán de mí los invitados?

Carolina Garcia
Carolina Garcia

Este también es uno de los pensamientos más habituales de las novias en su camino hacia el altar. ¿Qué pensarán los invitados de mi vestido de novia vintage? ¿Les parecerá que mi ramo de novia con calas es apropiado para el estilo del enlace? ¿Habrá sido una buena idea hacerme un recogido con flequillo? Algunas novias sienten vergüenza ante la idea de exponerse ante tantas personas y centralizar todas las miradas. Sin embargo, el miedo escénico es algo muy normal cuando vas a convertirte en el foco de atención y, además, delante de las personas que más te importan, como tus familiares y amigos más cercanos. Tranquila. Vale la pena que disfrutes de ese momento tan único y especial en la vida. Lo mejor es que levantes la cabeza, fijes la vista en tu pareja y sonrías pensando en el gran día que vais a vivir juntos.

¿Camino demasiado deprisa?

Instántanea y Tomaprimera
Instántanea y Tomaprimera

Estás serena y feliz de vivir ese instante tan breve y de todo lo que está por venir. En un momento así puede resultar sencillo que te despistes un poco y no sepas si estás caminando más despacio o más rápido de lo normal. Por ello, lo ideal es que practiquéis varias veces con anterioridad el ritmo más apropiado para la solemnidad del momento. Lo importante es que tanto tú como el padrino vayáis acompasados. Sujétale el brazo con fuerza y... ¡adelante!

Una vez ya estés junto al altar y te hayas despedido con un beso de quien te ha acompañado hasta allí, ya podrás tomarle la mano a tu futuro marido y sentirte más segura sobre tus zapatos de novia espectaculares. Muestra la más maravillosa de tus sonrisas y espera con impaciencia disfrutar de todas las emociones que aún os aguarda el día, como las que os brindarán las ideas originales para bodas que habéis preparado con tanto mimo y cuidado para vuestros invitados. ¡Va a ser un enlace de ensueño!