Booda Fotografía
Booda Fotografía

Seguro que desde que recibieron sus invitaciones de boda citándolas al enlace, muchas de vuestras familiares y amigas solteras confían en ser la afortunada elegida para recibir el ramo de novia. ¿Prefieres pasar de tradiciones y dejar al azar quién será la receptora de tu maravilloso buqué nupcial? ¡No lo dudes más y decántate por lanzar el ramo! Descubre a continuación cómo hacerlo.

Desde el otro lado del charco

Instantánea y Tomaprimera
Instantánea y Tomaprimera

Aunque son muchas las teorías acerca del origen del lanzamiento del ramo, que se ubican en la antigüedad y en el mundo árabe, lo cierto es que en Estados Unidos esta tradición arrasa siguiendo una máxima bien sencilla: "de una boda sale otra boda". Y como la afortunada será aquella que se haga con tu ramo de novia sencillo, se trata de un elemento muy preciado por las invitadas que desean pasar en breve por el altar para pronunciar el romántico, "sí, quiero".

¿Por qué lanzarlo?

Porque, aunque en nuestro país es más habitual efectuar la entrega en mano a una persona especial, como a una de tus hermanas, a una amiga íntima, a tu madre, a tu abuela, a una prima, a una sobrina o a una familiar en cualquier otro grado… eso implica elegir. Y por tanto, dejar fuera del privilegio a unas cuantas personas. Por ello, lanzar el ramo se convierte en una excelente idea si quieres que sea el destino el encargado de elegir cuál de todas vuestras invitadas solteras (o no solteras) será la afortunada.

No vale cualquier tipo de ramo

Seymar Fotógrafas
Seymar Fotógrafas

Debes reflexionar sobre este punto con tu florista, porque hay ramos que no son aptos para un lanzamiento. Por ejemplo, los ramos de novia naturales en cascada. Así que es mejor, por ejemplo, optar por un ramo de novia con peonías por su particular forma, más adecuada para conformar una figura de tipo buqué, que por ramos de novia con calas, ya que son más alargadas y delicadas.

Por último, si prefieres asegurar la integridad de las flores, hazte con un ramo de novia artificial que tenga aspecto fresco y natural. Aparte, tiene la ventaja de que perdurará para siempre sin que sea necesario realizar un tratamiento para preservarlo.

Otra opción: ¡multiplícalo!

Flores Silvestres
Flores Silvestres

En caso de que desees conservar tu ramo de novia original, puedes optar por hacer réplicas del mismo. De este modo podrás quedarte con él y, al mismo tiempo, satisfacer al resto de invitadas lanzando ramos idénticos al tuyo o bien algo más pequeños. ¡Tendrán más oportunidades de conseguirlo!

Aunque también te puedes decantar por dividirlo en varias partes. Una opción que, al mismo tiempo, te permitirá llegar a más personas. Además, también podrás entregar un parte del mismo a esa persona especial para ti –como la abuela de tu marido, por ejemplo– y lanzar las demás a vuestras familiares y amigas. ¡Así habrá nuevas bodas que celebrar tras la vuestra!

¿Cuál es el momento idóneo para lanzarlo?

Qui and Co - Fotografía creativa
Qui and Co - Fotografía creativa

Según dicta el protocolo, hay que hacerlo justo después de la ceremonia. Sin embargo, lo cierto es que en la práctica no suele ser factible porque, por lo general, las parejas desean realizar la sesión fotográfica. Por eso, lo más habitual es dejar el lanzamiento del ramo para después de la entrega de los regalos o, en cualquier caso, para antes del primer baile de casados. Aunque tú tienes siempre la última palabra. Tus deseos van antes que las reglas, recuérdalo.

Llega el gran momento, últimos consejos

Fremar estudio
Fremar estudio

Si dispones de un lugar elevado, como unas escaleras o una balconada, súbete y colócate de espaldas, con las invitadas abajo. Si no, con dejar unos dos metros de distancia entre tú y las candidatas a atraparlo, bastará. ¿Y si cae al suelo? No te preocupes. ¡Significa que habrá una maternidad próxima entre las invitadas!

Seguro que incorporar esta tradición como una de las ideas originales para tu boda es algo que las invitadas agradecerán profundamente, porque será un momento de lo más divertido y emocionante. ¡Casi tanto como bailar a tope las canciones para tu boda en la fiesta final!