Gustavo Valverde
Gustavo Valverde

Estáis inmersos en los preparativos nupciales: elegir el menú del banquete, seguir con las pruebas del vestido y del traje de novio, ultimar la lista de familiares y amigos antes de enviar las invitaciones de boda, decidir el destino de la luna de miel, escoger los detalles de boda más prácticos para todos vuestros seres queridos... Y es más que probable que, en medio de esta vorágine, la elección de las alianzas de boda que intercambiaréis en el altar no os parezca muy importante, pero lo cierto es que sí lo es. ¡Pensad que a partir del día B las luciréis para siempre en vuestras manos! Así que tomaos el tiempo que necesitéis y escogedlas con mimo. ¡Seguro que no querréis caer en ninguno de los errores más habituales al comprarlas!

1. Apresurarse en la búsqueda

Aunque estéis muy liados organizando el enlace, lo ideal es que entre 7 y 9 meses antes del día B empecéis a mirar alianzas. De este modo, podréis ir definiendo qué estilo os gusta más y, en el momento de escoger, tendréis las ideas más claras. Del mismo modo, se suele recomendar encargar las alianzas y su inscripción en los 2 o 3 meses previos a vuestro paso por el altar. ¡Qué estar pensando en los mejores textos para invitaciones de boda no os sirva de excusa!

Caty DLeón
Caty DLeón

2. Guiarse por el anillo de pedida

No es necesario que la alianza sea del mismo color ni material que el anillo de compromiso, así que en el momento de elegir guiaros únicamente por vuestros gustos personales. Es cierto que en una boda hay que conjuntar muchas cosas, como los zapatos de novia de color y los accesorios del outfit del novio, por ejemplo, pero en el caso de las alianzas no será necesario.

3. Escoger unas alianzas iguales

Al igual que en el punto anterior, las alianzas de pareja tampoco tienen por qué ser iguales. La elección de cada una de ellas dependerá básicamente de vuestros gustos y del deseo de que se trate de piezas más o menos personalizadas. Así, pueden ser idénticas, del mismo material pero con diferente diseño, iguales pero de materiales distintos, una lisa y otra con diamantes... La lista de opciones a vuestro alcance es de lo más variada.

Joseba Abenojar
Joseba Abenojar

4. Equivocarse de dedo

Las alianzas de boda se colocan siempre en el dedo anular, según marca la tradición. ¿Por qué en este dedo? Porque en la Antigüedad se creía que por él pasaba la vena amoris que iba directa al corazón, reforzando así el amor eterno.

5. No medir bien la talla

Es un punto muy importante, ya que tenéis que pensar que llevaréis estos anillos para siempre, por lo que es básico que os encajen como un guante, como también lo harán el día B ese fantástico vestido de novia de corte sirena, por ejemplo, o el elegante traje de novio 2020. Lo importante es que cuando acudáis a comprar las alianzas os tomen bien la talla del dedo en el que las luciréis. Sin embargo, también hay una serie de factores que deberéis tener en cuenta. Así, lo ideal es que os midan los dedos por la tarde en lugar de por la mañana, ya que a primera hora del día suelen estar más hinchados. Para aseguraros de que las alianzas son de vuestra talla, movedlas hasta el final de la falange y comprobad que no os aprietan, sino que podéis girarlas y subirlas y bajarlas hasta los nudillos sin problemas.

Teresa Arilla
Teresa Arilla

6. ¿Certificados? ¿Qué es eso?

¡Muy importante! A la hora de adquirir las alianzas de boda aseguraos de que os entregan un certificado oficial con el quilataje y la calidad del oro o bien de la autenticidad de los diamantes en caso de que alguno de los modelos los incluyan. Solo así podréis verificar las propiedades físicas de cada pieza.

7. Solo buscar en tiendas físicas

Está claro que para hacerse con un traje de novio original no vale solo con buscar en la red virtual, sino que también es necesario probárselo. Y lo mismo ocurre con las alianzas. Pero eso no significa que no podáis buscar en joyerías online y luego acudir a una de sus tiendas físicas para ver las piezas in situ y acabaros de decidir.

Fabrizio Campioni Photography
Fabrizio Campioni Photography

8. Dejar que el precio sea la prioridad

Durante la organización de un enlace es importante comparar precios, asegurarse de que las diferentes partidas se ajustan al presupuesto asignado a cada una de ellas y de que la relación calidad-precio de todas ellas es la mejor. Un aspecto que también deberéis tener muy en cuenta a la hora de adquirir vuestras alianzas. Seguro que cuando empecéis a buscar os sorprenderá la diferencia económica entre las distintas piezas, por lo que debéis saber que en el caso del oro, por ejemplo, encontraréis modelos de 9 y 18 quilates, con precios muy variados. La razón hay que buscarla en su pureza, y es que mientras la de los primeros es del 37,5%, la de los segundos alcanza el 75%. Pero no solo el material determinará el importe final, sino que también lo hará el diseño. Así que aseguraos bien de lo que estáis comprando y no os guiéis únicamente por su precio.

9. Decidir en función de opiniones ajenas

Ni vuestros familiares, ni vuestros amigos ni, por supuesto, el profesional en el que confiéis a la hora de adquirir las alianzas llevarán nunca estas puestas, por lo que es importante que, aunque escuchéis sus consejos, la elección final sea vuestra. ¡Qué no se os olvide! 

Víctor González Bueno
Víctor González Bueno

10. Ser comedido en la elección

Al buscar las mejores alianzas para vuestro paso por el altar descubriréis que hay modelos muy sencillos y básicos y otros mucho más elaborados; piezas clásicas y otras en tendencia... No os guiéis solo por el diseño que consideráis que aguantará mejor el paso del tiempo, elegid con el corazón. Es un anillo que, a partir del "sí, quiero", luciréis para siempre en vuestras manos, así que confiad en vuestros gustos personales. ¡No os arrepentiréis!

Seguro que estos consejos os resultarán de gran ayuda a la hora de elegir. Recordad que sois vosotros quienes tenéis la última palabra, del mismo modo que seréis vosotros quienes decidáis qué ideas originales para bodas son las más adecuadas en función del estilo de vuestro enlace o qué canciones de boda resultarán imprescindibles durante la fiesta final. ¡Felicidades por el gran paso que estáis a punto de dar!