Marc Fisa Gol
Marc Fisa Gol

Buscar el traje de novio va a ser, sin duda, uno de los momentos más especiales de los preparativos del enlace, como también lo será dar con ese fantástico buqué de flores silvestres entre tantas opciones en ramos de novia. Pero recordad que hay otras partidas igual de importantes en las que pensar, como encontrar unos detalles de bodas que resulten prácticos para vuestros seres queridos o comprar los anillos de boda. Si queréis descubrir la simbología de estos últimos y averiguar en qué mano se lleva la alianza, tomad nota de todos sus secretos. ¡Son muchos!

¿Desde cuándo se utilizan?

Aunque la boda se acerca y seguro que conocéis la importancia de las alianzas, puede que sepáis poco sobre su origen o significado. La primera referencia que se conserva de su uso es en el antiguo Egipto, concretamente hacia el año 2.800 a.C. En esa época su simbología tenía una connotación sexual (el dedo era el símbolo fálico masculino y el anillo, el femenino) y se representaba con la colocación de las alianzas. Esta tradición, con algunas modificaciones, ha llegado hasta hoy en día y su intercambio constituye el punto culminante de la ceremonia nupcial.

Alma Fotografía
Alma Fotografía

¿Sabéis qué simbolizan?

Las alianzas que se intercambian durante la ceremonia representan la perfecta unión de la pareja y simbolizan el amor, el compromiso y la fidelidad eterna. Mientras que los contrayentes se prometen amor entre ellos, las alianzas sirven para sellar esos votos. ¡Y son un recordatorio perpetuo del compromiso que habéis adquirido!

¿Por qué tienen forma circular?

Todo el mundo da por hecho que las alianzas son redondas. ¿Por qué? ¿Qué significado se esconde tras esa apariencia? Muy sencillo: los círculos no tienen principio ni fin y representan una promesa que no puede ni debe ser quebrantada. La forma circular de las alianzas también hace referencia al Sol y a la Tierra: el Sol representa lo masculino y la Tierra, lo femenino.

Mirall de Llum
Mirall de Llum

Oro, plata, platino...

Actualmente las alianzas se realizan en metal, porque este representa la fuerza indestructible del vínculo matrimonial. Sin embargo, hace dos mil años las alianzas eran de tela o cuero y solían renovarse cada año en una ceremonia. No fue hasta el imperio romano que las alianzas pasaron a ser de hierro o de oro, pues los metales simbolizaban la eternidad.

Con la llegada del cristianismo, la iglesia impuso el uso definitivo del oro porque, al ser un material caro, se evitaba que el matrimonio fuese una decisión temporal y caprichosa. Actualmente existen numerosas propuestas entre las que podréis escoger: oro, plata, platino, titanio, acero inoxidable y carbono. Y es que, del mismo modo que hay múltiples diseños en zapatos de novia vintage y existen cientos de modelos en trajes de novio originales, no os faltarán opciones a la hora de elegir las alianzas de boda. 

¿En qué dedo se pone el anillo de casado/a?

En el dedo anular. El porqué de colocar la alianza en este dedo tiene dos posibles respuestas. En la Antigüedad se suponía que el anular era el dedo cuya vena iba directa al corazón (con lo que se reforzaba el amor eterno) y, ya durante el cristianismo, en la celebración de la boda se solía incluir una bendición de "Padre, Hijo y Espíritu Santo", que comenzaba en el dedo índice y terminaba en el anular.

La Cometa de Ícaro
La Cometa de Ícaro

¿Quiénes pusieron de moda las alianzas?

Las alianzas las popularizaron los antiguos griegos. Ellos divulgaron el intercambio y el uso de las alianzas en la celebración del matrimonio que, además, se acompañaba de otros rituales. Desde entonces las alianzas han sido imprescindibles en las bodas.

Mensajes secretos

Las alianzas suelen grabarse. ¿Para qué? Para que haya constancia del compromiso de la pareja y de sus votos de amor. Normalmente se graban los nombres de ambos, la fecha del enlace y un verso o una frase corta, como lema de compromiso. Pero también podéis grabar un mensaje original o alguna frase que os guste o bien os represente. Solo es necesario dejar volar la imaginación, del mismo modo que lo hicisteis a la hora de buscar esas ideas de decoración para bodas tan sorprendentes o de pensar detenidamente cómo diseñar las invitaciones de boda caseras. ¡Vosotros decidís!

Alma Fotografía
Alma Fotografía

La tozudez del papa Nicolás I

Aunque las alianzas se empezaron a utilizar en el siglo V, la iglesia no aceptó su uso en la ceremonia nupcial hasta el siglo IX. Fue el papa Nicolás I el que introdujo las alianzas en la boda, tras años de luchar contra muchos impedimentos. Por fin el papa decretó por ley que el hecho de entregar el anillo a la novia durante la boda era una declaración real de la intención de casarse. Las alianzas se convirtieron así en la prueba material del matrimonio ante Dios.

¿En qué mano se pone el anillo de casado/a?

Se trata de una de las dudas más comunes. Y, contrariamente a lo que alguna gente cree, para saber en qué mano se lleva el anillo de casado no hay que fijarse en los hombres por un lado y en las mujeres por otro. Y es que, aunque sois completamente libres de decidir dónde se pone el anillo de boda, debéis saber que en España se coloca en la mano derecha o izquierda dependiendo de la comunidad autónoma. Así, la tradición en Cataluña y la Comunidad Valenciana es llevar la alianza en la mano izquierda, mientras que en el resto de comunidades se hace justo al revés. Pero como en todo lo relacionado con vuestro enlace, escoger dónde va el anillo de boda es una decisión vuestra.

Foto Stilo Azahar
Foto Stilo Azahar

Intercambio de anillos de boda

Tras acordar dónde se pone el anillo de casados, no hay boda que no finalice con el intercambio de las alianzas. El origen de este rito es curioso y parece ser que es romano. Cuentan los historiadores que el uso de los anillos estaba muy extendido en Roma, pero que no eran un simple adorno. Los anillos llevaban un sello o escudo de la familia que se estampaba en distintos documentos oficiales. Durante la boda, las parejas se solían intercambiar las alianzas con sello en señal del matrimonio que contraían, pero también como símbolo de compartir sus posesiones entre ellos. 

Seguro que después de haber averiguado dónde se pone la alianza, estáis deseando elegir ya las vuestras. No olvidéis decidir también cuál de las muchas propuestas en canciones de boda será más apropiada para acompañar ese instante o el del momento en el que den inicio todas las maravillosas ideas originales para bodas que tenéis en mente. Innovad y dejaos llevar. ¡Seguro que acertaréis!