Aunque las madres suelen acaparar mayor protagonismo familiar en una boda, no hay que olvidar que las figuras paternas son igual de importantes el gran día. Y es que padre solo hay uno y estará con vosotros pase lo que pase. Su consejo será vuestro mayor aliado en todo momento. Además, ¿quién mejor que él puede ayudaros a que el elegante traje de novio y los diferentes complementos luzcan simplemente impecables, a sujetar el ramo de novia mientras subís al coche o a repartir los detalles de boda que con tanto mimo habéis elegido para todos vuestros seres queridos? Por todo ello (y por mucho más), no pueden faltar variadas fotos suyas el día del enlace en vuestro álbum nupcial. ¿Queréis saber qué imágenes son imprescindibles? ¡Encontrad la inspiración necesaria en estas 45 propuestas!

Un apoyo incalculable

La relación de un padre con su hijo o con su hija es tan especial que, con frecuencia, es difícil de expresar con palabras. Ambos tenéis una conexión única, un lenguaje propio y un vínculo inquebrantable. Él es quién os ha educado, quien os ha cuidado cuando estabais enfermos, quien os ha transmitido todos los valores que hoy en día os definen como personas. Una unión que se ha ido forjando a lo largo de vuestras vidas, desde que nacisteis hasta hoy en día. Siempre ha estado ahí y en una fecha tan señalada su presencia adquirirá gran relevancia. Por eso es importante inmortalizar sus momentos más significativos en vuestro día B.

Ultimando su look

Al igual que vosotros, vuestros padres también necesitarán su momento de intimidad y tranquilidad para prepararse y estar radiantes. Y es que como padre o también como padrino, acapararán muchas miradas a lo largo de toda la jornada. Así que es importante tener controlados todos los detalles de su look nupcial: el traje, los zapatos, el cinturón o el perfume, por ejemplo. Ajustándose el nudo de la corbata, recolocándose los gemelos... Será bonito retratar cualquiera de estos instantes, ¿no os parece? 

Durante los preparativos antes del "sí, quiero"

El padre del novio es el compañero ideal para ayudar a su hijo a vestirse, ya que es probable que este esté nervioso. ¡Y seguro que en el futuro os gustará ver juntos esos momentos y recordarlos! Pueden ser planos detalle al sujetar los gemelos, al ponerse el traje de novio original, al colocar con cuidado el boutonnière... Del mismo modo, es esencial una imagen distendida del padre junto a su hijo o al lado de los best-men o testigos de boda.

Los primeros planos son perfectos para captar la emoción del padre al ver por fin a su hija arreglada con un impresionante vestido de novia de corte princesa o haciéndole entrega de un bonito ramo de novia natural. La imagen de esa expresión hablará por si sola. Esos momentos tan tiernos no pueden faltar en el álbum de boda, ni las risas, los abrazos llenos de sentimiento, las muestras de cariño o los últimos momentos a solas. Instantes íntimos y llenos de significado que no os cansaréis de ver una y otra vez convertidos en imágenes.

En el coche nupcial

La salida de casa, que genera mucha expectación, también será otra escena para recordar. Como lo serán las imágenes dentro del coche, compartiendo confidencias y miradas cómplices. Dejad que la naturalidad reine en ese momento para que el fotógrafo profesional contratado se encargue de inmortalizarlo para la eternidad. ¿Vuestra llegada será en moto? ¡Que no falte una foto!

Caminando hacia el altar

Será, sin duda, uno de los momentos más esperado por todos y otro imprescindible en el álbum de fotos del día B: ¡la entrada de la novia del brazo de su padre! Los instantes previos seguramente serán de muchos nervios, así que la figura paterna se encargará de calmaros y de deciros las últimas palabras antes del "sí, quiero". ¿Más imprescindibles? El beso del padre a la novia al llegar al altar o el abrazo con su futuro yerno o nuera. Esas fotografías reflejarán mil y una emociones y serán el mejor homenaje para vuestros padres. Pedidle al fotógrafo que haga retratos desde varios ángulos y con diferentes enfoques para tener la secuencia completa con la mejor luz.

En el transcurso de la ceremonia

Sentado en la ceremonia al lado de su hija y mirándola con ojos llenos de amor, viendo como su hijo o hija le da el "sí, quiero" el amor de su vida o retratando como la pareja intercambia por fin las alianzas. De nuevo, emociones a flor de piel e instantes divertidos y espontáneos que servirán para llenar de vida el álbum de fotos. Es también durante la ceremonia cuando hay más lágrimas de emoción y los padres no podían ser menos. ¡Guardad una imagen emotiva del momento!

Con otros invitados

Cualquier imagen que muestre a vuestros padres saludando, hablando, riendo o posando junto a otros seres queridos será bienvenida al álbum. De esta forma, también quedará retratado el vestido de fiesta largo que una de vuestras familiares o amigas ha escogido con tanto cariño.

Momentos clave del banquete

Muchos padres aprovechan el banquete nupcial para dedicaros unas bonitas palabras llenas de amor. ¿Qué os parece sorprenderles a su vez con un detalle original para la boda como muestra de agradecimiento por todo lo que han hecho por vosotros?

El baile de la novia con el padre

Bailar con vuestro padre os recordará lo afortunados que sois de contar con su apoyo siempre. Tanto si optáis por un vals como si lo hacéis por una coreografía original, ¡ese momento debe estar sí o sí en el álbum de fotos!

Dándolo todo en la fiesta

Y después de la emotividad llega la diversión. Hablad antes con el fotógrafo para aseguraros que no perderá la ocasión de capturar a vuestros padres disfrutando de la fiesta hasta el final.

Tan importante como escoger el peinado de boda perfecto para la ocasión es contratar a un fotógrafo profesional que sea de vuestro agrado y que entienda el tipo de imágenes que queréis. Cuanta más confianza tengáis con él mejor, ya que le permitirá capturar toda la magia del gran día. Y, por supuesto, el instante en el que le dediquéis a vuestros padres una de las canciones para bodas más emblemáticas. ¡Las lágrimas de felicidad no faltarán!