La boda de Lola

 

Un fondo divertido, una cámara de fotos, atrezzo original y muchas ganas de pasarlo bien, es todo lo que se necesita para tener un photocall en vuestra boda. El éxito está garantizado: fotos divertidas y originales y un rato lleno de risas y buen humor. Y es que a todos nos encanta disfrazarnos y posar de forma divertida ante una cámara. Por eso los photocalls triunfan tanto entre grandes y pequeños.

Si ya habéis elegido el fondo, pero aún no sabéis que atrezzo vais a poner aquí tenéis algunas ideas sencillas y resultonas, además de económicas.

  • Bigotes. Con fieltro negro podéis recortar diferentes tipos de bigotes, e incluso barbas. Desde los más grandes y tupidos, hasta los más finos y rococós, el límite está en vuestra imaginación. Una vez cortados los bigotes podéis pegarles en el extremo un palo de brocheta, así será más fácil cogerlo y jugar con él. Y si utilizáis un fieltro muy fino, haced una plantilla de cartulina que termine de aportar rigidez y dureza a vuestro bigote.

 

 

  • Besos. Unos labios carnosos también son perfectos para un photocall. El proceso es el mismo que hemos seguido para hacer los bigotes.
  • Gafas. Si buscáis por casa seguro que encontráis algunas gafas divertidas, con formas raras, o de gran tamaño. Si no las tenéis podéis comprarlas en los bazares multi precio, o hacerlas vosotros mismos con fieltro siguiendo la misma técnica que os hemos comentado antes. Dibujad vuestros propios diseños, con forma de corazón, cuadradas, tipo máscara de carnaval... Tendréis una colección de gafas completamente originales y low cost.

Ahora solo queda colocar los bigotes, los besos y las gafas en tres tarritos junto al photocall, para que vuestros invitados hagan las combinaciones más extravagantes y posen con ellos para hacerse las fotos más divertidas de vuestra boda.

 

Foto 1: La boda de Lola

Foto 2: Mireia Cordomi para Bodas Deluxe