Buenavista & Co
Buenavista & Co

Las tendencias nupciales apuntan cada vez más hacia la flexibilidad de los ritos y la personalización de cada elemento a través de diversas ideas originales para bodas que representen el carácter de los novios. Sin embargo, el tradicional protocolo sigue siendo muy útil a la hora de organizar las mesas del banquete con aquellos que hayan confirmado asistencia tras recibir las invitaciones de boda, así como para marcar los ritmos de la celebración en su inicio, desarrollo y cierre con el baile, mientras suenan las canciones de boda elegidas por los novios. Así que contad con el protocolo y ¡quebradlo cuando necesitéis!

1. La llegada de los novios al banquete

Por un lado, después de la ceremonia, los invitados y padrinos esperan a los novios en el lugar de la celebración. De acuerdo con las más estrictas normas de protocolo, deben hacerlo de pie. Por otro lado, no es momento de besar y abrazar a la pareja: si no se ha hecho a la salida de la iglesia o juzgado, habrá que esperar al fin del banquete.

Buenavista & Co
Buenavista & Co

2. Cómo elegir y distribuir las mesas

Aunque despuntan las mesas alargadas en ideas de decoración para bodas, las que se recomiendan para favorecer la interacción entre los invitados son las redondas, acordes a la tradición de nuestro país. Los criterios para colocarlas en el espacio son simples: cuanto más cercanas a la mesa presidencial –que ocupará una posición protagonista en el escenario nupcial–, mayor relevancia.

Si numeráis las mesas, separadlas en pares e impares. Ahora bien: si no queréis destacar una jerarquía específica entre ellas, convertid esta en una de vuestras ideas divertidas para bodas y optad por ponerles diferentes nombres acordes a la temática del enlace, a las ciudades o países en los que hayáis estado juntos, al título de vuestras películas favoritas...

3. Comensales satisfechos en su sitio

En la mesa presidencial acompañarán a los novios los padrinos del enlace (por lo general la madre del novio y el padre de la novia) y, si la pareja así lo desea, también otros familiares cercanos. El resto de mesas se distribuirá atendiendo a criterios de círculos sociales –los compañeros del trabajo, los familiares paternos, los maternos, los amigos de toda la vida…–, de edad o de afinidad. Y muy importante: tened en cuenta si existen enemistades entre algunos de los asistentes para evitar conflictos y que todos se sientan a gusto en un día tan especial para vosotros.

Según el protocolo, deberán asignarse los asientos alternando un hombre y una mujer, y así sucesivamente. Si no es posible, es mejor juntar dos mujeres. Y un último detalle: en caso de que contéis con mesas rectangulares, la norma dicta no dejar a una mujer en la esquina.

Arantxa Cavanillas
Arantxa Cavanillas

4. Criterios de decoración: flores y velas

Las flores frescas que ambienten el lugar, sean de la misma variedad que las del ramo de novia natural o de otro estilo que os agrade, siempre darán un toque agradable al banquete. Solo deberéis tener en cuenta un aspecto: no poner demasiadas pues, de lo contrario, puede ocurrir que sean tan olorosas que camuflen los aromas de los platos. Así que prestad especial atención a su elección si han de formar parte de los centros de mesa del banquete. Del mismo modo, recordad que los candelabros solo deben estar presentes en bodas de noche, y que las velas se encienden en el momento de empezar a comer.

5. Atención a la novia

Este es el principio clave para el desarrollo del banquete: según el protocolo, la novia marca los tiempos. Los invitados se sientan, empiezan a comer y no se levantan hasta que ella no haga cada una de estas cosas primero. ¡Por algo es su gran día! Aunque haya optado por un vestido de novia sencillo, la mujer protagonista del gran día siempre luce deslumbrante y es el centro de todas las atenciones, también en el banquete.

Fotógrafo Artístico
Fotógrafo Artístico

6. El momento del cierre: brindis y ¡a bailar!

La norma marca que los invitados podrán salir a fumar al terminar de comer, no antes. Además, a la hora del postre suele haber algún discurso por parte de familiares o amigos cercanos, que deberá ser breve, conciso y agradable.

Después, y para cerrar el banquete e iniciar la fiesta, los novios bailan el clásico vals o las canciones románticas para bodas más significativas de su relación.

Tened en mente que estas pautas serán convenientes mientras os sintáis cómodos con ellas. Por supuesto, podéis innovar en otros muchos aspectos de la celebración y entregar varios ramos de novia en lugar de uno solo o, incluso, cambiar los tradicionales detalles de boda que se regalan a los invitados por donaciones a entidades benéficas… Es vuestra boda, por lo que vosotros decidís cómo queréis que sea todo.