MariaMira Fotografía

Aunque la ceremonia civil que se celebra en un juzgado o en el registro civil puede resultar algo fría, la gran mayoría de parejas hoy en día lo considera un mero trámite y, días después, organiza un acto personalizado ante sus familiares y amigos. En el caso de la ceremonia religiosa, el simbolismo y los rituales son los que la definen, por lo que tiene una estructura llena de lecturas, canciones para bodas y espiritualidad. En cualquier caso, son muchos los paralelismos que existen entre ambos tipos de celebración y, sea cuál sea vuestra elección, no hay por qué renunciar al vestido de novia tradicional ni a los votos o el ramo de novia. Pero, ¿cuál es exactamente el desarrollo de ambos tipos de ceremonias? ¡Descubridlo!

Entrada​ ​de​ ​los​ ​novios

Si celebráis una ceremonia laica, el novio puede entrar acompañado de su madre, elegantemente ataviada con un vestido de madrina, mientras de fondo suena una música para bodas civiles de vuestra elección. En el altar esperará a la novia, que hará su entrada con el padrino y, si los hay, con los pajes y las damas y/o damitas de honor.

El proceso es el mismo en la boda religiosa, aunque aquí el protocolo es un poco más estricto. Mientras el novio espera a la novia junto al altar, los invitados ya deberán estar sentados en sus asientos. Si un niño lleva las alianzas y otro las arras (si las hubiera), ambos caminarán delante de la novia. Cuando esta hace su entrada, del brazo derecho de su padrino y portando un ramo de novia natural, todos los invitados se ponen en pie. A su llegada al altar, el novio y la novia se situarán delante del sacerdote: él a la derecha y ella a la izquierda.

Ernesto Naranjo

Discurso​ ​de​ ​introducción

En las bodas civiles, el​ ​oficiante pronunciará unas palabras de bienvenida y explicará el motivo de la celebración, incluyendo alguna anécdota sobre vuestra historia de amor y recordando a vuestros padres.

Por el contrario, si os casáis por la iglesia, será el sacerdote quien ofrecerá el saludo inicial, seguido de una oración. 

Lecturas y discursos​ ​de​ ​los​ ​invitados

En un enlace civil podéis​ ​seleccionar​ ​a​ ​dos​ ​o​ ​tres​ ​invitados​ ​para​ ​que​ ​pronuncien un pequeño discurso. Pedidles que sean breves y que intenten hacerlo ameno. Pueden hablar sobre vosotros, cómo sois, cómo os conocisteis, explicar alguna anécdota cariñosa sobre vuestra relación…

En las ceremonias religiosas, en cambio, se dará paso a las lecturas, que podéis elegir vosotros. Una de ellas debe ser un salmo responsorial. Puede leerlas algún invitado, que deberéis haber presentado al sacerdote antes de la ceremonia. Durante las lecturas, los invitados pueden permanecer sentados. A continuación, el sacerdote leerá un fragmento del Evangelio, que también podéis elegir con él.

Jesus Oliva Fotógrafo

Lectura​ ​de​ ​los​ ​artículos​ ​civiles y celebración del matrimonio

En la boda civil, ​el​ ​oficiante​ ​puede​ ​recordar​ ​algunos​ ​de​ ​los​ ​artículos del código​ ​civil​ ​relativos​ ​al matrimonio,​ ​como,​ ​por​ ​ejemplo:

  • Artículo​ ​66:​ ​"los​ ​cónyuges​ ​son​ ​iguales​ ​en​ ​derechos​ ​y​ ​deberes".
  • ​Artículo​ ​67:​ ​"los​ ​cónyuges​ ​deben​ ​respetarse​ ​y​ ​ayudarse​ ​mutuamente,​ ​y​ ​actuar​ ​en​ interés​ ​de la​ ​familia".

Segundo​ ​discurso​ ​

Si queréis que la ceremonia civil sea un poco más larga, podéis ceder de nuevo la palabra a algunos amigos o familiares para que ofrezcan un pequeño discurso, o bien dejar que suenen algunas de las canciones románticas para bodas que más os gusten. Esto es ideal si contáis con un grupo que actúe en directo.

En la boda por la iglesia, será el sacerdote quien pronunciará su homilía, dirigiéndose a los novios y explicándoles el significado del rito del matrimonio y la importancia del paso que están a punto de dar. A continuación, puede sonar música para boda religiosa.

Fernando Moreno Fotógrafo

Aceptación​ ​del​ ​matrimonio

En la ceremonia civil, el​ ​oficiante​ ​pronunciará​ ​las​ ​siguientes​ ​palabras: "Así ​pues,​ ​os​ ​pregunto​ ​(nombre​ ​de​ ​los​ ​novios):​ ​¿quieres​ ​contraer​ ​matrimonio​ ​con​ ​(nombre​ ​de ella)​ ​y​ ​efectivamente​ ​lo​ ​contraes​ ​en​ ​este​ ​acto?​ ​(Nombre):​ ​¿quieres​ ​contraer​ ​matrimonio​ ​con (nombre​ ​de​ ​él)​ ​y​ ​efectivamente​ ​lo​ ​contraes​ ​en​ ​este​ ​acto?".​ ​Los​ ​novios​ ​responden​ ​"sí,​ ​quiero".

En el enlace religioso, los novios deberán responder tres preguntas antes de dar el "sí, quiero" definitivo: ¿Venís a contraer matrimonio libre y voluntariamente? ¿Estáis decididos a amaros y respetaros durante toda la vida? ¿Estáis dispuestos a recibir de Dios responsable y amorosamente a los hijos, y a educarlos según la ley de Cristo y de su iglesia? Después de responder afirmativamente a las tres cuestiones, el sacerdote pronunciará las siguientes palabras:

"Así, pues, ya que queréis contraer santo Matrimonio, unid vuestras manos y manifestad vuestro consentimiento ante Dios y su iglesia".

A continuación, los niños traerán las arras y las alianzas, y las intercambiaréis pronunciando las palabras pertinentes. Por último, el sacerdote os bendecirá. El rito del matrimonio habrá concluido pero, si lo deseáis, se puede celebrar una eucaristía a partir de este momento.

La celebración concluye con el beso de los novios. Este esperado momento es el mismo tanto si se trata de una ceremonia civil como religiosa, al igual que también lo será la salida de la pareja y el tradicional lanzamiento de arroz, confeti, pétalos de flores o lo que vosotros hayáis decidido.

Fandi

Sea cual sea vuestra decisión final, pensad que tanto si se trata de un tipo de celebración como de otra, podréis aportar vuestro toque personal implementando algunas ideas originales para bodas, como una música original o una decoración especial. Seguro que será un gran día y que vuestros invitados, perfectos con sus vestidos de fiesta, estarán encantados de compartirlo con vosotros.