Masía de San Antonio
Masía de San Antonio

Desde hace unos años, las ideas originales para bodas con más magia, romanticismo y personalidad han conquistado el corazón de muchos novios. Así, las celebraciones clásicas han dejado paso a estilos nuevos, en los que un vestido de novia de corte recto, un traje en tonos crema, un originl ramo de novia en forma de círculo y una decoración sencilla se han convertido en los auténticos protagonistas del "sí, quiero". 

Entre los nuevos estilos de celebración, el vintage –que rinde homenaje a los detalles de época más románticos– se ha convertido en uno de los grandes favoritos de los enamorados. Escenarios envueltos en tonos blancos, cremas y nude, vestidos de novia sencillos, trajes llenos de originalidad, unas ideas de decoración para bodas basadas en elementos como la madera, el metal envejecido, el vidrio o las flores... Si os consideráis unos amantes de lo vintage y soñáis con envolver vuestro telón con este estilo, no debéis olvidar ningún detalle. Tanto el espacio de la ceremonia, como el del banquete o el de la fiesta nupcial, en el que bailaréis al son de las canciones románticas para bodas más conocidas, deberán lucir únicos. Para marcar la diferencia, hasta la decoración de las mesas del banquete deberá conquistar el corazón de todos los invitados. ¿Queréis saber cómo?

1. Tarritos y botellas de cristal: estilo vintage con toques rústico chic

Las Fiestas de Manuela
Las Fiestas de Manuela

Los tarritos o botellas de cristal se han convertido en la opción más económica, sencilla y bonita de vestir unas mesas vintage llenas de encanto. Además, si lo que deseáis es una boda con personalidad, desde unas invitaciones de boda caseras hasta unos centros de mesa handmade elaborados con botellas o envases reciclados darán al escenario un toque único. 

Gracias a su aspecto, que además podréis decorar con diferentes tejidos, como el encaje, los tarritos o botellas de cristal se convertirán en los mejores aliados para la decoración de unas mesas vintage con toques rústico chic. Combinando estos elementos con flores de aspecto silvestre y otras más románticas conseguiréis unos centros de mesa fantásticos. Si ponéis varios envases y botellas, de distintas formas y tamaños, lograréis un resultado natural ¡y único!

2. Libros antiguos, el complemento perfecto

Los libros antiguos se han convertido en otro gran clásico de los enlaces vintage. Además de quedar perfectos como parte de la decoración de las mesas, los libros podrán formar parte de la temática que deseéis, vistiendo de personalidad vuestro escenario. Por ejemplo, si sois unos apasionados de las novelas clásicas, ¿por qué no apostar por unos centros de mesa vintage inspirados en vuestras obras favoritas? De esta forma conseguiréis un resultado fantástico, lleno de magia y diferenciador.

Si esta es la opción que más os gusta pero no tenéis una idea clara de dónde podéis conseguir estos volúmenes, encontraréis un sinfín de tiendas de segunda mano o de antigüedades en las que podréis comprar todos los libros que deseéis.

3. Metal envejecido y cristal

Catering Rabanal
Catering Rabanal

Si hay materiales que nos vienen a la mente cuando hablamos de decoración vintage son, sin duda, tanto el metal de aspecto envejecido como el cristal. Por ello, acertaréis seguro si apostáis por vestir las mesas de vuestro banquete con elementos como jaulas, farolillos, espejos con marcos bañados en dorado, jarrones con relieves... Combinad los detalles que deseéis teniendo en cuenta que el resultado final no debe verse sobrecargado. Acompañados de flores en tonos nude y blancos, conseguiréis un efecto romántico y puramente vintage.

4. Vajilla y cristalería antiguas

Clandestine
Clandestine

La vajilla antigua también será ideal si lo que queréis son unas mesas vintage perfectas. La porcelana en tonos empolvados dará un toque único como centro de mesa. Y, más allá de por platos, podréis decantaros por teteras antiguas, coquetas tazas de té inglesas, preciosas soperas, delicados azucareros... Todos y cada uno de estos detalles, combinados con grandes flores en nude –ideales, también, en un perfecto ramo de novia vintage–, lograrán vestir las mesas del banquete de forma exquisita. Como también lo hará la cristalería que elijáis para el gran día: vasos, copas de vino, de champán, de licor... ¿La última tendencia? Elegir piezas que no armonicen entre sí, ya sea por sus grabados bien diferenciados, por sus colores, por sus tamaños...

5. Velas y candelabros

Andaluflor
Andaluflor

Otro gran indispensable para una decoración vintage única: las velas. Su romántica luz dará un toque cálido y vestirá de magia las mesas de vuestro banquete nupcial. Colocadlas en candelabros de distintos tamaños y formas, o bien en portavelas de cobre o metal, y combinadlas con algunos de los elementos comentados con anterioridad para lograr un resultado de ensueño. 

Como veis, lo único que necesitaréis para lograr unas auténticas mesas vintage son elementos cotidianos que, combinados con un poco de gracia y originalidad, se convertirán en centros únicos. Y, por supuesto, si lo que queréis es un enlace de época, no olvidéis que desde las invitaciones de boda hasta cada detalle que componga el vestido y el traje de novio, pasando por otros elementos de la decoración del escenario, deberán tener ese toque único... ¡de auténtica esencia vintage!