Ir al contenido principal
Bodas
Hay 2 parejas interesadas en este espacio. ¡Reserva tu fecha!

Datos de interés

En el campo
Zona ajardinada, terraza, carpa
Solo hace 1 evento al día
Cuenta con parking

Información

En Bodas.net desde 2014

Última actualización: Enero 2024

Masía de San Antonio es una preciosa masía construida en 1890 y que se ha conservado y restaurado hasta convertirse en un lugar realmente maravilloso para vuestra boda, especialmente para bodas en los jardines. Esta preciosa masía cuenta con unas amplias instalaciones y con hermosas zonas ajardinadas que la convierten en un lugar idílico para celebrar vuestra boda y que sea algo inolvidable. No lo dudéis ni un segundo y conseguiréis la boda ideal.

Masía de San Antonio es el reflejo de su pasión por la cocina de calidad, por el progreso y por un servicio gastronómico de alto nivel allá donde sea necesario. Con su cocina propia y central en el lugar, son capaces de dar servicio para eventos de hasta 800 personas.

Espacios y capacidades

Por su distribución de jardines y espacios es la masía ideal para celebraciones en exteriores porque así se ha diseñado. Si deseáis una celebración elegante, romántica y a cielo descubierto, Masía de San Antonio es tu sitio perfecto.

¿Quieres una celebración muy vintage? Pues el equipo os lo prepara con mucha ilusión y creatividad. Masía de San Antonio tiene todos los espacios que podéis desear para celebrar vuestra boda. Además, todas las áreas se pueden decorar y adaptar a las necesidades concretas de cada pareja. Podréis disfrutar al máximo de espacios como:

  • Amplia pinada centenaria en un espacio de 1000 metros cuadrados
  • Salones de banquetes
  • Terraza
  • Zona ajardinada
  • Carpa
  • Cocina para uso del catering
  • Zona de baile
  • Parking
  • Conoce y pasea por nuestro bosque botánico

Servicios que ofrece

Masía de San Antonio tiene un amplio abanico de servicios y atenciones para vosotros, el equipo del lugar se esforzará para que no os tengáis que preocupar por nada y podáis celebrar vuestra boda de una forma cómoda y sobre todo, muy romántica. Las atenciones más destacadas son:

  • Comuniones
  • Bodas
  • Banquete
  • Ceremonia
  • Música
  • Decoración
  • Catering con cocina propia en el lugar.

Y algo importante, pueden realizar la barra libre y discoteca en exterior sin límite de horario de cierre, tener la discoteca de verano es todo un privilegio, disfrutadlo.

Gastronomía

La cocina es mediterránea, como no podía ser de otra manera. Su identidad empieza en la cocina tradicional, pero no se olvida que la gastronomía está en constante evolución. Por tanto, la innovación se convierte en algo fundamental que nunca falta en nuestros fogones.

El equipo trabaja día a día para crear una oferta gastronómica actual, atrevida y vanguardista, pero manteniendo su esencia en los pilares tradicionales de la cocina de toda la vida. El sabor siempre es el protagonista y la pasión por evolucionar da sentido a horas de esfuerzo, trabajo e ilusión.

Son garantes de ofrecer las mejores calidades con el mejor producto del mercado y, como muestra, es que todos sus postres están elaborados por Paco Torreblanca, repostero por excelencia con el mejor reconocimiento nacional e internacional.

Localización

Masía de San Antonio se encuentra en la localidad de Benifaió, en Valencia junto a la A7 y sin duda es vuestra mejor elección para realizar vuestro enlace en un lugar lleno de tradición, con unas instalaciones preciosas y con una decoración que os trasladará a una época pasada.

Más información

¿De qué espacios dispones?

Salones de banquetes
Terraza
Zona ajardinada
Carpa
Zona de baile
Parking
Otros (Recibe a tus invitados en la zona de la piscina, realiza tu ceremonia en el cenador romantico o dentro de nuestro bosque vintage, banquete entre arboles o en nuestra carpa y la discoteca al aire libre)

¿Qué servicios ofreces?

Banquete
Ceremonia
Fotografía
Música
Transporte
Decoración

Localización:

En el campo
A las afueras de la ciudad

¿Dispones de alojamiento para invitados?

No

¿Celebras más de un evento al día?

No

¿Qué incluye el menú?

Seating, cocktail de bienvenida, entrante, plato principal, postres y cafés con toda la bodega y refrescos. También el espacio y las minutas de diseño

¿Es posible alquilar únicamente el espacio, sin el servicio de restauración?

No

¿Dispones de catering/cocina propia?

Cocina propia

¿Qué tipo de cocina sirves?

De mercado
Tradicional, típica regional
De autor
Internacional
De fusión

¿Es posible adaptar o modificar los menús?

¿Dispones de menús especiales?

Vegetarianos
Veganos
Diabéticos
Hipertensos
Celíacos

¿Sirves también la tarta de boda?

¿Puedo llevar mi propia tarta de boda? ¿Tiene algún recargo?

No es posible traer comida ni bebida

¿Cómo funciona la barra libre?

Cantidad total fija (con límite de hora)

¿Tienes límite de hora en las celebraciones?

No

Exclusividad fotógrafo:

No

Exclusividad música:

Exclusividad catering:

¿Existe algún pago fijo por el lugar?

No

¿Cuál es el recargo en caso de no llegar al mínimo de invitados?

En función del día y de la temporada no existiría ningún cargo, de otra manera sí

¿Cómo se efectúa el pago?

Efectivo o transferencia

¿Dispones de acceso para personas con discapacidad?

illustration question

¿Tienes preguntas?

Pide más información

Opiniones de Masía de San Antonio

Valoración 4.6 de 5
Ganador Wedding Awards 2024 Bodas.net
Valoración 4.6 de 5
32 opiniones
92% lo recomiendan
  • Calidad del servicio
    Valoración 4.7 de 5
  • Tiempo de respuesta
    Valoración 4.6 de 5
  • Profesionalidad
    Valoración 4.6 de 5
  • Relación calidad/precio
    Valoración 4.6 de 5
  • Flexibilidad
    Valoración 4.4 de 5

124 fotos de usuarios

32 opiniones
Sandra
Sandra E. Enviado el 24/01/2024
Valoración 4.6 de 5

Boda mágica en un lugar de ensueño

Nos casamos en la Masía de San Antonio, Benifaió el pasado 21 de octubre y todavía tenemos resaca emocional.

El espacio es mágico, me enamoré nada más verlo y supe que era el lugar perfecto para nuestra boda. Dispone de diferentes áreas, todas al aire libre y una carpa techada muy amplia. Cada rincón tiene un encanto especial, nosotros intentamos aprovechar al máximo cada uno de ellos, pero es complicado ya que es enorme!

Realizamos la ceremonia en el bosque, perfecto para la boda de cuento de hadas que siempre soñé! Cóctel en la zona de césped, cena en la explanada con un techo de luces que le da un toque muy romántico y fiesta en la carpa. Además aprovechamos el patio para colocar video 360. Tiene muchísimas posibilidades para celebrar la boda que siempre soñaste!

En cuanto al cátering, es obligatorio contratarlo con ellos pero esto no fue un impedimento, ya que la comida es de 10! Todos nuestros invitados quedaron encantadisimos, todo estaba delicioso!

En cuanto al servicio, Almudena fue nuestra coordinadora y con quién tratamos durante todo el proceso. Es una persona muy cercana que supo resolver todas nuestras dudas y guiarnos durante toda la planificación. Es muy paciente y siempre intenta responder lo antes posible, fue sin duda un gran apoyo durante toda esta aventura!
El resto del servicio fue muy bueno, camareros, cocineros, todo genial. Tuvimos un pequeño problemilla al final de la noche pero no dejamos que nos estropeara nuestro día, que en general, fue tal y como soñamos.

A parte de eso, lo único que no salió como esperado fue la piscina. Tuvimos la mala suerte que se les estropeó la máquina de limpiar el fondo y no pude poner la decoración que compré, ya que el fondo estaba verde. Aunque nadie mencionó nada, ya que estaban impresionados con lo precioso que estaba todo lo demás.

Amigos y familiares viajaron para nuestro día desde diferentes partes del mundo. Todos y cada uno de ellos coincidieron en que fue la boda más bonita y divertida a la que han asistido. Destacaron la ceremonia, la comida, el espacio, y la fiesta que organizamos durante más de 12 horas. Sin duda, volveríamos a elegir la Masía de San Antonio, no descartamos celebrar nuestro 10 aniversario allí! Mil gracias Almudena por ayudarnos en todo!
ANNA
Anna P. Enviado el 10/10/2023
Valoración 4.8 de 5

Un rincón de ensueño

Cuando fuimos por primera vez a la Masía, no podíamos creer que tuviésemos un espacio tan bonito, tan cerca de casa. La masía es un rincón de ensueño. Nosotros lo gestionamos todo con Almudena y estamos muy contentos con el resultado. La comida estaba increible, dicho por todos los invitados. Yo quedé maravillada con el lugar. Estamos muy felices del dia tan maravilloso que pasamos y de lo bonito que estaba todo.
Andrea
Andrea C. Enviado el 27/12/2023
Valoración 4.8 de 5

Boda espectacular

Somos Diego y Andrea y nos casamos en la Masía de San Antonio el 06/10/2023.

Tuvimos que elegir una nueva sala a dos meses vista del evento y no pudimos tener más suerte con el cambio. El personal fue encantador desde el minuto uno , Almudena y Aitana súper profesionales y atentas , el lugar es idílico, tanto los jardines como la casa y la comida está deliciosa. Todo en sí es maravilloso pero el conjunto es lo que convierte este día en uno de los mejores de tu vida.
Nosotros quedamos muy contentos y nuetsros invtados también , repetiríamos con ellos sin dudarlo.

Gracias de corazón por todo el esfuerzo, seguid así !



Elisa
Elisa B. Enviado el 18/12/2023
Valoración 5 de 5

Un lugar con encanto y especial

Solo tengo buenas palabras para la Masía de San Antonio, ya que no podemos estar más contentos de haberla elegido para celebrar nuestra boda. Fue de ensueño, todo el mundo alucinó con el lugar. Dispone de diferentes espacios, los cuales nosotros los aprovechamos todos para cada momento. En el bosque hicimos la ceremonia, en el jardín principal el cóctel y en el patio rodeado de árboles y luces, la cena. Todos estos lugares son una auténtica pasada para tener un álbum de fotos envidiable.
En cuanto a la comida, podemos decir que cada plato era mejor que el anterior.
Y por último, agradecer y tener en cuenta a Almudena su trabajo, ya que se encargó de organizar hasta el último detalle, estuvo a nuestro lado desde el primer día solucionando nuestras dudas y teniendo mucha paciencia, es un amor.
¡Volveríamos a repetir ese día en la Masía de San Antonio sin pensarlo!
Pablo
Pablo S. Enviado el 18/12/2023
Valoración 4.8 de 5

Boda en Septiembre

Nosotros nos casamos en septiembre y celebrarlo en la Masía fue un placer ya que todos los diferentes ambientes que tiene son muy agradables. El entorno natural en el que está es muy auténtico y hace de la Masía un lugar especial.
Almudena y Aitana nos dieron completa libertad para organizar los diferentes momentos de la fiesta y se encargaron de que todo saliera como habíamos planeado. Nos sentimos muy escuchados y seguros.
Carmen
Carmen Enviado el 25/01/2024
Valoración 4.4 de 5

Boda de ensueño

Nada más entrar, supimos que teníamos que celebrar allí nuestra boda. Era el lugar idóneo para una boda de verano al atardecer como siempre habíamos soñado. La masía tiene un encanto especial que solo lo puedes sentir cuando estás allí. Además, Almu nos ayudó y aconsejó con gran criterio en todas las dudas que nos surgían.
🤍
Elisabet
Elisabet S. Enviado el 05/07/2023
Valoración 4 de 5

Tal y como queríamos!

Nos casamos el 3 de Junio de 2923 en la masía y todo fue genial! El entorno precioso, todo el mundo nos felicitó por la comida. Nos casamos en el bosque y fue precioso.
Repetiríamos seguro!
Elísabet
Elísabet C. Enviado el 19/12/2023
Valoración 5 de 5

¡Fue una experiencia maravillosa! 😍

Almudena nos atendió súper bien desde el primer momento y fue muy muy atenta siempre con nosotros. Además de muy flexible y amable con todas nuestras peticiones. La comida estuvo increíble y todos los invitados la disfrutaron mucho. Comimos de maravilla.

En definitiva, tuvimos una boda increíble y vimos cumplido nuestro sueño de tener una boda diferente en un entorno magnífico.
Jorge
Jorge Q. Enviado el 25/10/2022
Valoración 4.8 de 5

Una boda espectacular

Nos casamos el 8 de octubre. La previsiones metereológicas nos indicaban lluvia y estábamos bastante agobiados por ello. Fuimos unos días antes y nos dieron un montón de alternativas por si llovía y la verdad que nos dejaron muy tranquilos porque la boda también hubiera sido genial. Por suerte, no llovió y pudimos disfrutar de una boda preciosa, envueltos en un entorno lleno de naturaleza en el que cada detalle estaba perfectamente cuidado. Almudena, la encargada de la organización, es un encanto, muy cercana y dispuesta a ayudarte en cualquier cosa que puedas necesitar. Sin duda, volvería a casarme una y mil veces.
Carlos
Carlos Enviado el 29/06/2022
Valoración 4.8 de 5

Gran boda, todo estupendo

Nos casamos en junio de 2022, y todo salió estupendamente. Tanto nosotros como los invitados quedamos encantados. Además, a pesar del calor de aquel día en Valencia, la temperatura en la masía, posiblemente gracias a la vegetación, fue muy agradable. Simplemente recomendable. Gracias, Almu Cano, por hacer que aquel día saliera todo genial.
Esther
Esther G. Enviado el 28/06/2022
Valoración 4.6 de 5

La boda de nuestros sueños

Nuestra boda fue el pasado 04 de junio 2022, en Masía de San Antonio (Benifaió) y sin duda, la mejor decisión tomada. Palabras de nuestros invitados: fue un bodón.
Sólo tenemos palabras de agradecimiento para este equipazo.
En primer lugar, la masía es preciosa, una fantasía. Tiene muchísimos espacios diferentes, los cuales aprovechamos para cada uno de los momentos de la boda.
El cóctel, en su zona de césped, con la música en directo, luce muchísimo y crea un ambiente distendido para poder hablar con todos los invitados. Las referencias elegidas, riquísimas, la mesa de quesos triunfó y los jamones cortados en directo, ¡fueron todo un éxito!
El banquete en la pinada: mesas redondas distribuidas con suficiente espacio, y las guirnaldas de luces, creaban un ambiente de cuento.
Y la fiesta en la zona de carpa, recordando a una verbena de fallas que tanto amamos.

En cuanto a la organización, todo genial. Isaac y Almudena estuvieron pendientes durante todo el evento para que saliera a la perfección. Siempre con muchísimo cariño y profesionalidad.
Además de todos los meses previos de trabajo, resolución de dudas y apoyo, dándonos seguridad y tranquilidad.
Por no hablar de Jesús y todo su equipo, que hicieron un trabajo excelente.

Un día redondo, gracias a todos por hacerlo posible. Tuvimos la boda de nuestros sueños.
¡Sois unos cracks! ¡Repetiríamos mil veces! Os habéis ganado un huequito en nuestro corazón.
Neus
Neus Enviado el 07/01/2021
Valoración 5 de 5

Una boda para repetir

Nos casamos el 10 de octubre de 2020, una boda planificada y contratada en pleno confinamiento. Eva, encantadora y atenta en todo momento por teléfono, por WhatsApp, resolviendo dudas y dando facilidades y tranquilidad en todo momento. Si el sitio ya nos gustó en las fotos y vídeos que vimos, cuando pudimos verlo en persona nos sorprendió gratamente, así como su personal. El metre Jesús, atento en todo momento; Eva, durante la ceremonia y banquete pendiente de todo; Isaac, atento y siempre disponible para lo que necesitáramos, disponibilidad para llevar las cosas a la masía, decoración, etc. Sinceramente, un lugar maravilloso, una comida buena, ambientes perfectos, medidas higiénicas Covid seguidas a rajatabla... Sinceramente, recomendaríamos el lugar y sin duda lo volveríamos a elegir.
Estefanía
Estefanía Enviado el 23/11/2019
Valoración 1.6 de 5

Recomendable con muchos matices

Celebré mi boda en octubre, al aire libre y en un entorno envidiable. El sitio es espectacular, desde que lo vimos nos enamoramos y tengo que decir que una vez preparado y decorado es increíble y por eso repetiría sin pensarlo, pero el trato ha dejado mucho que desear. Desde el primer momento supimos que cogíamos una fecha que se acababa de quedar libre y que nuestra boda era pequeña, I. nos lo comentó el día de la primera visita pero eso no significa que tengamos que tener un trato peor que una boda grande, sobre todo porque no pago menos que ellos y por ello quiero el mismo trato y la verdad, conociendo a quien se ha casado ahí en otra ocasión, sé que no ha sido el mismo. Cerramos la fecha en abril, el día de la primera visita no había problema en que fuéramos 95 personas y resulta que cuando fuimos a firmar el contrato (ya habíamos hecho una señal que no era reembolsable) el mínimo eran 100 y debíamos pagar la diferencia. Aceptamos porque por otra parte, ella nos regalaría las flores y alguna cosilla más (flores que no supe cómo serían porque nunca me enseñó la decoración. Siempre me remitía a su Instagram). El día de la prueba de menú todo estuvo muy bien. Elegimos un postre que era de un menú superior al nuestro y ello llevaba un recargo que veríamos en el presupuesto modificado que nos enviaría en unos días (lo recibimos 9 días antes de la boda, es decir, 6 meses después y sin margen de maniobra. Cambiamos el postre la misma semana de la boda porque debíamos pagar un suplemento muy elevado por un postre que tienen en el Fosters Hollywood).
Desde ese momento, nosotros es cierto que nos olvidamos bastante porque estuvimos mudándonos de ciudad, con una nena pequeña y demás, y por eso le avisamos que más adelante le iríamos pidiendo cosas que faltaban. Queríamos ver la minuta, el seating plan, la decoración, los manteles (el día de nuestra primera visita, había unos novios en prueba de menú y tenían una mesa montada con todos los manteles, cuberterías, cristalería y vajilla, cosa que nunca me hicieron a mí, yo tuve que elegir todo eso el día antes de la boda a las 21:00 cuando fuimos a hacer el último pago). En todas las ocasiones que le pedimos información de estas cosas nos remitía a su IG, que está muy bien, pero la verdad eso ya lo veo yo sin que me lo digas tú y si estás haciendo bodas todos los findes, ¿pues puedes hacerme una fotito de cómo queda no? A medida que se acerca el día y se me van cayendo invitados, le comento que en lugar de 95 seremos 89 y si me puede hacer algún descuento. E. nos comenta que sí, que los menús de los que no vengan los pagaremos al 50%. Perfecto, la verdad es que ya que no nos lo habían comentado el primer día, pues entendimos que estuvo bien el gesto. Perfecto. Bueno pues al día siguiente nos informa de que I. dice que no puede ser (esta información debía de habérnosla dado el primer día y no lo hizo). El día de antes vamos hasta la masía a preparar unas cosas, a pagar el total del evento y a darle cosas que tenía que montar ella, le comentamos que ya que estamos pagando 9 menús de gente que no venía, que no nos cobrara el menú de los fotógrafos (los pagábamos aparte) y que los descontara de esos 9 y nos dice que la dirección no le deja, por lo que nos encontramos pagando 9 menús de más a un precio total y 2 de fotógrafo. Todo muy normal. Cada día una cosa diferente. El día de la boda llegamos y entrando desde el coche ya me doy cuenta de que los manteles estaban mal. Habíamos elegido manteles estampados y lisos y estaban todas las mesas lisas. No pasa nada porque se modificó rápido y bueno, pusieron un par de mesas estampadas y quedó bien. OK.
En la primera visita también le comentamos a I. la idea de llevar nosotros al DJ, ya que teníamos un familiar cercano que se dedicaba a ello y nos dijo que sin problema. E. el día de la prueba de menú nos dijo que lo intentaría y adivina, no pudo ser y tenía que ser el que ellos tenían. Y aquí me tomo un tiempo porque vaya tela el DJ. Para empezar, la música un desastre. Nuestra petición fue: pachangueo del normal y un poco de remember. Bueno, pues parece ser que el chico creía que estaba en una fiesta de José Coll porque no paraba de poner música de los 90 que solo conocía él y algún primo suyo. Después de las 10 canciones que bailamos todos como si no hubiera un mañana, empezó a poner música demasiado machacona. La gente comenzó a acercarse a pedirle que cambiara de estilo y a varias personas les contestó de muy malas maneras. Vale que la gente se pone pesada pidiendo canciones, pero vamos, que es lo que suele pasar en las bodas, ¿no? Y además, si ves que no dejan de decirte que cambies el tipo de música, ¿a qué esperas? Me tuve que acercar y decirle que por favor cambiara porque la gente estaba sentada. Es más, mi hermano, que ha pinchado en muchas bodas, le pidió poner 3 canciones y el chico es verdad que le dejó. Bueno pues cuando se quitó mi hermano, todo el mundo empezó a pitar y silbar porque no querían que se pusiera el DJ. La gente se me acercaba a decirme que menos mal que se había puesto mi hermano, que qué divertido (puso el corro de la patata y lo hicimos todos los invitados). Gracias a ello, la gente se levantó y en ese momento metió alguna sevillana (la mayoría de invitados eran de Sevilla) y por suerte, se enganchó de nuevo la fiesta pero por un momento pensé que nos íbamos a ir 2h antes. Pésimo de verdad. Todo lo que cuente es poco para lo mal que pinchaba. Ponía las canciones como lo haría yo, una tras otra sin transición ninguna, una mezcla muy rara... La verdad es que me da hasta pena acordarme porque es que a los 30 minutos de fiesta la gente ya se reía y me empezaron a decir que qué malo era el chico. Menos mal que somos poco exigentes y que realmente queríamos pasarlo bien porque en otra circunstancia me habría enfadado más.
A la hora de irnos, como suele pasar, le pedimos una canción más, incluso me acerqué y le dije "para mientras vamos saliendo pon otra" y todo simpático cogió el micro y dijo, "esta canción es para que salgáis, sino la quito". Un solete el chico. El remate viene cuando al día siguiente y haciendo memoria, pregunto a mi marido, mi madre, mi hermano si habían sacado bocadillos durante la fiesta (porque yo ni los vi) y me dicen que sí. Les pregunto por el queso y el jamón (que había sobrado del cóctel y le dije que lo sacaran en el fiesta) y me dicen que no, que solo bocadillos y perritos. Nosotros nos fuimos de viaje justo al día siguiente y estuve preguntándole a E. por unas latas y por si habíamos dejado cosas allí y me dijo que no. Nunca más he vuelto a saber de ella. La verdad es que no han tenido ningún detalle con nosotros, por eso, recomiendo el sitio porque es espectacular, porque la gente salió encantada, porque la comida estuvo impecable (el pescado algunos me dicen que algo frío pero muy bueno), la decoración una pasada y el espacio para los niños está superbien porque la verdad se lo pasaron pipa, disfrutaron de todo y todos lo pasamos en grande, pero la atención, sinceramente, no vale lo que piden. No solo nos han ignorado durante todos los preparativos, sino que después de la boda ha sido todo como si nunca hubiera pasado. Esperaba algo más de ellos.
Inma
Inma C. Enviado el 13/03/2019
Valoración 5 de 5

Bonita masía en un entorno con encanto

La masía es preciosa al igual que el entorno que la rodea. El trato fue excelente y la cocina propia muy rica. El cóctel fue estupendo y la cena también. Nos dieron todas las facilidades.
Miriam
Miriam H. Enviado el 10/11/2018
Valoración 1 de 5
Buenos días / tardes / noches. Estoy aquí para contaros mi experiencia el día de mi boda que fue el pasado 29 de septiembre y celebramos el banquete en Masía de San Antonio en Benifaió. La boda era de mañana, la ceremonia se celebraba a las 13:00h. y el banquete tenía que comenzar sobre 14:30 o 14:45 con el cocktail en la Masía. Bien, cuando nosotros fuimos a ver la Masía por primer vez nos encantó el lugar y además nos venía genial por su ubicación ya que estaba a mitad de camino entre donde vivimos y donde era la ceremonia.
Pues bien, fue el primer sitio que fuimos a ver, nos atendió Isaac que fue muy amable y nos explicó todo con detalle (o eso creíamos). Somos una pareja muy observadora y detallista, por lo que para ese entonces yo ya me había estudiado al dedillo tanto la página web de la Masía como la de Eva Marco la Wedding Planner que trabaja para ellos y a la que también le he dejado mi valoración en sus páginas webs y redes sociales. Así pues yo ya iba precavida para preguntar todo tipo de detalles. Pues como digo, Isaac nos contestó a dichas preguntas amablemente y nos fuimos de allí convencidos de que ese era el lugar idílico para nuestra boda. Por lo que confirmamos lo reserva a 20 meses de nuestra boda. Todo genial ¡ya teníamos el sitio y nos encantaba! Aunque habíamos visto algunos fallos Isaac nos había explicado el porqué del estado de algunas instalaciones, y como aún faltaba mucho para nuestra boda nos explicó que todo eso cambiaría, como al fin y al cabo eran pequeñas cosas no les dimos más importancia.
Volvimos unos meses más tarde a preguntar otro sin fin de dudas: número de camareros, que pasa si llueve, que pasa si hace sol, donde se pone la decoración, puedo poner rincones, puedo elegir la música, puedo ampliar la barra libre, puedo cambiar bebidas, porque todavía no hay flores en los exteriores…
Bien llegó la prueba del menú y la comida excelente. Otro sin fin de dudas que consultamos de nuevo y se nos contestan si problema. Ya nunca más volvemos a hablar con Isaac, porque según sus repuestas él tiene muy claro lo que queremos pero es pronto para concretar y nosotros confiamos en que todo ha quedado claro y hablaremos más adelante.
Llega el mes previo a la boda, hablamos comentamos algunos temas referentes al pago y la semana de la boda, nos ponemos en contacto, se realiza la confirmación de invitados, el planning de mesas y el pago final de la totalidad el evento. Todo perfecto.
Muy bien, llega el día de la boda y voy a enumerar uno a uno los errores de organización que hubieron.
1. Es cierto que la ceremonia se retrasó por lo que llegamos a la Masía con más de media hora de retraso y eso provocó que el cocktail fuera un poco rápido. Sin más importancia, ya que eso no era culpa ni de nosotros ni de ellos ni mucho menos. Más bien nuestra por no haber podido avisarles del retraso de la ceremonia.
2. Habíamos hablado que se disfrutaría de todos los rincones de la masía, el recibimiento tenía que haber sido en la piscina donde habíamos contratado y pagado un recibimiento con cerveza y limonada, pero no estaba allí. Isaac decidió trasladarlo a otro lugar, al lado de la entrada al “comedor”, ya que en la piscina daba mucho el sol. Era una boda de mañana en septiembre… era de esperar que hiciera sol… en ningún momento se nos comentó que podría no disfrutarse del lugar de la piscina si hacía mucho sol. O que se reservaban el derecho de cambiarlo todo a última hora por motivo del clima. Por tanto, la zona de la piscina no se disfrutó en ningún momento.
3. Entramos al “comedor”, al aire libre cubierto por unas telas blancas para tapar el sol. La historia de las telas blancas: dos días antes de la boda me llama Isaac para decirme que según la previsión meteorológica va a hacer mucho sol el día de nuestra boda y que tenemos dos opciones: bien nos monta dentro (en la carpa de la barra libre) lo cual para nosotros no era opción, o bien nos pone unas lonas blancas geniales (las cuales yo ya había visto en foto y le había preguntado por ellas en reuniones anteriores). Genial, le digo que me ponga las lonas a lo que, para mi sorpresa, me comenta que tenemos que pagar 1400 euros más. Nuestra sorpresa no es por el dinero, ni por las lonas, ni por que nos lo dijera dos días antes… si no porque en ningún momento nunca que habíamos ido a la masía se nos había comentado que en caso de tener que poner esas lonas se pagaban aparte. Cuando yo sí le pregunté directamente por las lonas, porque las había visto en fotos, y me contestó “Sí es que si hace mucho sol se colocan aquí unas lonas para tapar”, en ningún momento menciono que ese gasto corría de nuestra cuenta. Cuando le reclamamos este asunto nos dijo que esto era de lógica, que es como si contratas una banda para que toque durante el cocktail que lógicamente se pagará aparte… Llamadme loca, pero para mí no es lo mismo.
4. Las mesas estaban colocadas según lo acordado, pero con un problema: algunos números de mesa no coincidían con el seatting plan… Sin comentarios.
5. Los detalles de los invitados (como se suele hacer últimamente) estaban en las mesas y tenía que haber uno por invitado, algunos tenían nombre y había que dejarlos en la mesa del invitado correspondiente. Todo esto lo tenía él apuntado en un Excel con nombres y números de mesas en rojo, que entiendo que sea un poco estresante repartir los regalos y colocarlos en las mesas, pero para eso eres el responsable de organizarlo y si te tienes que estudiar el Excel… pues es tu cometido. Bien, pues hubieron invitados que se quedaron sin regalo porque en su mesa no había suficientes para todos. No sé, creo que con organización era sencillo.
6. También teníamos unos M&Ms personalizados que queríamos que estuvieran en los platos, y para nuestra sorpresa no estaban. Isaac nos dijo que hacía mucho calor y que no los había puesto para que no se derritieran. Vale, no pasa nada. Le dijimos que los sacara con el postre, pero por favor que no los sacara en las cajas y los fueran repartiendo tipo cumpleaños que los sacaran en los platos del postre. “Por supuesto” fue su respuesta. Cuando, por desgracia para mis nervios, llega la hora del postre y veo a las camareras cada una con una caja repartiendo las probetas de M&Ms… me pareció de risa que le acabáramos de decir cómo no queríamos que lo hiciese y lo hiciera justo así.
7. El día de antes le llevamos los detalles que les daríamos a mis padres, suegros y hermana. Bien en un momento de la celebración le dije que me sacara los muñecos de la tarta para regalarlos y veo que viene con dos muñecos de peluche que había preparado dentro de una caja todos bien colocados para regalarle a mi hermana… fuera de la caja, uno en cada mano… Le dije “muñecos de tarta”, sabía dónde estaban, él los guardó, estaban marcados, señalizados… para saber qué iba en cada momento… y me saca el regalo de mi hermana que era para después y claro… ya lo había visto todo el mundo. Otro error en su organización.
8. Durante la comida las bebidas tardaban muchísimo en ser rellenadas, cuando los invitados pedían vino o agua la tardanza era menor (aunque también tardaban) pero cuando pedían refrescos o cerveza era interminable. Faltaban camareros. Cosa que también le dijimos antes de la boda “Aunque tengamos que pagar algo extra, preferimos que haya más camareros” y él nos dijo que no era necesario que camareros habría de sobra, nosotros confiamos en ello. Pero realmente no fue así, no es una percepción personal, es que la mayoría de invitados de confianza a los que les hemos preguntando nos han apuntado lo mismo: “En general la boda preciosa, la comida riquísima, pero el servicio pésimo; tardaban mucho entre plato y plato y en servir las bebidas”. Para mí esto es primordial en una boda, la comida no lo es todo… y con un mal servicio el global se echa a perder.
Para mí el problema es que no había suficientes camareros. Y en un sitio que se supone que tiene tanto caché no deberían permitirse que los invitados se fueran con esa sensación de desatención: hacen falta más camareros y se ponen. Ya que el precio del menú permite incluir 3 o 4 camareros más que se encarguen solo de las bebidas. Hubo un momento que hasta el metre se puso a servir, cuando el metre solo organiza e indica… se les fue de las manos, no sé si la situación les sobrepasó o es que ellos funcionan así y nadie nunca se ha quejado.
9. Llega el momento de la barra libre. Pasamos a la carpa, que tampoco era lo que esperábamos fruto de sus descripciones. Sí, era tal como nosotros lo habíamos visto. Pero se suponía que el día de la boda todo iba a estar mucho más cuidado y adecuado… al fin y al cabo lo único que había cambiado era que la luz del DJ estaba encendida y las estanterías de detrás de la barra estaban llenas de bebida… por lo demás todo igual que lo habíamos visto: con un aspecto un tanto descuidado.
10. Le habíamos dicho que nos quitara dos de las bebidas que incluía la barra libre y nos trajera otras dos (las que habíamos añadido eran más baratas que las que nos tenía que quitar) y aun así cuando voy a pedirme la primera copa resulta que no había de ninguna de las dos que habíamos pedido expresamente que hubiera. Me voy a buscar a Isaac e imaginaos mi cara cuando me dicen que “Se había ido a descansar”. Sin decirnos nada, sin dejarnos a ningún responsable. Total que esperé más de media hora a que regresara de su descanso para decirle que me trajera la bebida que faltaba, una de ellas la tenía allí y la sacó, pero la otra se había olvidado de comprarla, por lo que en ese mismo momento se fue a por ella no sé ni donde, ni cómo, pero el caso es que al cabo de una hora apareció con la bebida que faltaba. Claro para ese entonces ya habían transcurrido dos horas de barra libre sin la bebida. Cuando pasada la boda le comentamos lo del descanso y la falta de bebidas, nos dijo que él estaba en su derecho de irse a descansar porque ya no tenía nada que hacer y llevaba trabajando desde las 6 de la mañana, y que al fin y al cabo lo de las bebidas fue un imprevisto que se acabó solucionando.
11. Llega el momento en el que mis abuelas se quieren ir. El día de antes le comento que si mis abuelas se quieren ir antes que si se podría conseguir un taxi e Isaac amablemente me dice que ningún problema que en ese caso él personalmente se encargaría de conseguir un taxi. Sin embargo, llegado el momento le pedí que si podía llamar a un taxi y su respuesta fue “Toma aquí tienes el número de teléfono” y yo, con el teléfono prestado de un familiar, tuve que encargarme de conseguir transporte para mis dos abuelas. En fin… no era su responsabilidad si no se le hubiera preguntado y se hubiera ofrecido a conseguirlos él mismo.
12. Bien finaliza la fiesta, todo el subidón, y mis invitados se dirigen a la puerta de salida. Durante el tiempo que estuvieron esperando al autobús estuvieron con las luces apagadas en un camino de campo, a la 1 de la madrugada, porque nadie se había asegurado de que los invitados ya se hubieran ido para dejar todo a oscuras.
Bien todas estas cosas que comento aquí se le fueron dichas tras la boda al responsable de la Masía: Isaac. Lo único que se nos dijo es que nuestra boda le había supuesto mucho estrés, que habían muchos detalles y muchas sorpresas, pero que todo había salido según lo que ellos esperaban y como se hace normalmente. Si había habido pequeños errores eran insignificantes por lo que, bueno, se disculpaba, pero había que entender que fallos comente todo el mundo.
Perdonad, pero insignificantes tal vez para ti, para las parejas que preparamos la boda con toda nuestra ilusión y depositamos la confianza en ti, no lo son. Un error vale, dos vale, tres ya me mosquean…¿pero tantos?
Nuestro desencanto con la Masía es en conclusión que nos vendieron un servicio y una calidad del lugar que luego no hubo. Flores había las de los centros de mesa, porque todos los lugares donde él nos prometió que crecerían flores preciosas luego estaban todas secas y descuidadas. ¡Jolin! Si sabes que se te mueren y si soy la última boda (que creo que no lo era) reponlas aunque sea comprando unas macetas del todo a 100. Solo para que haga bonito. Si sabes que los invitados te pisan las flores de debajo de las farolas ¡pon abrazaderas! Si sabes que en septiembre las flores de alrededor de la piscina no aguantan, pues planta de nuevo. Son cosas que tal vez otras parejas no le den importancia, y tal vez soy demasiado quisquillosa, pero para mí es un sitio precioso en el que no se invierte por mantenerlo adecuadamente.
Además es que solo hay que ver la comparación de esta Masía con la finca “El Belón” de Alicante (en la que no he estado personalmente y tal vez estoy equivocada) pero parece mucho mejor cuidado el detalle y el mantenimiento, y también la llevan ellos.
Enumerando todo esto parece que mi boda fue un completo desastre. La verdad es que no lo fue, la mayoría de estas cosas (excepto el fallo del servicio del que todos fueron conscientes) solo las sabemos mi marido, yo e Isaac, ya que somos los que conocíamos cómo tenía que haber salido todo.
Finalmente tuvimos nuestra boda soñada aunque la verdad no gracias a la organización del lugar. Masia de San Antonio en Benifaió solo es recomendable si lo que quieres es un entorno bonito donde disfrutar de una comida muy buena, pero no os lo recomiendo si lo que buscáis son personas competentes con su trabajo y si sois detallistas, perfeccionistas y os gustan las cosas bien hechas.
illustration stars

¿Te han convencido las opiniones?

Envía un mensaje

Premios

Ganador Wedding Awards 2024 Bodas.net

Bodas reales de Masía de San Antonio

María & Julio
7 fotos · 04/11/2023
Marta & Carlo
34 fotos · 29/10/2022
Jenny & Victor
31 fotos · 03/09/2022
Nina & Dani
61 fotos · 18/06/2022
Nina & Dani
193 fotos · 18/06/2022
Estefanía & Javier
10 fotos · 12/10/2019

Promociones

Menú 01
Menú 02
MENÚ 03

Mapa

Benifaió 46450 Benifaió (Valencia)
illustration visit

¿Quieres hacer una visita?

Pide una cita

Preguntas frecuentes sobre Masía de San Antonio

En Masía de San Antonio se pueden encontrar menús de boda con un precio por invitado desde 75€ hasta 117€.
En Masía de San Antonio se pueden encontrar los siguientes espacios para llevar a cabo la boda:
  • Salones de banquetes
  • Terraza
  • Zona ajardinada
  • Carpa
  • Zona de baile
  • Parking
  • Otros (Recibe a tus invitados en la zona de la piscina, realiza tu ceremonia en el cenador romantico o dentro de nuestro bosque vintage, banquete entre arboles o en nuestra carpa y la discoteca al aire libre.)
Masía de San Antonio dispone de los siguientes servicios para celebración de bodas:
  • Banquete
  • Ceremonia
  • Fotografía
  • Música
  • Transporte
  • Decoración
Masía de San Antonio está ubicado:
  • En el campo
  • A las afueras de la ciudad
Masía de San Antonio sirve en sus eventos cocina:
  • De mercado
  • Tradicional, típica regional
  • De autor
  • Internacional
  • De fusión
Masía de San Antonio cuenta con diversos menús especiales de boda entre los que destacan:
  • Vegetarianos
  • Veganos
  • Diabéticos
  • Hipertensos
  • Celíacos
Masía de San Antonio ofrece las siguientes opciones para la contratación de la barra libre:
  • Cantidad total fija (con límite de hora)
Masía de San Antonio ofrece sus servicios de banquete de boda para un mínimo de 150 invitados y puede dar servicio hasta un máximo de 600 invitados.
A Masía de San Antonio lo recomienda el 92% de las parejas que ya disfrutó de sus servicios. Su valoración global es de 4.6 sobre 5 que se desglosa del siguiente modo: 4.7 en calidad del servicio, 4.6 en tiempo de respuesta, 4.6 en profesionalidad, 4.6 en relación calidad/precio y 4.4 en flexibilidad.
Actualmente Masía de San Antonio cuenta con 1 promoción de regalo y 1 promoción de descuento para los servicios de boda.

Otros proveedores de Valencia para tu boda

Banquetes