A las preocupaciones frecuentes de cualquier prometida inmersa en los preparativos del día B, como encontrar el lugar de celebración perfecto, dar con unos zapatos de novia que además de estilosos resulten cómodos y rematar el outfit nupcial con un peinado de boda que resalte sus bonitas facciones, hay que sumar las propias de las novias embarazadas: cómo será el vestido de novia, podré disfrutar del día plenamente, cuándo celebrar el enlace… Si te encuentras en este momento vital, fuera preocupaciones. Tener en cuenta estos sencillos consejos te permitirá tomar las decisiones de forma más consciente. Olvídate de las dudas… ¡y prepárate para triunfar!

Valora bien cuál es el mejor momento para celebrar la boda

Cada embarazo se vive de forma muy distinta. Así, mientras que hay mujeres que lo pasan sin contratiempos, otras experimentan molestias, como mareos o dolores musculares, o necesitan descansar por prescripción médica. Por ello, tanto si habíais decidido la fecha del enlace antes de saber que en breve os convertiríais en padres como después, es necesario que analicéis bien de cuántos meses estarás el gran día. ¿Por qué? Porque, aunque el embarazo sea estupendo y no haya habido ningún problema, durante el último trimestre estarás más cansada. Además, dependiendo de las semanas que falten para el nacimiento, debéis contemplar la posibilidad de que el bebé se adelante. Aspectos que pueden llevaros a decidir que es mejor celebrar el enlace antes de lo previsto o bien a aplazar durante un tiempo el "sí, quiero" para evitar posibles contratiempos. En cualquier caso, lo ideal es que consultes cualquier duda al respecto con el ginecólogo que lleva el embarazo y que sigas al pie de la letra sus indicaciones. ¡Toda previsión es poca!

No hay problema con el vestido: podrás elegir con total libertad

En pleno siglo XXI, las opciones para encontrar el mejor vestido de novia estando embarazada son muchas y muy variadas. Así, hay empresas que solo se dedican a diseñar modelos para futuras mamás, mientras que numerosas firmas incluyen en sus catálogos completas colecciones orientadas a novias que pronto tendrán un bebé. Y aunque tal vez apostar por un vestido de novia de corte sirena muy ceñido en la cintura no sea la mejor opción, tus posibilidades son numerosas. Lo ideal, no obstante, es decantarse por una prenda ajustada hasta debajo del pecho, que desde allí caiga libremente hasta los pies: el corte imperio. Asimismo, los tejidos más recomendados son los vaporosos y ligeros, como el tul y la gasa, ya que te permitirán moverte sin ningún problema. También los vestidos de novia rectos y sin costuras son muy demandados por las novias, ya que se adaptan fácilmente a la tripa, tenga esta el volumen que tenga.

Entre las distintas opciones a tu alcance, verás también preciosas siluetas princesa y en A. Por supuesto, cuando acudas a una tienda de novias o atelier, déjate asesorar por los especialistas. Dependiendo de si quieres disimular la tripita o realzarla, ellos te podrán ayudar a escoger el modelo que mejor te vaya a sentar a unos meses vista. Además, irán ajustándolo a tu silueta sin problema para que el día B te veas tan increíble y estupenda como siempre has querido. ¡Elige tu vestido con total libertad!

Ten en cuenta la medida de los dedos al escoger las alianzas

Una vez tengas tu vestido de novia 2020, llegará el momento de elegir los diferentes complementos. Entre ellos, hay un elemento que puedes escoger ya mismo, pues nada tiene que ver con el diámetro de tu barriguita. Así que empieza a mirar catálogos de ramos de novia y marca bien ese buqué con flores silvestres que te ha enamorado nada más verlo. Sin embargo, ¡ojo con el tamaño de la alianza! ¿Por qué? Porque dependiendo de lo más o menos avanzado que esté el embarazo el día B, es posible que tus manos estén algo más hinchadas de lo normal. Consulta la mejor opción con tu joyero de confianza, pues él mejor que nadie sabrá indicarte que debes hacer, en función también de la época del año en la que os vayáis a dar el "sí, quiero".

Apuesta por la comodidad

Aunque todo vaya sobre ruedas durante el embarazo, el día B es una jornada larga y llena de emociones en la que, lo más seguro, es que te canses un poco. Así que toma pequeños descansos y, sobre todo, apuesta por ir lo más confortable posible. Y es que, del mismo modo que puede pasar con las manos, es más que probable que los pies se te hinchen un poco a causa de la retención de líquidos y al estar mucho rato de pie. Decántate pues por unos zapatos de novia cómodos para la ceremonia y la celebración. Y si deseas cambiarte durante la fiesta final, escoge unos zapatos de novia planos y anchos, con los que no tendrás problema a la hora de bailar o de pasearte por las mesas, conversando con los invitados y entregándoles sus respectivos regalos originales para bodas.

Ten en cuenta tu estado a la hora de decidir el menú

Hotel Talaso AtlánticoHotel Talaso Atlántico

Tu alimentación ha de ser un tema prioritario durante todos los meses de gestación y, como no podía ser de otra manera, también el día B. Así que a la hora de elegir el menú nupcial, recuerda que hay ciertos alimentos que las embarazadas deben evitar, como el marisco y el pescado crudo (entre el que se encuentra el sushi), las carnes crudas o poco hechas, los embutidos y fiambres no cocidos, el foie, los quesos sin pasteurizar y los picantes. En caso de indecisión, no dudes en consultar el listado de alimentos que puedes y no comer que, seguro, te ha facilitado tu ginecólogo. Y aunque no es necesario que todos los invitados sigan la misma dieta que tú, no olvides que la tuya ha de ser especialmente saludable, tanto durante el aperitivo como a lo largo del banquete y de la fiesta final. Asimismo, bebe mucha agua, prescinde de bebidas con cafeína y, por supuesto, evita el consumo de alcohol.

Incluye al bebé en la celebración

Si ya sabes el sexo de tu hijo o, incluso, habéis elegido el nombre, ¿qué te parece la idea de incluirlo en la celebración del gran día? ¡Será un bonito recuerdo para todos! Por ejemplo, ponéis poner su nombre en globos o con letras luminosas junto a las ideas para candy bar. ¿Más posibilidades? ¿Qué tal que el nombre de los tres figure en las invitaciones de boda vintage con las que vais a comunicar vuestro paso por el altar a familiares y amigos? También podéis apostar por unas ideas para photocall inspiradas en el mundo infantil, con grandes chupetes, caramelos, muñecos de trapo, personajes de dibujos animados… ¡Dad rienda suelta a vuestra imaginación!

Ahora que ya conoces mejor tus opciones, te resultará más fácil decidir cuál es la que más te conviene en tu caso. Así que ya solo tendrás que centrarte en las partidas del enlace que aún quedan por elegir, como los detalles de boda más prácticos para todos vuestros seres queridos o las mejores ideas originales de boda con las que esperáis sorprenderles. ¡Enhorabuena por partida doble!