Angélica Martín

Los centros darán un toque de color y elegancia a las mesas de vuestro banquete de boda. ¿Os habéis planteado cómo sería una mesa nupcial sin todas esas ideas originales para bodas que permiten obtener resultados fantásticos en la decoración de vuestro enlace? Las flores –fieles protagonistas de los ramos de novia y de otros detalles del outfit como el prendido del traje de novio– serán un acierto siempre que queráis que el escenario de vuestro gran día sea perfecto. Y es que por algo son la opción más demandada, pues su versatilidad y belleza las proclaman como el gran must en celebraciones de todo tipo.

Por tanto, los centros de mesa florales serán siempre una apuesta segura. Y aunque pueden parecer algo anticuados, os mostramos a continuación cómo han evolucionado en formas y estilos completamente diferentes. Todo gracias a las distintas ideas de decoración para bodas que han surgido en la actualidad y que han convertido a las flores en las grandes protagonistas del "sí, quiero". Una opción que nunca pasará de moda. ¡Tomad nota!

1. Botes y botellas de cristal. La mejor idea handmade

Mar Shoots

Esta idea es tendencia desde hace varios años pues, al igual que la elaboración de las invitaciones de boda caseras, resulta sencilla, económica y además queda de 10. Y si pensabais que los típicos botes de cristal no tenían mayor utilidad que la de guardar conservas ¡estabais muy equivocados! Un bote de cristal transparente o de color, decorado con cuerdas y tejidos, como el yute, y con un ramillete de flores y hojas en su interior formará un centro de mesa ideal, especialmente en bodas de estilo vintage, rústico o boho chic celebradas al aire libre. Está claro que en la sencillez reside la auténtica belleza y este es un ejemplo muy claro.

Además de con botes de cristal, también podréis crear vuestros centros de mesa con botellas. Ambas son ideas con las que además de ahorrar y reciclar podréis conseguir preciosos centros a partir de elementos básicos y fáciles de trabajar. En el caso de las botellas, no hará falta que las decoréis si no queréis. Sus colores verdes y marrones quedarán geniales en enlaces rústicos o vintage. Si por el contrario deseáis darles un toque diferente, podéis añadirles telas, como la seda o el encaje, o pintarlas con colores mate y toques de brillo. En este último caso, las botellas también combinarán a la perfección en bodas románticas o boho chic.

Incluid en su interior una única flor, varias pequeñas como las margaritas o un ramillete de flores silvestres. La idea reside en no recargar y elegir pocas flores, pero grandes, de tallo largo y de colores frescos y llamativos. Como la gerbera, por ejemplo.

2. Jarrones y macetas. Clásicos que no pasan de moda

Eterna Prometida

Hay muchísimos estilos de jarrones y todos se adaptarán a un tipo de boda u otro. Por lo general, serán un acierto seguro como centros de mesa. Únicamente tendréis que preocuparos de elegir unos diseños acordes con vuestro estilo nupcial. Por ejemplo, los más sencillos y de cristal quedarán perfectos en bodas rústicas o de estilo vintage, mientras que los más elaborados, en color, piedra o metal y diseños frágiles o barrocos, resultarán ideales en enlaces románticos.

Las flores que incluyáis en su interior dependerán de vuestros gustos, pero recordad que siempre habrá variedades más adecuadas que otras para cada estilo nupcial –del mismo modo que un ramo de novia natural y rústico tendrá flores silvestres en su mayoría–. No sobrecarguéis los jarrones. Con una flor o varios ramos pequeños bastará.

Como los jarrones, las macetas son el lugar por excelencia para las flores. En bodas en exterior o interior, rústicas, boho chic o románticas, estos elementos siempre se adaptarán a vuestro estilo según su forma y color. Y lo mismo pasará con las flores. Por ejemplo, las silvestres serán las protagonistas en macetas de cerámica envejecida o de barro, mientras que las más clásicas –como las rosas, los lirios o los claveles– quedarán ideales en maceteros de color mate.

3. Cajas de madera. Reciclaje y ahorro

Kuttco Fotografía

Las cajas serán otra opción sencilla que quedará preciosa como centro de mesa nupcial. La idea es poner en una cajita muchísimas flores simulando una jardinera. Dependiendo del estilo de boda que tengáis pensado celebrar, el material de la caja será diferente, así como su interior. Por lo general, este tipo de centros siempre combinará mejor con un estilo vintage, rústico, boho chic o en bodas románticas, pues suelen ser de madera y colores cálidos o nude. En su interior combinad flores silvestres, sobre todo, con hojas de olivo, tomillo y alguna flor grande en colores pastel.

4. Objetos de metal. ¡Lo último!

Andrea Design

Otra idea para los amantes del estilo rústico. Los objetos de metal envejecido quedarán perfectos como centros de mesa, sobre todo si se combinan con velas y se llenan de flores. De nuevo, las variedades silvestres se llevan la mención especial, como la paniculata o el tomillo. Recordad que si les añadís flores grandes de colores suaves vuestro centro rústico quedará ideal.

Otra posibilidad es utilizar como centro de mesa objetos de metal con dibujos y colores naturales o nude, así como jarrones, regaderas, cestas... Esta opción resultará muy acertada en una boda de aire vintage por su apariencia envejecida. En esta ocasión encajarán flores de un mismo color, en contraposición con los colores que conformen el dibujo del objeto.

Por otro lado encontramos las jaulas, que siempre serán un acierto si queréis dar un toque de fantasía a vuestros centros de mesa. Jaulas de metal con formas originales, blancos o colores nude, acabados cuidados y dibujos de mariposas, pájaros o corazones. En su interior incluid flores grandes de colores, silvestres y hiedra. Muy romántico, el resultado quedará genial en enlaces de estilo rústico y esencia vintage

5. Árboles: un centro de mesa diferente

Rosseblanc

Si os gusta lo llamativo, querréis un centro de mesa floral diferente, que destaque por encima de cualquier otro. ¡Os presentamos el centro de mesa árbol! Esta idea consiste en colocar un pie de metal u otro elemento resistente, que eleve las flores hasta lo más alto, en forma de bouquet o cascada. Podréis incluir otros elementos, como velas. O incluso más flores en el pie, cubriendo así la base. ¡El resultado será mágico y maravilloso!

6. Bouquets florales. ¡Un clásico!

Tikismikis

Si sois unos novios clásicos, enamorados de un bonito vestido de novia de corte sirena y de un elegante traje de novio, ¡sin duda este podría ser vuestro centro de mesa ideal! Colocad flores en forma de bouquet en el centro de las mesas de vuestro banquete y escoged para ello flores llamativas, grandes y de colores vivos. Será más que suficiente para el estilo de boda clásico y discreto que deseáis, pues el centro floral en bouquet decorará de forma excepcional las mesas. ¡No necesitaréis más!

7. Flores y velas. Una combinación de 10

Encuentros de Novias

¡Una opción para todo tipo de novios y estilos de boda! Así como el blanco crudo es el color por excelencia en los zapatos de novia vintage, las velas son un básico de la decoración nupcial. Queráis el estilo que queráis para vuestro enlace, las velas combinadas con flores, flores silvestres u hojas siempre serán un acierto. Por ejemplo, si vuestra boda es rústica o vintage, emplead como base un trozo de tronco limpio o de cristal, y colocad encima velas blancas y flores silvestres o musgo. Y si sois más bien unos novios clásicos, decantaos por un bouquet de flores y una vela en medio. Veréis como estas combinaciones siempre darán como resultado un completo 10. ¿Os convencen?

Como veis, son muchas las posibilidades existentes a la hora de elegir los centros de mesa florales de vuestra boda. Para acertar de lleno en su elección deberéis tener en cuenta detalles como el estilo del enlace, el resto de la decoración, la época del año en la que os casáis, el presupuesto que tengáis y, ¡muy importante!, el espacio que ocupe el centro. Ante todo, lo ideal será que no moleste a quienes recibieron vuestras invitaciones de boda durante el banquete. ¿Preparados para veros con un precioso vestido de novia y un traje único? La elección de pequeños elementos, como los centros de mesa, significa algo: ¡comienza la cuenta atrás para vuestro inolvidable "sí, quiero"!