El anillo de Martina

Las flores jugarán un papel importante en vuestro gran día, ya sea en el ramo de novia, en ese precioso tocado que complemente el peinado de boda, en la decoración, en los detalles que formen parte de las ideas originales para bodas del mágico telón... Su presencia envolverá el escenario de un halo de romanticismo único, creando la atmósfera perfecta para vuestro "sí, quiero". 

De entre todas las ideas de decoración para bodas que decidáis incluir en la celebración, los centros de mesa serán la pieza que vestirá las mesas del banquete y, por supuesto, las flores no podrán faltar en ellos. Sencillez, naturalidad, romanticismo... ¿Queréis saber qué opciones encajarán mejor con el estilo de vuestro enlace haciendo que la puesta en escena del gran día sea inolvidable? 

Rústico o rústico chic, grandes favoritos

Begography

El estilo rústico está de moda. Por ello, si queréis darle un toque campestre a vuestro banquete de boda, el rústico o rústico chic es vuestra mejor opción. Centros de mesa de inspiración bucólica y de romántica sencillez, creados a partir de elementos como cestas de mimbre, saquitos, madera, ramas secas y, por supuesto, flores. Evocad los elementos más representativos del campo y conseguiréis crear el efecto que buscáis. En cuanto a las flores, decantaos por variedades silvestres que, incluso, vayan a juego con ese precioso ramo de novia natural: paniculata, malvas, margaritas, amapolas, dientes de león, hortensias, romero, lavanda... Podéis elegir una sola de ellas o bien combinarlas entre sí.

Romántico, un clásico en tonos nude

Rose Crenes Fotografía

Los centros de mesa de estilo romántico son los más delicados y femeninos. Flores clásicas en tonalidades nude, como las rosas o los claveles, combinadas con pequeñas flores silvestres se convertirán en la mejor elección para un centro del estilo. Sobre todo si se acompañan de hojas o de elementos como bases de madera, marcos de estilo barroco o jarrones de cristal. Sencillez y belleza en uno.

Shabby chic, pura magia

Misty Forest Weddings

La decoración shabby chic se ha convertido en una de las favoritas de un gran número de parejas. Su presencia en las bodas de los últimos años ha ganado protagonismo, como también lo han hecho las ideas para candy bar o el ya popular fondo de fotografías que dará vida a vuestras ideas para photocall

Para lograr un centro del estilo, las flores en tonos granates, fucsias o verdes intensos, a juego con otras en blanco, lograrán aportar ese aire romántico y sofisticado... tan característico del shabby chic. Y si apostáis por jarrones de cristal, velas o figuras de vidrio o cerámica, vuestro centro lucirá elegante y romántico. Buscad el equilibrio evitando que el resultado pueda resultar demasiado impactante o recargado.

Enlace handmade: el DIY como última tendencia

Ale Armijos

Las invitaciones de boda caseras son tendencia y es que el handmade ha cruzado las fronteras incluso de la decoración nupcial. Así que encontraréis un sinfín de manualidades que harán lucir único vuestro centro de mesa, aportando un toque de romanticismo inigualable y, por supuesto, una gran personalidad. Por ejemplo, ¿qué os parece la idea de reciclar tarritos de cristal? Decorándolos con tela de arpillera, con encaje y con un cordel, y acompañándolos de algún elemento de madera lograréis un resultado excepcional. Incluid en ellos flores románticas, como rosas o peonías, junto con pequeñas variedades silvestres. El resultado será sencillo, aunque absolutamente romántico.

Enlace moderno: geometría y minimalismo

Gran Hotel del Sella

Otro de los estilos tendencia en los enlaces de hoy en día es el moderno. En él, geometría y minimalismo marcan cada detalle de la decoración, y en los centros de mesa el cristal es el elemento protagonista. Peceras de cristal, floreros Martini, bases de espejo... Opciones elegantes a la par que sencillas, que además podréis complementar con flores en tonos nude para un perfecto resultado. Sin duda, un centro de mesa diferente, pero tan personal como característico de vuestro gran día.

Una vez tengáis claro qué estilo de celebración deseáis llevar a cabo, así como los centros florales que pondrán el broche de oro a las mesas del banquete, tendréis gran parte del trabajo hecho. Tras el envío de las invitaciones de boda, la elección de los proveedores y las últimas pruebas del vestido de novia y el clásico traje, estaréis a pocos días de daros el "sí, quiero". ¿Soñando con el gran momento?