Padilla & Rigau Fotografía Nupcial

 

El padre de la novia tiene seguramente el papel más importante dentro de una boda después de los novios. Por si hay dudas al respecto, este es su rol tanto durante los preparativos como el mismo día de la boda:

 

  • Tradicionalmente, el padre de la novia es el que le regalará el vestido a su hija sin poder verlo, y aguantará pacientemente hasta que llegue el día de verla vestida como una princesa.
  • Antiguamente, solía ser también el padre de la novia el que pagaba el banquete de boda, aunque esta costumbre ya se ha ido perdiendo y es la pareja la que se suele encargar de eso.

 

Paolo Bocchese Fotógrafo

 

  • El día de la boda, el padre de la novia acompañará en el coche a su hija desde la casa familiar hasta el lugar donde se celebre la ceremonia.
  • Juntos avanzarán hacia el altar del brazo y luego la entregará a su futuro marido. Padre e hija compartirán los últimos momentos antes de que ésta se convierta en una mujer casada.
  • En el banquete, el padre de la novia puede dedicarles unas palabras a los novios para ser el primero en felicitarles y brindar por su felicidad con un emotivo discurso.

 

 

  • El último momento de protagonismo ese día tendrá lugar tras el primer baile de los recién casados, cuando saque a su hija a bailar. Es un momento muy íntimo y especial entre los dos, tal vez el más emocionante tras llevarla al altar, ya sin nervios y con la felicidad de que todo ha salido perfecto.

 

Foto 1: Padilla & Rigau Fotografía Nupcial

Foto 2: Paolo Bocchese Fotógrafo

Foto 3: D&L Fotografía