Instantánea y Tomaprimera
Instantánea y Tomaprimera

Ir solos a una boda no significa que no vaya a ser divertido, pero si os cuesta romper el hielo con personas a las que no conocéis siempre tenéis la opción de preguntar a los novios si podéis llevar a un acompañante. Sin embargo, también puede ser interesante ir solos, ataviados con un precioso vestido de fiesta, porque sin duda encontraréis a otras personas en vuestra misma situación y es más que seguro que acabaréis haciendo nuevos amigos cuando bailéis en la fiesta al son de las mejores canciones para bodas. En caso de duda, y si no queréis molestar a los novios, leed atentamente la invitación de boda. Es posible que indique si podéis ir con alguien. 

Un enlace es un evento social en el que, aunque los novios son los protagonistas, los invitados tienen la posibilidad de participar en diversas actividades en las que resulta muy fácil relacionarse: el aperitivo, el banquete en el que os habrán asignado una mesa, la fiesta… Así que tranquilos. Descubrid las ventajas de ir solos o acompañados a una boda y... ¡a disfrutar se ha dicho!

Si vais solos...

Instantánea y Tomaprimera
Instantánea y Tomaprimera

No pasa nada por acudir solos a una boda. Seguro que allí coincidiréis con amigos o familiares. Sino es así, dad una vuelta cuando lleguéis al evento y fijaros en los grupos de personas que están esperando a los novios. Acercaros a alguien que os inspire confianza y parezca agradable, y presentaros. Si os han invitado a la boda es muy probable que otros amigos o familiares de los novios hayan oído hablar de vosotros. Iniciad la conversación explicando cuál es vuestra relación con los contrayentes. Una buena manera de animar la conversación es preguntando a los demás invitados cómo conocieron a los novios, lo que os servirá para "romper el hielo". También podéis observar si hay otros invitados que están solos y acercaros a ellos, explicándoles que os encontráis en la misma situación.

Si, a pesar de todo, no encontráis a nadie con quien charlar, mantened la calma. Si los contrayentes han apostado por un banquete "tradicional", se os habrá asignado un asiento en una mesa con otros comensales. Con toda seguridad los novios habrán elegido para vosotros un lugar en el que podáis sentiros cómodos con otros invitados con los que seguramente compartís intereses, así que ese será el mejor momento para entablar una conversación. ¡Seguro que acabáis haciendo amistades con vuestros compañeros de mesa! Y quién sabe, dicen que de una boda sale otra boda...

Es importante participar activamente en la boda, así que puede ser una buena idea ofrecer a los novios la posibilidad de ayudarles en todo lo que necesiten, no quedaros rezagados cuando la novia lance su ramo de novia natural y disfrutar de las diferentes ideas divertidas para bodas que hayan preparado. Son momentos únicos que guardaréis para siempre en la memoria.

Está claro que estar soltero y acudir solo a una boda no es un problema. Al contrario, tomároslo como una buena oportunidad para conocer gente nueva, tengáis o no pareja.

Si vais acompañados

Instantánea y Tomaprimera
Instantánea y Tomaprimera

Los textos para invitaciones de boda deben indicar claramente si estas son personales o si se permite llevar a un acompañante. Si tenéis pareja lo más normal es que la invitación esté dirigida a ambos. Si no es así o en caso de duda es muy importante que consultéis con los novios si podéis llevar a alguien con vosotros –ya sea la pareja o bien alguien cercano con quien os apetezca ir y os sintáis cómodos–, ya que acudir acompañado sin que los anfitriones lo sepan puede crear un grave problema, pues no habrán contado con esa persona para el banquete.

El hecho de ir acompañados a una boda no es excusa para que no os relacionéis con los demás invitados, aunque no los conozcáis. Como ya hemos dicho, un enlace es una ocasión espléndida para hacer nuevos amigos, y también podéis ofreceros para ayudar a los novios si lo necesitan, salir a la pista de baile cuando suenen canciones románticas para bodas, disfrutar con todas las sorpresas que os tienen preparadas y elogiar los regalos para los invitados de boda. Sinplemente os sentiréis más seguros y menos intimidados al principio, pero la esencia es la misma.

Tanto si vais solos como acompañados, disfrutad todo lo que podáis del gran día, luciendo vuestra mejor sonrisa cuando vuestra amiga camine hacia el altar con su vestido de novia y haciéndoos un precioso peinado de boda. Solos o en compañía, sin duda va a ser una jornada difícil de olvidar. ¡Pasadlo en grande!