Joaquin Sanjurjo | Fotografia

Las flores son, además de la más elegante de las decoraciones, un símbolo de pureza y nacimiento. Sea cúal sea el tipo de boda que tenéis pensado celebrar, no pueden faltar en vuestro gran día. Sin embargo, no es sencillo elegir las flores del ramo de novia, las que decorarán el camino hacia el altar, las que darán forma a los centros de mesa, las que los novios colocarán en el ojal de su americana, las que integrarán los corsages de las damas de honor ni las de los adornos florales que acompañarán el peinado de boda. ¿Por qué? Porque la variedad es infinita y resulta difícil escoger entre tantas opciones y, además, armonizarlas entre sí. Pero tranquilos. Seguro que la ayuda de estas claves os permitirá definir las más adecuadas.

La mejor opción: flores de temporada

Carlos Pavón Fotografía

Son las que florecerán en la estación del año en la que tenéis pensado daros el "sí, quiero". Hay muchas variedades para elegir y estarán preciosas en esa época del año. ¿Por qué decantarse por esta opción? Porque elegir flores que no sean de temporada no solo encarece el precio final, sino que seguramente no estarán tan frescas ni bonitas ya que, con toda seguridad, las habrán tenido que importar de otros países.

Estas son algunas de las flores de temporada entre las que podéis elegir en cada estación:

  • Primavera. Azalea, jazmín, prímula, anémona, ranúnculo, begonia, prímula o amapola.
  • Verano. Petunia, verbena, dalia, aster, peonía, girasol, caléndula o lavanda.
  • Otoño. Hortensia, flor de manzano, zinnia, prímula, ciclamen, dalia, aster o hibisco.
  • Invierno. Prímula, fresilla, pensamiento, viola, caléndula o mimosa.

También hay flores que pueden conseguirse durante todo el año y que son perfectas para cualquier evento nupcial o para ramos de novia naturales, como la rosa, el clavel, la margarita, el crisantemo, el delphinium, la fresia, el lirio oriental y asiático, la gerbera, la orquídea y el tulipán.

Combinad las flores con la decoración de vuestro enlace

C+E eventos y celebraciones

Es muy importante tener en cuenta el entorno en el que vais a celebrar vuestra boda, ya que dependiendo del espacio os pueden convenir más unas u otras variedades florales. Tened en cuenta estas ideas de decoración para bodas. Por ejemplo, si vais a celebrar un enlace en el campo, donde el entorno ya de por sí ofrece decoración natural, plantas y árboles, optad por flores alegres que le den un toque de color. Mientras que en bodas más clásicas en grandes salones quedarán muy bien las flores blancas, las más utilizadas en ambientes nupciales. Un ramo de novia con calas será ideal en este caso y podréis utilizar el mismo tipo de flor en los centros de mesa. Si preferís un estilo más sencillo y bohemio, optad por flores de tamaño pequeño, silvestres y aromáticas, ideales también para un ramo de novia sencillo. Los lirios, las margaritas y la lavanda, entre otras, son ideales para este tipo de decoración.

Dejaos guiar por el color

Con Buena Luz

A la hora de decidir el tipo de decoración de vuestra boda, lo primero que hay que hacer es elegir una paleta de color. Tener claro el color o colores básicos de vuestro gran día (recordad que no deberán ser más de 3)  os ayudará a decidir el tipo de flor que combina mejor. ¡Y sus variedades!

Por ejemplo, en una boda junto al mar podéis optar por blancos y azules. Hay una gran variedad de flores de este último color: hepaticas, campanulas, lirios de agua o, incluso, rosas y claveles. Y para realzar el efecto, la base puede ser de hijas verdes. Para un enlace romántico, las rosas rojas en toda su intensidad serán la mejor elección tanto para la decoración como para un ramo de novia original que integre también peonías, astilbe, ranúnculos, jacintos, dalias, claveles, magnolias, hortensias o tulipanes. Si optáis por una decoración alegre y vivaz, elegid naranjas y amarillos. ¿Cómo conseguirlos? Con narcisos, tulipanes, lirios, fresias, girasoles, rosas chinas o gladiolos.

Estas claves os ayudarán a encontrar las flores perfectas para el día B, pero no olvidéis que nadie mejor que el florista os puede aconsejar sobre las distintas opciones de temporada y las flores que mejor combinan entre sí, así que no dudéis en pedir asesoramiento profesional antes de tomar una decisión. Os será muy útil llevar una idea a vuestro florista y a, partir de ahí, decidir si es acertada y si se ajusta a vuestro presupuesto. Otro punto importante que también deberéis tener en cuenta.

Buenavista & Co

Una vez elegidas las flores del enlace quizá os sintáis inspirados a la hora de buscar ideas originales para bodas que combinen con sus colores y formas o a la de escoger unos detalles de boda para los invitados que sigan la misma esencia. Últimamente uno de los obsequios que más se estilan son miniacetas con cactus o suculentas. Una idea que enamora… ¡Naturalmente!