Instántanea & Tomaprimera

Cuando llega el momento de escoger todos los elementos que conformarán tu outfit nupcial, como el ramo de novia por ejemplo, debes tener en cuenta diferentes factores. En el caso del vestido de novia, el éxito depende en gran medida del tejido con el que está confeccionado. El uso de una tela u otra hará que el traje tenga unas líneas más o menos fluidas, un corte más o menos definido, una caída más o menos ligera... Y, entre otros aspectos, la época del año que habéis indicado en las invitaciones de boda es un componente a tener en cuenta.

A la hora de elegir el tejido de tu increíble vestido de novia 2019 has de tener en cuenta que uno de los principales factores que determinarán su elección es la temperatura propia de la estación en la que os vayáis a dar el "sí, qiuero". Así, el terciopelo liso de seda es el tejido estrella durante el periodo invernal, mientras que el algodón, el satén y las fibras naturales son perfectos para las temperaturas estivales.

Y aunque las dependientas del atelier donde vayas a probarte las nuevas creaciones sabrán indicarte cuál es el tejido más adecuado en tu caso, no está de más llegar preparada conociendo la gran variedad de telas existentes y sus principales características. Te mostramos cuáles son las más empleadas en la confección de vestidos de novia. ¡Descúbrelas!

Bambula

Tejido ligero de algodón o fibra sintética, cuyo sistema de confección le produce unos pliegues o plisados permanentes. Un ejemplo es el cuerpo de Rabat, uno de los vestidos de novia Pronovias. La falda de talle bajo en seda se une a un cuerpo plisado en gasa bambula de seda, que decora los brazos con unos delicados manguitos caídos extraíbles confeccionados con el mismo tejido.

Atelier Pronovias

Brocado

Tela de seda entretejida con hilos de oro, de plata o de seda más brillantes, de modo que en la cara superior forman flores o dibujos. Da la sensación de que se trata de un bordado, si bien el efecto se debe a la trama superpuesta. Es un tejido de peso medio a pesado.

Chantung o shantung de seda

Tejido de seda virgen originario de la provincia china del mismo nombre. Es muy similar a la seda salvaje por los nudos de la trama, pero tiene un precio más económico. Si es de buena calidad no se arruga. Destacar además que el revés es brillante.

Charmeau o satén charmeusse

Satén de seda con una trama gruesa o doble trama. Es reversible, brillante por un lado y con crepé por el otro.

Chifón o shifón

Tejido de textura simple y muy suave, generalmente de seda o rayón con cierto cuerpo. Es perfecto para la creación de fantásticos velos con los que cubrir vestidos de caída suave.

Crepé

Tejido de lana, seda o algodón, de superficie rugosa. Es una tela lisa, con buena caída, suave al tacto y de doble cara (una opaca y la otra de brillo natural). Un excelente ejemplo se aprecia en la capa que complementa el vestido de novia recto de Victoria - Vicky Martín Berrocal. 

Victoria - Vicky Martín Berrocal

Damasco

Tela fuerte de seda o lana, que combina hilos formando un estampado en relieve. El verdadero damasco es un tejido de seda natural de tinte en madeja de un solo color que, con la luz, produce unos efectos en brilo y mate por usar el mismo ligamento en positivo y negativo.

Dupión de seda

Confeccionado con seda de peso medio, destaca por su superficie irregular y granulada. Se usa normalmente en telas de lino, seda natural o rayón en la urdimbre y dupión de seda en la trama, que además, acentúa el efecto del tejido.

Encaje

Tejido de mallas, lazadas o calados, generalmente con flores o figuras geométricas, que se hace con bolillos, aguja de coser, de gancho o bien a máquina. Existen diversos tipos de encajes que quedan genial en vestidos de novia de corte sirena.

Encaje chantilly

Encaje fino entretejido con bordado de flores, cintas, festones y borde ribeteado en un fino cordón.

Encaje alencón

Encaje más grueso que el chantilly, bordado con un cordón fino llamado cordoné.

Encaje schiffli

Encaje liviano con diseños bordados sobre el entretejido.

Encaje guipur

Encaje confeccionado con malla gruesa bordada sobre tul y con aplicaciones de pedrería.

Encaje veneciano

Encaje de diferentes grosores disponible con distintos motivos.

Un excelente ejemplo de vestido de novia con encaje lo encontramos en Ponte, de Rosa Clará. Realizado en encaje bordado de pedrería, sus mangas de encaje transparentes acaban con un volante del mismo tejido.

Falla

Tela de gruesa textura y trama rugosa pero muy fresca, elaborada en seda o rayón.

Gasa o muselina

Esta tela es, principalmente, de algodón, seda o lana. De transparencia sutil y delicada, y muy suave al tacto, se caracteriza por la poca densidad de los hilos de urdimbre y trama.

Gazar

Seda natural muy fina pero de caída perfecta, con una textura suave y delicada.

Georgette

Tela similar al crepé, fina y suave de seda natural, que admite bordados con diferentes dibujos. Además, marca las preciosas curvas de tu cuerpo, como se puede ver en este vestido de novia Rosa Clará. Pasión es un modelo de corte evasé y aparente sencillez, realizado en georgette.

Lamé

Tela tejida con hilos brillantes, especialmente de color oro o plata, semejante a la lama antigua.

Cada corte, cada escote y cada tejido conseguirá transmitir un estilo u otro a tu vestido de novia. Así que tú decides cuál deseas para lucir en uno de los días más felices de tu vida. Una vez elegido el tuyo, recuerda que puedes pedir un trozo de tela para incluirlo en el pomo de tu ramo de novia y, así, ir a conjunto con el modelo escogido. Es una idea original para boda que seguro que sorprenderá a los invitados y, además, ¡quedará genial!