TRYP Madrid Atocha

Os encontráis inmersos en los preparativos del enlace. El despliegue de todas las ideas originales para bodas es increíble y deseáis que el "sí, quiero" sea realmente único e inolvidable tanto para vosotros como para quienes recibieron vuestras invitaciones de boda. Queréis cuidar de todos los detalles del gran día, pero quizá debáis reducir un poco el presupuesto de algunas partidas para que el importe final no se os dispare en exceso. En este punto es importante destacar que si hay un aspecto del día B en el que es mejor no arriesgarse es en el del banquete, y tanto en lo referente a la comida como a la bebida. ¿Queréis saber los motivos? ¡Os los descubrimos todos a continuación!

El principal recuerdo de los invitados

El ramo volador

Podría parecer que lo que los invitados se llevan a casa como recuerdo de un día increíble son los detalles originales para bodas, por lo que hay que prestar especial atención en el momento de su elección. O bien, las instantáneas de las ideas para photocall. Quizá esa es la razón por la que estáis planeando tantas y tan variadas ideas divertidas para la boda. Y aunque todo esto es bien cierto y no hay que descuidar ningún aspecto de vuestra mágica cita nupcial, la verdad es que vuestros seres queridos también estarán muy pendientes del menú del banquete y del repertorio y calidad de la barra libre. Y es que la gastronomía transmite sensaciones insuperables e imborrables. Por ello hay que mimarla siempre y, de manera más especial, en una fecha tan señalada.

Todo el mundo estará contento

Zoomfoto

Degustar auténticas delicias, saborear platos increíbles o descubrir nuevos y fantásticos sabores gusta a todo el mundo. Y como queréis que todos los invitados disfruten al máximo de vuestro enlace, es importante que cuidéis bien la elección del menú del banquete nupcial. No olvidéis que a mucha gente se le conquista por el estómago y el día de vuestra boda no puede faltar de nada.

Los ingredientes han de ser de primera calidad

Restaurante Vandelvira

Así pues, y de la misma forma que os preocupáis de que las telas del vestido de novia sencillo sean naturales y tengan una caída impecable o que procuráis que las flores del ramo de novia natural sean frescas y de temporada, tenéis que prestar especial atención a los ingredientes que ofrecéis a los invitados y a las recetas que integran. Es vuestra boda, un día único en la vida, y queréis que todos los presentes se queden con el mejor sabor de boca posible de vuestro maravilloso paso por el altar. Así que aseguraos bien de la calidad de los alimentos empleados, comentad cualquier posible duda con el catering o restaurante que hayáis contratado y, por supuesto, probadlo todo con antelación.

El menú ha de ser copioso

Espaioró

Es importante que la comida del día de la boda no sea escasa. ¡Más vale que sobre que no que falte! Asimismo, el menú deberá ser equilibrado y completo, y estar compuesto por platos originales y creativos, que no dejen de lado la tradición. Por lo general, las parejas se decantan por un extenso y variado aperitivo para luego seguir con un primero ligero, un segundo más consistente –generalmente carne o pescado aunque también hay opciones vegetarianas– y un delicioso postre, antesala de la tarta nupcial. Otra buena manera de marcar la diferencia el día B es apostar por unas ideas para candy bar después del banquete o bien por acompañar la fiesta final con un food truck o bufé para la recena.

Atención también a las bebidas

La Cabina Roja

Por último, pero no por ello menos importante, también deberéis prestar especial atención a las bebidas. Además de los refrescos y de los cócteles que se servirán durante el aperitivo, cuidad especialmente la elección de los vinos para la comida o la cena y del alcohol para los combinados de la fiesta. ¡Es esencial! Vigilad el año de la cosecha y, aparte, ofreced licores de buena calidad.

Hotel Balneario Vichy Catalán

Ya sabéis: cuidad bien a vuestros familiares y amigos, ofrecedles un menú de gourmet y aseguraos de que todo sea de excelente calidad. Se lo pasarán en grande sentados a la mesa, saboreando todos los platos que con tanto mimo habéis elegido para ellos. Casi tanto como cuando se lancen a la pista de baile a bailar esas fantásticas canciones de boda enfundados en sus elegantes y cómodos vestidos de fiesta. ¡Buen provecho a todos!