Seguro que el día B quieres estar perfecta y destacar al máximo tu silueta enfundada en un precioso vestido de novia en tendencia, ¿verdad? Para conseguirlo deberás prestar especial atención también a los zapatos de novia que completarán tu look y, lógicamente, al maquillaje y al peinado de boda con los que intensificar tu belleza natural. Pero tan importante como ellos será la manicura que lucirás en tu paso por el altar. ¿Quieres que tus manos se vean perfectas? Con las uñas de gel no fallarás.

¿En qué consiste esta técnica?

Todo un reclamo entre las celebrities de todo el mundo, las uñas de gel te permitirán presumir de manos impecables en tu gran cita nupcial. Se trata de un tipo de uñas postizas elaborado con un gel acrílico. ¿El resultado? Más natural que en el caso de las uñas acrílicas y con más brillo, aunque no son tan resistentes como estas. Sin embargo, para que luzcan perfectas lo ideal es que acudas a un centro estético especializado. Lo mismo que deberás tener en cuenta a la hora de arreglarlas o retirarlas. De esta manera, podrás lucir una manicura de 10 durante semanas, por lo que también estarán impolutas durante toda la luna de miel.

Con estas uñas no tendrás problema en enseñar tu recién estrenada alianza a quienes recibieron vuestras invitaciones de boda 2020. Y es que no hay que olvidar que las manos serán unas de las grandes protagonistas del enlace. ¿Te imaginas lo bien que se verán en el álbum de fotos nupcial?

¿Cómo se aplican las uñas de gel?

Por lo general, se aplica primero una capa de resina a modo de base y, encima, se colocan las prótesis de gel. Por último, se secan bajo una lámpara de rayos ultravioletas para endurecerlas. Pero también es posible hacer las uñas de gel aplicando este directamente. Con la ayuda de un molde, se crea una capa espesa sobre las propias uñas, que se endure tras pulverizarla con un espray específico para este fin. No obstante, antes de aplicar las uñas de gel es preciso desinfectar bien las manos con un producto antiséptico, cortar las uñas, limarlas y retirar las cutículas. Un proceso laborioso que tardará alrededor de una hora en completarse totalmente. ¡Pero el resultado valdrá la pena!

¿Tienen otras ventajas destacadas?

Además de que alargan visualmente las manos, permiten lucir unas uñas increíbles y muy bien cuidadas, y ofrecen un resultado muy similar al de las uñas naturales. También admiten variados colores, diseños, decoraciones y formas –cuadradas, redondas, ovaladas, stiletto, etc.– y, comparadas con otras uñas postizas, como las de porcelana, resultan más económicas. Además, su duración es de aproximadamente dos meses aunque, en función de cuál será el crecimiento de la propia uña, será necesario retocarlas cada dos semanas más o menos. Sin olvidar que son la opción menos perjudicial para las uñas naturales.

¿En qué casos resultan útiles?

¡Siempre que se desee lucir una manicura impecable! La boda es un magnífico momento, pero también puede ser con motivo de otras celebraciones importantes, como un evento al que acudas luciendo un impresionante vestido de fiesta rojo. Del mismo modo, muchas novias que se muerden habitualmente las uñas, o bien las tienen quebradizas y frágiles, se decantan por la manicura con gel por sus magníficos resultados.

¿Cómo acertar con el resultado final?

Como decíamos, las uñas de gel pueden ser más o menos largas, más o menos llamativas... Todo depende del resultado que desees obtener. En cualquier caso, si no estás acostumbrada a lucir este tipo de uñas, lo más recomendable es que, del mismo modo que lo harás con el maquillaje y con el recogido con flequillo, hagas una prueba semanas antes de la boda para estar segura de que te convence el resultado final y de que te resultan cómodas. Piensa que, entre los diferentes complementos nupciales, el ramo de novia natural te acompañará a la largo de casi toda la jornada, por lo que es importante que no se enganche y lo puedas sujetar sin problemas.

Por otro lado, para cuidar y mantener como el primer día las uñas de gel es básico que tengas en cuenta una serie de consejos. Lo ideal es que las mantengas siempre bien hidratadas y les apliques regularmente un aceite para cutículas. Del mismo modo, usa jabones con Ph neutro, protege tus manos con guantes cuando vayas a hacer alguna tarea doméstica, evita tenerlas sumergidas durante mucho tiempo y asegúrate de secártelas muy bien después de mojarlas. ¡Te aguantarán más!

Está claro que para estar perfecta el día B no deberás descuidar ningún detalle de tu look nupcial. Como tampoco tendrás que hacerlo a la hora de ultimar los detalles del gran día. Es el caso de las ideas originales para bodas que no podrán faltar en el "sí, quiero" y de la selección de canciones de boda que queréis que os acompañen en cada momento especial de la mágica jornada. ¡Todo saldrá de 10!