Jesús María Domínguez

No es una tarea fácil sorprender a la novia, porque lo habitual es que sean ellas las que organicen la boda hasta el más mínimo detalle, pero, aún así, vamos a darte algunas ideas que impresionarán a más de una.

1. Diario de una boda…

Fotoaurinko

Lleváis meses con los preparativos, en muchas ocasiones tu novia está más involucrada que tú y te recrimina en ocasiones la falta de colaboración. Sorpréndela con un bonito detalle para que vea que tu implicación en la boda también está a la altura.

Como cada día te va a ir contando pequeños detalles puedes crear un diario en el que vas a ir apuntando todo lo que te cuenta. Al principio, las entradas serán más esporádicas, pero a medida que vaya llegando la fecha, cada día habrá detalles nuevos.

El diario empezará el día que le pediste la mano. Requiere tiempo y organización, pero puedes ir haciendo un borrador en pequeñas notas y luego pasarlo a un diario que le entregarás el día de la boda. Saca tu lado creativo y tu alma de escritor y la dejarás con la boca abierta.

2. Un vídeo emotivo

Ernst Prieto Fotografía

Otra gran sorpresa es grabar el día en que le declares que quieres casarte con ella. Aquí, seguramente necesitarás la colaboración de un amigo o una amiga que lo grabe en secreto desde su móvil. El día de la boda le dices que te gustaría enseñarle una sorpresa y le muestras el vídeo que ella no sabe que existe delante de todos los invitados. Necesitarás ponerte de acuerdo con el restaurante o el DJ de la fiesta para que dispongas de una pantalla.

Con toda seguridad, alucinará al verse la cara que puso cuando te declaraste, así que puede resultar no solo una sorpresa agradable y entrañable, sino también divertida.

3. Zapatos con mensaje especial

Novofoto

¿Qué te parece si le robas los zapatos y le escribes una nota de amor en la suela? Aquí necesitarás la colaboración de su madre o de una de las amigas que esté con ella mientras se vista. Solo tienes que pensar en la cita o la frase que quieres escribir y en menos de unos minutos podrás devolverles el zapato con una declaración de amor sorpresa, puede ser “te quiero” y tu firma. Piensa que necesitarás un rotulador rojo o negro indeleble que te permita escribir en la suela del zapato.

4. Una pequeña gymkana

También puedes preparar mensajes secretos de amor, escritos en papel de libreta, que le irán entregando sus amigas el día antes de la ceremonia. El último se lo puedes dar tú, después del beso o después del corte de la tarta.

5. Un viaje sorpresa

Belleepok

Si no habéis podido preparar la luna de miel o la habéis dejado para más adelante, una gran sorpresa es un viaje de luna de miel, en el que no habrás cerrado la fecha, pero sí tendrás todos los detalles del viaje: puede ser incluso un fin de semana largo, de tres días.

6. Un inesperado flash mob

Jose Pleguezuelos

Otra sorpresa que requerirá un poco de ejercicio físico y la colaboración de los invitados (vais a tener que ensayar) es organizar un flash mob, con una canción festiva, tipo “Uptown Funk” de Bruno Mars & Mark Ronson o bien con pinceladas más románticas tipo “The Way You Make Me Feel”, o “Do You Remember the Time”, de Michael Jackson. Puedes intentar sentarla frente a la pista de baile para decirle que le has preparado una sorpresa.

Para que cause sorpresa quien empiece el baile debe dar la impresión de que es algo improvisado, antes de que se añadan los invitados.

También puedes contar con un bailarín o bailarina, vestido de camarero, que empezará a bailar y luego le seguirán los invitados.

7. Fuegos artificiales

Mira al pajarito

Si la fiesta es al aire libre, otra sorpresa explosiva y que requerirá medidas de seguridad, es organizar unos pequeños fuegos artificiales, al finalizar el banquete, en el momento de la llegada de la tarta. Deberás contratar una empresa especializada en pirotecnia que te asesorará en cuanto a temas de seguridad.

8. Una actuación inesperada

kumQuat

Si dispones de gran presupuesto, o incluso te has planteado un regalo colaborativo entre los invitados o amigos, puedes plantearte contratar a su cantante o grupo favorito para que interprete una canción aunque sea a cappella, como hizo el marido de Eva Longoria, cuando en la ceremonia apareció Vanessa Williams interpretando “Save the Best for Last”.

Antes de tomar partido por una u otra, piensa en ella, porque a veces los más pequeños detalles e inesperados, como un ramo de flores con una nota, el día de la despedida de soltera, son los que más emocionan.