Ir al contenido principal
Bodas

20 ideas para bodas con hijos: ¡haced que ellos también participen!

Con estas 20 ideas para bodas con hijos, los vuestros se sentirán partícipes de todo y disfrutarán más del evento. Algo fundamental para que la celebración se convierta en una experiencia entrañable para toda la familia, ¿no creéis?

Te ayudamos a encontrar a los mejores organizadores de bodas 🗒
Pide información y precios de Organización a empresas cercanas
Ideas para bodas con hijos: imagen familiar de abrazos en la cermonia

Ideas para bodas con hijos: imagen familiar de abrazos en la cermonia

Casarse con hijos, ya sean de parejas anteriores o niños en común, es muy habitual hoy en día. Por eso, tener claras todas las ideas para bodas con hijos que existen y se pueden hacer (y adaptar) os facilitará la organización del gran día. Y no solo eso, sino que también os ayudará a tenerlos contentos, entretenidos y llenos de ilusión durante los preparativos, la ceremonia y la celebración, ya que el objetivo final es que disfruten tanto o más que vosotros.

Porque como veis, el acontecimiento es la excusa perfecta para unir todavía más a la familia y compartir la felicidad del momento. ¿Qué papel protagonista puede dar una pareja a sus hijos el día de la boda? Hay muchas (y muy variadas) opciones. Por ejemplo, ser los portadores de los anillos o ser los animadores de la fiesta con sus dotes artísticas, entre otras cosas. Las tareas divertidas son infinitas: ¿os las vais a perder?

1. La pedida de mano

¿Qué hay más especial que pedirle matrimonio a la pareja con los hijos al lado? Una manera estupenda de implicar a los peques desde el inicio y convertirlos en vuestros máximos aliados para la gran pregunta. De esta forma es imposible que no responda el esperado "sí".

Ideas para bodas con hijos: niño vestido de gala

2. La búsqueda del look nupcial

Viendo la ilusión con la que vivís los preparativos, seguro que ellos también querrán participar activamente en más cosas de las que os imagináis. Por ello, los hijos serán los mejores acompañantes en la búsqueda del vestido de novia o del traje de novio de vuestros sueños y sus respectivas pruebas. Algo que también sucederá con el peinado, el maquillaje, los complementos…

Pensad además que los niños son sinceros y espontáneos. Algo que puede hacer decantar la balanza hacia un lado u otro en caso de duda. Eso sí, id preparados por si escucháis algún comentario negativo que os sorprende o no esperabais.

3. El reportaje fotográfico de la boda

Las fotos de boda con hijos son un must have en cualquier álbum nupcial. Así que no olvidéis incluirlos en la sesión fotográfica del enlace ni en el vídeo. Os aseguramos que será un recuerdo imborrable para todos y un momento de diversión para la eternidad.

Para un resultado más chulo y dinámico, escuchad las recomendaciones del fotógrafo profesional que contratéis, al que seguro que se le ocurren miles de ideas originales dada su experiencia. ¿Y solo pueden aparecer en las fotos del gran día? Por supuesto que no. Los reportajes preboda, postboda y los first looks también admiten su participación.

4. Las invitaciones de boda

Conquistaréis el corazón de vuestros seres queridos si os decidís por unas invitaciones de boda con vuestros hijos como coprotagonistas. ¿Cómo pueden ser parte de ellas? De varias formas. Por un lado, podéis incluir una foto preboda donde se os vea a todos juntos anunciando el enlace.

Por otro, también tenéis la posibilidad de incorporar dibujos o textos suyos, pedirles su opinión sobre el diseño que más os gusta o añadir algún detalle extra hecho por ellos. ¡El resultado será tierno y de lo más original!

5. El camino al altar

Por regla general son los padres y las madres los encargados de acompañar al novio o a la novia hasta el altar. Pero, ¿por qué no romper con la tradición y hacer que vuestros hijos sean los que os lleven de la mano? Sean más niños o adolescentes, se sentirán orgullosos de la responsabilidad que les habéis otorgado y guardarán para siempre un recuerdo imborrable de esta cita tan especial. Y es que, sin duda, este es uno de los roles más llamativos e importantes de la jornada.

Pero vuestras posibilidades no acaban ahí. Hay más. Vuestros hijos también estarán encantados de abrir la comitiva nupcial –con la canastita de flores incluida– y anunciar vuestra llegada a la ceremonia. Así que preparad un pequeño cartel con el tradicional mensaje de "Aquí viene la novia" o "Ya llega la mujer/el hombre de tu vida". Junto a la sonrisa del pequeño/a, será la mejor antesala para esa mágica entrada. Los más mayores, en cambio, se sentirán más cómodos sujetando la cola del vestido de la novia. ¡No os faltarán ideas!

Ideas para bodas con hijos: niño de arras en el camino hasta el altar

6. Participación en la ceremonia

Más allá de darles un lugar privilegiado en la ceremonia, también podéis optar porque hagan otra de las funciones clásicas de los pajes y las damitas –o niños de arras–: entregar las alianzas de boda en el altar. Y si habéis pensado realizar ritos simbólicos, como la ceremonia de la luz o la plantación de un árbol, dejad que ellos también participen y colaboren a su manera.

Más ideas. ¿Qué os parece la idea de hacer unos votos matrimoniales teniendo en cuenta a vuestros hijos? Para ello, nada mejor que elegir algunas frases que les hagan sentir especiales. O, si lo preferís, dejad que os dediquen algunas palabras, leyendo alguna lectura o poema.

7. La elección de detalles y momentos clave

Hacerles sentir protagonistas de pequeñas decisiones les empoderará y les distraerá. Hablamos, entre otras cosas, de proponerles escoger los nombres originales de las mesas del banquete gracias a su imaginación y creatividad. O, si queréis limitarlo un poco más, elegir solo la decoración oficial de la mesa de los niños –desde el nombre y la mantelería hasta los vasos, los platos y los cubiertos–.

Pero también de seleccionar algunas de las canciones de la playlist de la boda o de diseñar regalos extra handmade para familiares y amigos –como dibujos especiales, pulseras, bolsas de chucherías…–.

8. El discurso

Dependiendo de su edad, también estaría genial que ejercieran de anfitriones en diversos momentos de la ceremonia o del banquete. Por ejemplo, dando la bienvenida a los invitados con un pequeño discurso en el convite. Para llevar a cabo esta misión, agradecerán toda vuestra ayuda a la hora de preparar unas palabras sinceras, graciosas y alegres para conmemorar la presencia de todos los seres queridos en un día tan especial.

9. La entrega de los detalles para los invitados

Si queréis regalar algo con personalidad, originalidad y corazón, llevaos a vuestros pequeños con vosotros a la hora de buscar el detalle perfecto para los invitados y acertaréis seguro. Y es que son los reyes a la hora de hacer regalos especiales con todo su amor, por lo que sus consejos valdrán oro.

Y recordad que nadie mejor que los niños para ayudaros a repartir los diferentes detalles para los adultos y, sobre todo, para los más pequeños. Todas las miradas irán hacia ellos, un truco infalible por si os cansáis de ser el centro de atención o no os gusta eso de tener tanto protagonismo.

10. Un objeto simbólico

Otra de las ideas para bodas con hijos más sorprendente y efectiva es la de regalarles un objeto que simbolice todo vuestro amor y cariño. Además, por supuesto, de representar la unión familiar todavía más estrecha que se formará a partir de ese momento.

¿Algunas ideas? Por ejemplo, una pequeña medalla o un brazalete personalizado con todas las iniciales o un pañuelo grabado con palabras de las que solo vosotros conozcáis el significado. Y es que lo importante es que el elemento represente la conexión hermosa de la pareja y los hijos en un momento tan bonito. 

Ideas para bodas con hijos: novia ayudando a su niña a vestirse

11. El banquete

A la hora de organizar una boda con hijos, si nos fijamos en la parte del banquete hay tres opciones que funcionan muy bien para hacerles sentir partícipes e importantes. La primera, dejar que se sienten a vuestro lado en la mesa presidencial como auténticos mayores y cederles (o compartir con ellos) el corte de la tarta. La segunda, montar una mesa solo para vosotros y ellos. Y la tercera, diseñar una mesa exclusiva para los niños donde vuestros hijos tengan una silla con una señalética personalizada a conjunto con la vuestra. Así, aunque estén un poco más lejos, se sentirán igual de protagonistas de la celebración. 

12. El menú de la boda

¿Vuestros hijos adoran el gazpacho, las patatas fritas o las hamburguesas? Entonces elaborad el menú de la boda –al menos, el infantil– teniendo en cuenta sus preferencias. Un guiño que no se les pasará por alto y hablará de vuestra gran complicidad.

¿Y qué pasa con el sabor de la tarta de boda o del postre nupcial? Dejadlo en sus manos y lograd así que se sientan importantes. Algo que también sucederá con los dulces del candy bar. Y es que si alguien sabe de chuches son ellos, por lo que no dudéis en preguntarles cuáles pondrían.

13. Las figuras del pastel

Los muñecos de la tarta son otro de los elementos que podéis personalizar para que vuestros hijos tengan un papel importante en la boda. ¿Qué os parece incluirlos en una figurita de cerámica que corone vuestra tarta fondant? Aunque si buscáis algo más moderno, también puede quedar muy bien un cake topper con las siluetas de la familia o un cake topper con todos los nombres hechos con madera.

Y no solo eso, sino que los reposteros más prestigiosos del mercado también podrán crear una tarta decorada con fotos vuestras especiales o con frases familiares. ¡Mejor imposible!

14. El baile

Idear juntos una coreografía para el baile de la boda sorprenderá a todos los seres queridos y os garantizará un momento lleno de anécdotas y muchas risas. Y si eso de mover el esqueleto en familia no os seduce, no importa, ya que a vuestros hijos les encantará ayudaros a escoger la canción del primer baile, tengan la edad que tengan.

15. Vestidos especiales para la ocasión

Los hijos deben vestir de fiesta con trajes cómodos y elegantes. De eso no hay duda alguna. Pero si alguien piensa en un modelo especial, una buena idea consiste en coordinar su vestimenta con la del novio o la novia. Lograréis tener así versiones innovadoras de vuestros trajes y veros muy parecidos con ellos. Aunque también cuenta llevar algunas flores del ramo en un prendido o como adorno en el pelo. ¡Todo vale!

Eso sí, recordad que la premisa debe ser siempre que se sientan a gusto y confortables con el vestuario elegido. Por lo que escuchad lo que os digan, independientemente de su edad.

Ideas para bodas con hijos: niño vestido como su papá

16. Invitar a sus mejores amigos

De la misma forma que ese día vosotros estaréis rodeados de todo vuestro círculo de amigos, ellos también necesitan su pandilla para pasárselo en grande y sentirse más arropados. Por ello, permitid que vuestros hijos inviten a sus amigos más íntimos y compartan con ellos la experiencia. Spoiler: lo pasarán tan bien que seguro que vuestra boda será trending topic el próximo día de clase.

17. Que no falten las actividades infantiles

Para que no se aburran, preparadles una zona especial de juegos donde divertirse y jugar sin parar. Podéis contratar animadores infantiles que hagan juegos de magia o yincanas originales, o alquilar varios hinchables, como camas elásticas y castillos, para que descarguen toda su adrenalina. Si necesitáis inspiración en este sentido, en este artículo os explicamos cómo entretener a los niños en una boda con 17 fantásticas ideas.

18. Potenciar sus talentos

Todos tenemos talentos innatos y especiales. Por ejemplo, tocar un instrumento, cantar, escribir, bailar… Así que presumid de hijos potenciando sus mejores habilidades en la boda. ¿Cómo? Pidiéndoles que actúen delante de todos los invitados o que participen en un número secreto que deje a todos los presentes boquiabiertos.

19. La luna de miel: ¡juntos es mejor!

¿El viaje de novios? Todos juntos y revueltos. Una opción magnífica para las parejas con hijos que se quedan más tranquilas llevándolos o que, simplemente, no conciben la idea de disfrutar de un viaje así sin ellos. ¿Qué opciones son mejores para una luna de miel en familia? Desde destinos como Disneyland París hasta parques de atracciones como el de Orlando, pasando por una luna de miel en crucero o por una luna de miel en un resort de todo incluido. Sea cual sea el tipo de viaje por el que optéis, no dejéis de consultar nuestra guía exclusiva sobre cómo organizar la luna de miel perfecta. 

20. Un equipo, una gran familia

Como venimos diciendo, celebrar la boda rodeados de vuestros hijos es una experiencia única y muy emotiva. Y es que ellos serán los invitados de honor más importantes del día y, sin duda, los más exigentes y sinceros al mismo tiempo. Ahora bien, las tareas que desempeñen deben depender en gran parte de su edad y personalidad para que se sientan a gusto.

Sea como sea, hacerlos participar activamente en los preparativos del gran día y en la propia boda les hará felices. Y si son un poco mayores entenderán perfectamente el significado de la ceremonia, por lo que es esencial prestar atención a todas sus opiniones. Seguro que os darán buenas ideas y muy útiles. E intentad distribuir los roles a partes iguales para que ningún hermano se sienta desplazado. Algo todavía más importante cuando se trata de hijos de anteriores parejas. Todo es cuestión de organizarse, preguntar las preferencias de cada uno y repartir las tareas entre todos.

¿Qué os parecen estas interesantes ideas para bodas con hijos? No cabe duda de que gracias a estos pequeños ayudantes conseguiréis que vuestro "sí, quiero" sea único y muy personal. Y encima vuestra ilusión se multiplicará, ya que os casaréis con vuestra persona favorita y estaréis acompañados a la vez de vuestros hijos queridos, que os brindarán su apoyo en todo momento y sentirán que les dejáis hacer "cosas de mayores".

Te ayudamos a encontrar a los mejores organizadores de bodas 🗒
Pide información y precios de Organización a empresas cercanas