No solo hay que adaptar los tejidos del vestido de novia a la época del año en que penséis daros el "sí, quiero", sino que también hay que preparar todas las ideas originales para bodas y decidir el menú del banquete nupcial conforme a la estación en la que organicéis el día B. Otra parte importante de la celebración es la fiesta, por lo que también deberéis analizar con detenimiento el tipo de bebidas con alcohol que se van a servir durante la misma. ¿Qué tal un surtido de cócteles calientes para combatir el frío propio de estos meses? Para ayudaros en esta tarea hemos recogido algunas interesantes y deliciosas opciones que, a buen seguro, enamorarán a todos los paladares.

Con jerez u oporto

El vino caliente recordará a los invitados un enlace típico del norte de Europa. Por ejemplo, en Alemania el ‘Glühwein’, compuesto de vino dulce y especias como canela, clavo, anís estrellado y cáscara de limón, es un must. El ‘Negus’ también es muy sencillo de hacer y toma el sabor de la nuez moscada. Por su parte, el ‘Glögg de cacao y frutos rojos’ lleva muchas frutas del bosque y habas de cacao.

Con sake

Os sonará asiático, pero el resultado tiene más pinta neoyorkina: un ‘Martini de té verde y cítricos’ que se consigue infusionando el té y calentando el sake, que se mezcla con zumo de limón. Quedará precioso con una decoración adecuada, como con pensamientos, unas bellas flores que encontraréis en distintos colores.

Con whisky

Los cócteles calientes harán que los invitados se olviden de sus abrigos de fiesta y se "entonen" rápidamente. Entre las opciones con whisky podéis preparar variantes del 'Hot Toddy’, un tradicional remedio irlandés contra los resfriados que destaca por la intensidad del sabor cítrico del limón. Si además se le añade un poco de jengibre, podrá convertirse en un sabroso ‘Ginger Toddy’. Sin duda, una receta perfecta para una fecha tan señalada que también puede prepararse con ginebra o brandy.

Con pisco

Este aguardiente de uva puede ser de la variedad Italia para crear un ‘Hot Pisco’ con zumo de limón, clavos de olor y anís o de la variedad Quebranta para el ‘Cinnamon smoke’, que además lleva sambuca. Si ya se os está haciendo la boca agua, os recomendamos que hagáis una prueba de los diferentes cócteles antes de servirlos. ¡Será una cata tan efectiva como la del menú de boda!

Con ginebra

Además de las variaciones del ‘Hot Toddy’ que comentábamos, con ginebra se puede preparar un tradicional ‘Apple Punch’, un cóctel que contiene sidra caliente a la que se le añade un poquito de ginebra. El resultado será todavía más espectacular si se le agrega canela en rama.

Con vodka

El día B, pocurad disponer de lugares resguardados del frío, como interiores o exteriores con carpas y calefacción. Así los invitados estarán a gusto, y puede que también se deshagan de los chales de fiesta tras saborear uno de estos deliciosos cócteles. Aunque si hay quien sepa cómo protegerse contra el frío esos son los rusos. De ahí el nombre ‘Warm russian smash’, una deliciosa propuesta que se elabora con frambuesas, moras, albahaca, zumo de lima… ¡Hará las delicias de todos los presentes!

Con ron

Con ron hay muchas alternativas, ya que es uno de los tipos de alcohol destilado más comunes durante las estaciones frías. Así, por ejemplo, podéis preparar un ‘Grog’ con ron oscuro y cítricos de naranja y limón, o un ‘Rubio aromático’ con ron rubio. También podéis optar por un híbrido de ron blanco y manzanilla con el ‘Tipsy Camomile’, que lleva además jengibre y miel de flores. O por el ‘Wassail Otoño’, con coñac y ron Santa Teresa. ¡Decorado con rodajas de manzana o de naranja seca quedará estupendo!

Con tequila

Para ir acabando, proponemos un reto para los estómagos más resistentes: combinar tequila añejo, chocolate caliente, crema batida y chile en polvo en forma de ‘Shotty’. Todo un batido bomba y delicioso.

Con Baileys

Después de degustar las delicias del banquete de boda, de la entrega del ramo de novia natural a la afortunada, de los discursos, de los brindis y del primer baile como casados, los invitados agradecerán un cóctel calentito para prepararse antes de bailar las canciones románticas para bodas que hayáis elegido para la fiesta final. Pero para cerrar el banquete y alargar la sobremesa antes de la fiesta, el ‘Bailey Coffee’ es perfecto. Además de Baileys lleva leche caliente y un toque de cacao en polvo. Es una idea dulce para los que no quieran empezar fuerte con las copas.

Puede que os guste tanto la idea de servir cócteles calientes en vuestro "sí, quiero" que queráis incluir su receta como uno más de esos fantásticos detalles de boda que tendréis con todos vuestros seres queridos. No os aseguramos que los asistentes se pongan los vestidos de fiesta para volver a beberlos, ¡pero seguro que les envolverá la magia del día B cuando lo hagan!