Érase una vez una boda
Érase una vez una boda

Si la fecha que figura en las invitaciones de boda está muy cerca, es probable que el coronavirus siga siendo una realidad con la que lidiar. Sin embargo, el virus no impide seguir adelante con la organización del evento. Y es que todavía hay muchas cosas por hacer: las últimas pruebas del vestido de novia o el traje de novio elegidos para la ocasión, preparar el seating plan, ultimar la elección de las canciones de boda que sonarán durante toda la jornada o envolver los regalos de boda para los invitados. Unos preparativos que no solo conciernen a los protagonistas, sino también a los amigos y familiares, a quienes es importante tener muy en cuenta. Algo que adquiere todavía más relevancia en el contexto actual, en el que muchas personas temen por la salud de sus allegados en celebraciones multitudinarias como, por ejemplo, las bodas.

Los niños no son inmunes a la COVID-19, aunque sí son uno de los colectivos menos afectados y con síntomas o dolencias menos severas. A pesar de ello, será muy útil tomar algunas precauciones para minimizar las posibilidades de contagio o proteger a aquellos con un sistema inmunológico debilitado. Sus padres os lo agradecerán y vosotros estaréis más tranquilos, ¡todos ganáis! A continuación, os damos algunas recomendaciones a seguir.

Reglas sobre el uso de la mascarilla

Ideas Agitadas
Ideas Agitadas

Todas las comunidades autónomas de España han adoptado el uso obligatorio de la mascarilla incluso en situaciones en las que se pueda mantener la distancia social, ya sea en espacios públicos o privados y, sobre todo, cuando se entre en contacto con personas no convivientes. Un aspecto que seguramente hará que debáis adaptar ciertos planes de los que teníais en mente para asegurar el bienestar colectivo. ¿Qué os parece ofrecer este nuevo complemento a la entrada del lugar de la ceremonia? Así todos recordarán la importancia de la mascarilla y la lucirán como es debido. Todavía más si tenemos en cuenta que es probable que no solo se deba llevar en el intercambio de anillos, sino también en determinados espacios y momentos del convite.

¿Y a partir de qué edad es obligatoria? De los 6 años en adelante, siendo recomendable para la población de entre 3 y 5 años tal como se especifica en el BOE del 20 de junio 1. Igualmente, lo aconsejable es revisar siempre antes las disposiciones anunciadas por el Gobierno para aseguraros de que no hay ningún cambio de última hora. En cualquier caso, preparad mascarillas de diversas tallas para que todo el mundo tenga la suya y le quede bien sujeta. En el caso de los niños, buscad algunas con diseños infantiles divertidos para sacarles una sonrisa. ¡Será un detalle original para la boda con el que sorprenderlos!

El lavado de manos, una prioridad

Lirola&Cussó
Lirola&Cussó

Los niños corren, juegan, se caen… Actividades habituales que hay que vigilar más que nunca. Y es que es posible que, a pesar de pasarlo pipa con las ideas divertidas para la boda que organicéis y que el tiempo se les pase volando, no sepan exactamente dónde han puesto sus manos. Por tanto, es importante proporcionar un punto que les permita acceder fácilmente al agua e invitarlos a lavarse las manos con frecuencia. Si el sitio del banquete no tiene un baño pensado para ellos, con el tamaño adecuado, considerad otros trucos que ayuden a fomentar la medida. Por ejemplo, proporcionándoles toallitas desinfectantes, jabón suave neutro y toallas pequeñas que combinen con el color de las ideas de decoración para bodas que seleccionéis.

Un rincón infantil supervisado

Llega mi boda
Llega mi boda

De la misma forma que teníais en mente las ideas para el photocall con las que entretener a los adultos, puede que ya tuvierais planeado instalar una zona de juegos para los más peques o una serie de espectáculos de animación con los que mantenerlos distraídos. Para evitar que pasen por alto el distanciamiento social que debe seguirse en este espacio, pedid la colaboración de uno o dos adultos que controlen la situación o contratad a un profesional que se ocupe de ellos. Su tarea será simple: supervisar que todos lleven la mascarilla si su edad lo exige, ayudarlos a desinfectarse las manos y promover la distancia de seguridad entre ellos.

La mesa de los niños colocada de forma segura

Park Hotel San Jorge
Park Hotel San Jorge

Los acompañantes, al recibir las invitaciones de boda caseras, solo esperan que llegue la cita nupcial para degustar el sabroso menú. Una comida que han elegido los cónyuges y que contempla una variedad para adultos y otra para niños. Con ello, al final lo que buscan es que todos disfruten y se lleven un recuerdo inolvidable a casa. En el caso de los más pequeños, muchas veces lo ideal es juntarlos en una misma mesa. Lo pasarán bien y podrán, incluso, llegar a hacer nuevos amigos. En el panorama actual, es imprescindible que diseñéis las mesas pensando en todas las medidas reglamentarias. Así pues, planificad una mesa lo suficientemente grande para respetar la distancia social u organizad más de una donde los críos se distribuyan según el grupo de edad.

Un número limitado de invitados

Juan Cordero
Juan Cordero

Sin duda, esta solución sigue siendo una de las más efectivas para el cumplimiento de la normativa de seguridad vigente. Sea que la decisión sea vuestra o que la situación os obligue a ello, reducir la lista y decidir quién asiste y quién no –incluyendo niños– es una labor difícil; aunque después de todo, si pensáis que con este gesto estáis evitando un mayor riesgo de contagio y, por tanto, haciendo un buen gesto hacia los demás, seguro que lo veis con otros ojos. ¿Un consejo? Optad por algunas ideas de detalles de boda alternativas para no descuidarlos y hacerles saber lo mucho que significan para vosotros. Apreciarán el guiño y, a la vez, tendrá un trocito de vuestra felicidad en sus hogares.

Independientemente del lugar del "sí, quiero" o del estilo del mismo, protegerte y proteger a los demás es fundamental para vivir el evento con total serenidad, dejando espacio para la diversión y la alegría. A pesar de los cambios que acompañan la nueva realidad nupcial, nada os impedirá poner en práctica las ideas originales para bodas con las que habéis soñado o lucir los peinados de boda que con tanto mimo habéis elegido. ¡Será fantástico!