Fandi

¿Quieres poner color a la boda? ¿Por qué no empezar por tu traje de novio? Mientras tu prometida busca el vestido de novia de sus sueños, aprovecha para estudiar las numerosas opciones existentes. La oferta cromática es actualmente muy variada, por lo que tendrás mucho donde elegir. Eso sí, antes de decantarte por un color u otro ten presentes aspectos como el tipo de ceremonia o la hora de celebración pues, al igual que ocurre con los vestidos de fiesta, el tono del traje no podrá ser el mismo en una boda de playa que en una religiosa, ni en un enlace de mañana que en uno de tarde. ¿No sabes cuál escoger? Descúbrelo en la siguiente selección. En ella encontrarás las 8 tonalidades más demandadas en la actualidad.       

1. El negro, la apuesta más clásica 

Yago Iglesias Fotógrafo

Los trajes de color negro son una de las opciones más tradicionales. Además de afinar la silueta, resultan de lo más elegantes, sobre todo en enlaces de noche y en espacios cerrados. En este sentido encontrarás diferentes propuesta en este color, que van desde esmóquines y trajes clásicos hasta levitas y semilevitas, pasando por chaqués y fracs. Y si te asusta su "clasicismo", siempre puedes usar un complemento de otro tono más vivo, que ofrezca un contrapunto: corbata, pajarita, pañuelo...

2. Sobriedad y elegancia en gris

Booda Fotografía

Neutro por esencia, este color es un poco más informal que el negro, pero transmite también mucha elegancia. Resulta ideal en enlaces de día y en todas las épocas del año. Como la debilidad de un traje gris puede ser su neutralidad, te aconsejamos acompañarlo de accesorios que le añadan color. Puedes conseguirlo con una pajarita roja o burdeos o bien con una corbata lila o azul marino, por ejemplo. La cuestión es que te sientas cómodo con el conjunto.

3. Azul marino: un "todoterreno"

Wild Horses Studio

El azul marino es otro gran clásico. Muy favorecedor, es un tono "todoterreno"que encaja tanto en enlaces formales como en bodas más informales. Además de sentar bien a cualquier tipo de novio, tiene la ventaja de combinar a la perfección con prácticamente todos los colores. Si te decantas por llevar un traje azul marino te aconsejamos ponerte una camisa blanca y una corbata o pajarita en un tono más bien oscuro.

4. ¡Nos gustan también los azules más claros! 

Laisal & Co

Ya sea el azul turquesa (con matiz verdoso), el índigo (cercano al violeta) o el pastel (muy claro), ten en cuenta que estos tonos sientan mejor a los novios morenos. Muy acordes con la tendencia actual, estos colores te garantizarán llevar un traje de novio original en enlaces de día más informales y en espacios abiertos. Los tendrás que combinar con una camisa preferiblemente blanca y unos complementos más oscuros, como ocurre con el azul marino. Pero no son las únicas opciones existentes en esta tonalidad, sino que también podrás encontrar trajes de novio en una paleta cromática de azules muy amplia: azul acero, azul cobalto, azul de Persia, azul de Prusia, azul Oxford...

5. El blanco reclama verano 

Juan Cordero

Un traje de color blanco es casi exclusivo de bodas de verano en la playa o en entornos campestres. Difícil de llevar por novios rubios, sienta de maravilla a hombres morenos de piel más bien oscura. Si te casas a orillas del mar y tu prometida ha elegido un vestido de novia corto o un vaporoso diseño, que complementa con un peinado informal, el blanco será tu mejor apuesta. Sin duda.

6. El beige: la alternativa estival al blanco

Photofilms

Los trajes de color beige se llevan principalmente en primavera-verano y en bodas informales y al aire libre. Recuerda a la arena y, por tanto, es ideal si el enlace se celebrará en la playa o si quieres recalcar su carácter estival. Sin embargo, el beige no resulta del todo acertado para novios con la piel muy blanca. Además, para cortar su neutralidad deberás recurrir a complementos de colores vivos, como una corbata o pañuelo de bolsillo en amarillo, por ejemplo.

7. Un auténtico dandy vestido de marrón

David Bernalte

Aunque se trata de un color supuestamente "difícil", si se elige con mimo el marrón puede resultar muy resultón. Asociando este color con tweed, una camisa blanca o beige y una corbata en una tonalidad intensa, como naranja o fucsia, tienes la fórmula ganadora para parecer un verdadero dandy y dar un toque definitivamente british a tu enlace. Si has pensado en ideas de decoración para bodas más bien campestres, es una gama de color a la cual puedes acudir sin problema. Y si consideras que ofrecerá demasiada seriedad, siempre puedes apostar por un diseño con las solapas en un tono contrastado.

8. Osadía en burdeos o gamas rojizas 

Nemus Photos

Original y atípico, tanto el burdeos como los tonos rojizos son una propuesta que merece la pena valorar. Combinado con un tejido espeso como el tweed, un traje de este color puede dar un toque retro a tu vestimenta y asociarse a la perfección con un vestido de novia vintage. Además, favorece tanto a los chicos rubios de piel blanca como a los morenos de piel más oscura. Un traje de estas llamativas tonalidades se acompañará casi siempre de una camisa blanca. Una corbata con motivos originales podrá ser el complemento ideal para acabar de añadir singularidad al look nupcial.

¿Ya tienes claro de qué color será tu traje? Ahora puedes incluir un dress code para tus asistentes en vuestras invitaciones de boda. Además, seguro que ya que has puesto color al que será el día que marcará el principio de tu nueva vida, se te ocurrirán un montón de ideas originales para tu boda... Ya verás.